19/2/19

Herederos del tiempo, de Adrian Tchaikovsky


Herederos del tiempo (Children of Time), de Adrian Tchaikovsky (Alamut, 2018) es probablemente la novela más popular del prolífico escritor británico, y no es para menos, pues esta extensa novela abarca multitud de temas y desarrolla un gran abanico de ideas. En Herederos del tiempo, traducida por Luis G. Prado (editor del sello Alamut), asistimos a la huida de los últimos remanentes de la humanidad a través del espacio rumbo a una serie de planetas que han sido previamente terraformados. O eso es lo que se cree. Por otro lado, una segunda línea argumental sucede en uno de estos planetas donde un nanovirus ha acelerado la evolución de varias especies (en general, distintos tipos de invertebrados) para convertirlas en seres inteligentes. La nave que viaja por el espacio, la Gilgamesh, no es generacional, pues sus tripulantes están sumergidos en un sueño profundo que los despierta varios miles de años después, cuando se acercan a uno de esos planetas terraformados que podría albergar un nuevo hogar.

Esta novela de ciencia ficción utiliza tropos clásicos de la literatura de ciencia ficción, en concreto la exploración espacial y la colonización de otros sistemas planetarios con una frescura y originalidad extraordinarios. La humanidad no es una civilización super potente con capacidad para irrumpir en cualquier planeta y colonizarlo al instante. De hecho, los pocos humanos que quedan están apiñados en la Gilgamesh, y han tenido que huir a toda prisa de la Tierra, un planeta tóxico y venenoso que se ha vuelto hostil tras innumerables guerras y contaminación humana. Pero esta nave  está tripulada de forma automática para llegar a las coordenadas que un clasicista ha descubierto leyendo e interpretando información de los Antiguos. Estos Antiguos son los humanos de una civilización anterior que llegaron a la cima tecnológica y decidieron terraformar varios planetas para prevenir una posible catástrofe en la Tierra y, de este modo, evitar la extinción de la humanidad. Es decir, esta colonización espacial de la humanidad es un desesperado intento por sobrevivir (algo mucho más adecuado a nuestros tiempos), y no una mera forma de exploración y robo de recursos (algo más relativo a la ciencia ficción de los años 70).

21/1/19

The Gutter Prayer, de Gareth Hanrahan


2019 no podría comenzar mejor, y es que se avecinan una serie de debuts literarios dentro de la fantasía épica de lo más interesantes. The Gutter Prayer, de Gareth Hanrahan (Orbit Books, 2019) es uno de estos libros que menciono y del que os comentaré mis impresiones en la reseña. Justo comenzaba este nuevo año con una breve reflexión: me apetecía leer más fantasía, más aventuras, más épica. 2018 ha estado marcado por la predominancia de novelas de ciencia ficción y ensayos científicos, así que me apetece volver a la capa y espada. Aunque este libro lo comencé en diciembre, lo terminé hace unas semanitas y adelante que la novela debut de Gareth Hanrahan, The Gutter Prayer, me ha gustado muchísimo.

7/1/19

Mis mejores lecturas de 2018


Pues sí, otro año más vengo con mi repaso anual de esas lecturas que más me han gustado o que me parecen más recomendables. El criterio es mío, por lo que quizá veis obras muy obvias y otras no tanto. Disparidad de opiniones, seguro, pero he querido hacer una lista de lo más personal y aglutinar un máximo de 10 títulos en esta lista. 2018 ha sido un año muy completo y he leído muchísimos libros dignos de ser releídos a menudo, por lo que esta lista ha sido complicada de elaborar.

Antes de comenzar la lista me vais a permitir un breve repaso a mi año como lector (seguro que muchos ya os habéis la saltado). 2018 ha sido un año de muchísimo trabajo, he publicado 3 libros traducidos (El largo viaje a un pequeño planeta iracundo, La revolución feminista geek y Polvo de sueños) y algunas traducciones breves de relatos y artículos en Supersonic #10 y #12, Windumannoth #2, y en Ciudad Nómada (de Mariano Villarreal), me ha dejado menos espacio para la lectura del que hubiera querido. 

Aun así he logrado seguir mi planificación laboral y de tiempo personal para tener una hora al día mínimo para leer. Según las estadísticas de Goodreads he leído 34300 páginas a lo largo de 126 libros. En realidad he leído 95 libros, el resto son relatos o cómics. Desde luego es una cifra brutal, y he leído bastante más que el año pasado (donde no supe organizarme bien). Es cierto que mi actividad en blogs se ha visto mermada y muy afectada, tengo que escoger entre leer o escribir por aquí, y la elección es fácil. Por último decir que este año me gustaría intentar recuperar Youtube de un modo que no me quite mucho tiempo, y de publicar al menos dos reseñas al mes. Veremos.

LA LISTA:

11/12/18

Alba de tinieblas, de Eduardo Vaquerizo


Recuerdo, hace años, que mi primer Celsius lo inauguró una charla de Eduardo Vaquerizo (si no fue así, da igual, para la historia queda genial). La presentación iba sobre una novela ucrónica en una España ambientada en el siglo XVI donde Vaquerizo especulaba con un cambio importante a nivel histórico. Aquello llamó poderosamente mi atención y tanto ese como el año siguiente me hice con los dos libros que salieron en Sportula. Por cosas de la vida no han pasado por el blog, pero sí Alba de tinieblas, el tercer volumen de esta serie pero que a nivel cronológico está situado antes de los eventos de los dos libros posteriores, Danza de tinieblas y Memorias de tinieblas (sin contar la antología de varios autores, Crónicas de tinieblas). 

