sábado, 25 de junio de 2016

TOP 10 autoras de género fantástico

¿Queréis recomendaciones sobre autoras de literatura fantástica? En este vídeo recomiendo 10 autoras que considero imprescindibles, algunas de las cuales son muy poco conocidas. He tratado de evitar obviedades o autoras cuya fama las precede (como Ursula K. LeGuin). Además no hay autoras que no han sido traducidas al castellano. Tampoco he puesto en la lista autoras que solo tienen 1 novela o que llevan una trayectoria demasiado breve.

Así pues, disfrutad del vídeo.

jueves, 16 de junio de 2016

Vídeoreseña de La gracia de los reyes, de Ken Liu

Ya está aquí, mi primera vídeo-reseña con la que estreno un formato en el que espero ir soltándome más y, por supuesto, mejorando. Dijo alguien una vez hay que actualizarse o morir, y desde hace unos años, la actividad del público en el blog ha disminuido (no así las visitas, pero si la gente que lee el texto para poder comentar) en pos, seguramente, de otro formato, como es el vídeo. Yo mismo consumo mucho material audiovisual y leo cada vez menos blogs, a menos que vengan muy recomendados o sean de mi TOP5 de blogs. 

Es por esto y muchas otras razones que he decidido trasladar los textos que publico aquí a formato vídeo, con la ayuda de Octavi, que me ha hecho de asesor, director y me ha ayudado con el montaje del vídeo. No sé cómo se va a desarrollar esta nueva etapa, ni cuánto voy a durar, pero por ahora estoy bastante motivado con los nuevos proyectos en los que me he embarcado (Neo Nostromo, El peso del aire...) y que por paradójico que resulte, me dejan mucho más tiempo libre del que tenía con varios blogs escritos.

Por ahora, bienvenidos todos al canal de Donde acaba el infinito, compartid, comentad, y todas esas cosas que se dicen con Youtube.  

Aquí el primer vídeo:


lunes, 13 de junio de 2016

La gracia de los reyes, de Ken Liu


Ken Liu es conocido por ser un excelente cuentista. Autor multipremiado (Hugo, Nebula o World Fantasy Award entre otros), en castellano podemos leer algunos de sus relatos en las tres antologías de Terra Nova (Sportula y Fantascy) y en A la deriva en el mar de las lluvias (Sportula), todas ellas editadas por Mariano Villarreal. Además, la fantástica marcheto ha publicado numerosas traducciones en su blog “Cuentos para Algernon” que recomiendo mucho visitar. La editorial Alianza, bajo el sello Lee Runas ha tenido el enorme acierto (y el gran ojo) de contratar y publicar la primera novela de Ken Liu: La gracia de los reyes. Una de las mejores obras de fantasía que he leído en años.

La gracia de los reyes es la primera novela de una trilogía llamada «La Dinastía del Diente de León», la cual es de fantasía épica, o como la llama el propio Ken Liu, de silkpunk, donde silk, viene de seda, por lo que sería un contrapunto al grimdark, siento esta una fantasía más blanca y limpia. La gracia de los reyes no disimula los clichés que reutiliza de la fantasía época, como el foco sobre grandes imperios, reyes y luchas dinásticas, las grandes hazañas, las intrigas palaciegas, las bestias mitológicas o los dioses. Pero Ken Liu sí hace algo a lo que no estamos acostumbrados en el género, que es trasladar todos estos tropos a un mundo oriental, concretamente a China. Esto convierte la novela en un impresionante homenaje a las sagas dinásticas chinas, a los poemas sobre grandes héroes militares y en general, a esa exótica y ancestral cultura China.


Ken Liu elabora un trabajado world-building usando el elemento principal mencionado antes, la cultura china. La novela se sitúa en el archipiélago Dara, donde diferentes reinos son unidos bajo el mando de un durísimo emperador a fuerza de batalla, fuego y muerte. Liu introduce invenciones originales, como unas cometas tripuladas por hombres como máquinas de ataque, o pequeñas aeronaves con la misma finalidad. Un panteón de dioses muy vivos y que están ocupados con sus propias guerras, para lo cual utilizan la voluntad de los hombres. En general, el mundo de Dara está vivo, y no se basa en algunos tropos de la fantasía, o de la cultura china ancestral y ya, sino que además Ken Liu consigue meter la mano y hacer una buena mezcla con todo ello, añadiendo sus elementos sorpresa.