1/12/18

El lenguaje de las espinas, de Leigh Bardugo


Cuando pienso en literatura juvenil uno de los primeros nombres que me vienen a la cabeza es Leigh Bardugo. Su Seis de cuervos es de sobra conocida, una novela young adult original, bien escrita, inteligente y que engancha. De hecho yo la conocí a partir de este libro. Reconozco que no he leído ningún otro libro (aparte del que os hablaré hoy) de Bardugo, por lo que no estoy muy familiarizado con el Grisha Verso (es decir, todas las novelas, libros y relatos que ocurren en este universo, siendo, si no me equivoco, todo lo que ha escrito la autora a excepción de la novela sobre Wonder Woman), por ello me dio un poco de reparo lanzarme con este libro. ¿Un volumen de cuentos retellings inspirados en varios de sus libros previos como Sombra y Hueso o Seis de cuervos? ¿No me perderé demasiado? ¿Puedo leer este libro antes de los demás? La respuesta corta es Sí, no y sí. Y eso es lo que vengo a contaros hoy.

18/11/18

Passing Strange, de Ellen Klages


Puede que fuera coincidencia, pero durante una temporada, cada libro que leía de la colección de novelas cortas de Tor.com estaba centrado en relaciones queer y LGTB, y aunque en general muchas de las historias me parecían excelentes, la fijación por la orientación sexual de los personajes ocasionaba que las tramas se desdibujaran en algunos casos. Con Passing Strange, de Ellen Klages por fin llegué a una de esas obras que reinvinca una especulación sobre la sexualidad al mismo tiempo que ofrece una historia interesante (y en este sentido tuve ciertas reminiscencias sobre alguna obra de Delany), aunque peca de no ser sólida. Passing Strange es, ante todo, una novela corta muy extraña en la que se mezclan historia, romance, fantasía y arte en un San Francisco de la década de los 40. Aunque el escenario no es demasiado específico y la autora no se detiene demasiado en la reconstrucción del lugar, la trama y los personajes aguantan bien el peso de toda la novela.

15/11/18

Semiosis, de Sue Burke


Sigo con mi carrera contrareloj para completar y publicar todas las reseñas que tengo a medias o casi terminadas. Le toca el turno a Semiosis, la primera novela de Sue Burke. Burke no es una autora desconocida, pero en general ha tenido más actividad en el mundillo dentro del campo de la edición, las antologías y demás. Ha colaborado con el fandom español, en concreto con personas como Mariano Villarreal para traducir relatos españoles al inglés. Por lo que su primera novela, y encima una de primer contacto con alienígenas, me apetecía muchísimo.

13/11/18

Salvation's Fire, de Justina Robson


¿Recordáis Redemption's Blade, de Adrian Tchaikovsky? Me pareció un novelón, como podéis comprobar en esta reseña. Os pongo en situación: novela de fantasía que sucede después de vencer al señor oscuro y se centra en las consecuencias de la batalla/historia. Por el resto era una novela bastante convencional y asequible, pero me lo pasé tan, tan bien, que en cuanto me llegó Salvation's Fire, la secuela de la que os hablaré ahora, me puse a leer inmediatamente. Y menuda decepción. Como habréis visto en la portada, Salvation's Fire es obra de Justina Robson, ya que al parecer las secuelas de la saga las van a escribir distintos autores. Justina Robson es una autora que conocía por varias obras de ciencia ficción y relatos bastante interesantes, por lo que tenía una buena referencia.

9/11/18

Novedades molonas para noviembre


Nuevo mes donde doy un repaso a mi selección personal de las novedades más interesantes de este mes. Noviembre es un mes igual de cargado que octubre o septiembre, es com la reentré inacabada que ya comienza a enlazar con la campaña de Navidad. Vamos, que hay libros a tutiplén. Como siempre digo, es una selección personal y no he metido TODO lo que me interesa, solo lo que más ganas tengo de leer o que me gustaría tener en mi biblioteca.

8/11/18

Skullsworn, de Brian Staveley



Tengo un problema con las portadas sugerentes, tiendo a pensar que la historia en su interior va a se rigual de sugerente, imaginativa, brutal, enorme y sumersiva. Pero no siempre es así, por supuesto. Pero para eso existen las cubiertas, ¿no? Para llamarnos y atraernos a un libro. Es un poco mi caso con las novelas de Brian Staveley. Aunque le tenía el ojo echado desde hace mucho tiempo (de hecho tengo un par de sus libros en papel por casa), no fue hasta Skullsworn, una novela autoconclusiva ambientada en su mundo de Chronicle of the Unhewn Throne cuando me animé, impulsado por la portada, a leerme la primera obra de este aclamado autor de fantasía. No sé si solo me pasa a mí, pero tengo la sensación que hay una gran cantidad de autores noveles de fantasía épica que están estancados y escriben historias clónicas unas de otras, sin innovar, sin atreverse a contar algo distinto. Tan solo las mismas aventuras unas y otra vez disfrazadas de algo más.