La estructura del libro es curiosa. Como he dicho, Liu es cuentista, y aunque el libro sea bastante largo, podemos ver que está compuesto de capítulos relativamente cortos que podrían considerarse relatos autoconclusivos, ya que todos ellos tienen inicio, nudo y desenlace. Mucho terminan en cliffhanger, pero el autor se preocupa de que todos ellos enganchen para seguir leyendo, pero a su vez tengan el suficiente contenido como para que cada capítulo sea como un primer plato. La trama del libro está plagada de intrigas palaciegas, batallas enormes y gracias a esta estructura original, se sirve de un ritmo estupendo que no hace en ningún momento de la lectura algo pesado, todo lo contrario. Es el Ken Liu de los relatos en cuanto a su prosa pulida, elegante, con giros sorprendentes y sobre todo, con una historia emocionante. 

Pero si en algo se caracteriza Ken Liu es en construir personajes carismáticos, repletos de matices y con los que el lector consigue empatizar sin demasiado esfuerzo. La gracia de los reyes es una novela de personajes, y no solo de protagonistas, sino cada secundario tiene una personalidad trabajada, con sus miedos, dudas y motivaciones. Todos estos personajes son los que hacen que la novela sea grande, y desde luego, épica. Hasta el más pequeño puede lograr actos inmortales que quedarán en la historia, y son los actos, generosos o avaros, los que escriben la historia de los hombres y mujeres. Esto queda plasmado en el libro de forma tan vital, que uno no puede dejar de maravillarse por lo bueno que es Ken Liu para profundizar en el sino de las personas. Desde luego, el punto fuerte de la novela. Como algo negativo a destacar, quizá me hubieran faltado más personajes femeninos con más protagonismo en la historia (una Mulán no hubiera estado nada mal), y es que las historias chinas suelen estar llenas tanto de héroes como de heroínas (inciso breve, el origen de la mitología de  países como Japón, como China y Corea es puramente matriarcal).

En definitiva, una novela de fantasía magistral, con un alcance amplio y una narrativa elegante y emotiva. Una historia repleta de tensión dramática, de situaciones emocionales muy potentes y con un desenlace digno de Ken Liu. La gracia de los reyes es de esas novelas que quedan grabadas en la memoria y que recordamos como “esas grandes historias”, las que nos cambian un poco por dentro. No puedo dejar de recomendar una de mis mejores lecturas de este año. La gracia de los reyes es absolutamente impresionante.

viernes, 10 de junio de 2016

Siempre pagan los mismos, de Carlos Bassas del Rey


Carlos Bassas es uno de esos autores que dan un salto enorme entre novela y novela, cuyo estilo evoluciona, cuyos temas se encrudecen y cuyo tono se hace cada vez más personal. Es cuando un autor ataca con su propio estilo y su propio mundo, temas de actualidad que nos tienen a todos pendiendo de un hilo, cuando me doy cuenta de lo grande que puede ser. Siempre pagan los mismos es la segunda novela del inspector Corominas, publicada en la editorial Alrevés (especializada en policíaco y novela negra), y es una crítica directa y cruda al mundo en que vivimos, a la sociedad española en general, y al propio ser humano.

San Marcial es un barrio obrero de la ficticia ciudad española de Oficia afectado por la crisis, y Antonio Falcón lo domina con puño de hierro. Se podría decir incluso que es su dueño, una especie de mafioso que ofrece una falsa protección precedida por amenazas. Es una persona religiosa hasta decir basta, pero quizá lo peor de todo es que Falcón es un oficial de la policía de Ofidia. Por estas razones y seguramente por muchas más, Falcón es asesinado, y es el inspector Corominas, y no otro, el encargado de acercarse al lugar. El cadáver de Falcón está destrozado, un asesinado repleto de violencia.

Carlos Bassas arroja sobre la mesa sus cartas, corrupción, violencia, dinero negro, robos, deshaucios, y en general, todo lo que conlleva un mal gobierno que en vez de gestionar un país, se dedica a saquearlo. Pero con estas cartas no solo juega una buena mano, sino que se dedica a construir un castillo de naipes, sólido y con una buena estructura. El estilo de Carlos es pulido, ajustado y controlado, la lectura es natural y tiene un ritmo regular durante todo el libro. No he leído demasiada novela negra, pero por mi experiencia, este tipo de obras suelen contener personajes amargados o que sueltan improperios continuamente, el estilo suele ser sucio y oscuro, pero con Carlos ocurre algo muy peculiar. Su estilo es limpio, y sí, sus personajes sueltan (bastantes) tacos, pero no necesita de un tono oscuro para crear una atmósfera oscura, pues eso lo hacen los propios personajes, las propias situaciones. No hace falta más que nombrar un desahucio para formarnos una imagen mental de la situación: desesperación, llanto, violencia, ataques de pánico, dolor… Y esto es un punto añadido a la dificultad. No son pocas las novelas que he leído que utilizan estos elementos y quedan como panfletos rabiosos ante una actualidad que nos deja impotentes. Pero Carlos consigue que el texto no se vea mermado por ese posible panfleto, sino que encima consigue una obra personal y repleta de fuerza. Corominas, nuestro protagonista, no es ningún héroe, es un hombre normal, pero mundano de verdad, de los que discuten con su padre, de los que tienen que ir al médico. De los que dudan. De los que no tienen respuestas para todo, sino que andan desesperados buscándolas.


Siempre pagan los mismos está repleta de personajes secundarios bien construidos y que no suponen relleno, sino que tienen sus historias, su pasado y sus propias personalidades. Ofidia es una ciudad viva, en decadencia y en plena caída, pero en la que ponemos nuestros pasos mientras leemos la novela. En definitiva, Siempre pagan los mismos es, hasta la fecha, la mejor obra que he leído de Carlos Bassas, donde se ve a un escritor más maduro, a un Carlos que se busca y se encuentra y en el que vemos mucho más cómodo con el tono. Un Carlos que todavía espero ver desatado en siguientes novelas, ya que el potencial de este escritor es indudable.

jueves, 9 de junio de 2016

Pesadilla a veinte mil pies y otros relatos espeluznantes, de Richard Matheson


Cuando era pequeño me encantaba sentarme a ver la tele y tragarme horas de series y programas sobre terror, como las adaptaciones de Pesadillas, o la enorme Twilight Zone, Expediente X, Historias de la cripta o Más allá de límite. Desde luego cuando llegaban los créditos cambiaba de canal o me iba a hacer otra cosa. Fue bastantes años después cuando descubrí que Richard Matheson era el artífice de muchas de estas historias que me succionaban el tiempo de pequeño y me dejaban tiritando bajo las sábanas por la noche. Pesadilla a veinte mil pies y otros relatos espeluznantes no es solo un libro, es un homenaje a uno de los maestros del terror contemporáneo. Un autor que ha sembrado nuestra juventud de pesadillas y ahora la editorial Gigamesh reedita en un ejemplar de puro lujo, y desde luego, de lo mejor que hay en el mercado (junto a esa maravillosa edición de Valdemar).

Pesadilla a veinte mil pies y otros relatos espeluznantes es el segundo tomo de los relatos de Richard Matheson que se complementa con Nacido de hombre y mujer (el cual recomiendo leer previamente). Richard Matheson no necesita presentación, pero para los que llegáis aquí queriendo saber, os diré que es el autor de Soy leyenda, Pesadilla a veinte mil pies o El increíble hombre menguante entre otras obras. En otras palabras (en las del propio King), Richard Matheson fue maestro e inspiración directa del autor de terror de Maine, Stephen King. Ahí es nada. Matheson fue una revolución en el género de terror a mitad del siglo XX, donde el pulp salido de autores como Poe o Lovecraft eran la moda imperante. Un Matheson freelance envió el relato Nacido de hombre y mujer a la revista “Magazine of Fantasy and Sciencei Fiction”, relato que hizo que Richard Matheson empezara a ser un autor reconocido entre el público más fandom. Pero no fue hasta 1954 con su Soy leyenda cuando Matheson fue reconocido como una de las figuras más importantes del terror en su época.


Este segundo volumen que ha publicado la editorial Gigamesh, recoge el período más interesante de Matheson y desde luego el más activo. Quizá uno de los relatos más conocidos del autor sea el que da nombre al libro Pesadilla a veinte mil pies, el cual fue adaptado a Twilight Zone, como uno de sus episodios más célebres. Tanto que fue parodiado en Los Simpsons. El tomo recoge una gran cantidad de relatos para todos los gustos, relatos de alto calibre y otros que son quizá más recomendables para el absoluto fan de Matheson que para el lector casual, como por ejemplo El funeral. De todas formas considero necesario leer todos los relatos, de esta forma tenemos una visión más global y con más perspectiva de la trayectoria literaria del autor. Acero, donde un exboxeador se dedica a las peleas de robots, es un relato muy interesante que cabe mencionar, ya que trata el tema central de toda la obra de Matheson: ¿qué significa ser humano? (además en él se basó la película de Hugh Jackman). Desde luego, el global es excelente. 


La edición de Gigamesh trae un apéndice con toda la filmografía del autor, apartado que cayó mucho antes que los relatos, y es que era quizá lo que esperaba con más ansias de este segundo tomo. El libro abre con una introducción de Sergi Oset que considero interesante leer, y finaliza cada relato con un pequeño comentario del propio Matheson. Cuándo y cómo lo escribió, por qué y el proceso del propio texto. Este detalle es lo que le da calidad al libro (guiño, guiño). Ahora en serio, me parece un detalle excelente y que hace subir muchos puntos a la edición, ya que ayuda a empatizar con el autor, y el texto se lee de una forma mucho más cercana. Un gran acierto. La traducción es digna de mención, pues el trabajo de María Alonso y Raquel Marqués es muy bueno, dando cohesión al estilo de Matheson a lo largo de 1.000 páginas. Por otro lado, la portada de Alejandro Terán forma un todo junto con el primer volumen, creando un lienzo estupendo.


Richard Matheson es un autor cuya brillantez deslumbra, cuya sombra considero mucho más larga que la de otros autores más conocidos, como el ya mencionado Stephen King. Todos, o casi todos los que consumimos cultura pop, hemos recibido el impacto cultural de Matheson de una forma u otra, ya sea a través de sus relatos, de adaptaciones televisivas o de cine. Pero dejad que insista en que estos dos volúmenes que ha editado Gigamesh son un libro que todo lector de terror debería tener, un homenaje impresionante a este autor. Richard Matheson es uno de los mejores autores de terror que he leído jamás. 

lunes, 6 de junio de 2016

Resumen de lecturas [mayo, 2016]



1º - This Census-Taker, de China Miéville 

De este caerá reseña pronto, pero me ha dejado bastante frío.

2º - Perfect State, de Brandon Sanderson [Reseña]  

3º - The Monstrous, antología editada por Ellen Datlow  

Autores interesantes como Gemma Files, Caitlin R. Kiernan, Peter Straub, Adam Troy Castro o Jeffrey Ford, con propuestas que me han gustado mucho. Otros autores no tanto, como suele ocurrir en todas las antologías. Creo que el global queda muy descompensado y la antología se resiente, ya que he pasado de estar muy enganchado con algunos relatos a dejar otros a medias.

4º - The Aeronaut's Windlass, de Jim Butcher [Reseña

5º - Las primeras quince vidas de Harry August, de Claire North [The Spoiler Club

6º - The Fifth Season, de N.K. Jemisin [Reseña

7º - Battling Boy, de Paul Pope 

8º - Vita Sexualis, de Mori Ôgai [Reseña

9º - Las visiones, de Edmundo Paz Soldán [Reseña

10º - El dios asesinado en el servicio de caballeros, de Sergio S. Morán 

11º - White Sand, de Brandon Sanderson [Reseña

Ahora va una ronda de relatos, nominados y premiados a los Premios Nebula que reseñaré pronto.

12º - Freedom is Space for the Spirit, de Glen Hirshberg [Leer gratis]  

13º - When Your Child Strays From God, de Sam J. Miller 

14º - Madeleine, de Amal El-Mohtar [Leer gratis

15º -  Our Lady of the Open Road, de Sarah Pisnker [Leer gratis

16º - Today I am Paul, de Martin L. Shoemaker [Leer gratis

17º - Hungry Daughters of Starving Mothers, de Alyssa Wong [Leer gratis

El relato ganador del Nebula 2016 es pura fantasía oscura. ¿Os imagináis que pudierais leer los pensamientos de la gente? ¿Y si solo os pudierais alimentar de los pensamientos negativos de los demás?

La protagonista queda con hombres dudosos para aprovechar sus pensamientos lascivos y obscenos para alimentarse de ellos. Algo que ha heredado de su madre. El resto no os lo cuento porque el relato es muy corto y me ha parecido muy original y atrevido. Una historia a la que voy a dar vueltas durante días, eso seguro.

viernes, 27 de mayo de 2016

Perfect State, de Brandon Sanderson



Con Brandon Sanderson hay que escoger en qué jardín nos metemos. Es imposible seguirle el ritmo de publicación y a la vez querer leer otros autores. Yo hace tiempo decidí que me iba a leer únicamente sus novelas de Cosmere y alguna cosa puntual fuera de este, pero ya sabéis, uno cae. Perfect State es una novella (novela corta) fuera de Cosmere y que ha resultado nominada a los premios Hugo, razón por la que me hice con un ejemplar.

Perfect State es una novela poco convencional en la bibliografía de Sanderson. Durante 300 años, el Dios Emperador Kairominas ha conquistado y unificado todo el mundo, y no solo eso, sino que es experto en todos los tipos de magia menos en el de controlar el clima. Kai lo tiene todo bajo su poder, pero tiene que conseguir descendencia, y esa es una prueba verdaderamente difícil. A Kai le da miedo encontrar pareja.

Lo sé, la sinopsis no es muy allá, pero al contrario de lo que parece, no es fantasía. O sí, pero no. Pero eso lo tendréis que descubrir vosotros, pues entra dentro del spoiler. Lo que sí es cierto es que el worldbuilding de la novela es muy interesante, y el desarrollo de la trama toma caminos poco esperados. Por ejemplo, Sanderson explora los límites del poder. ¿Cuál es el peor enemigo de alguien que lo tiene todo, sino el hastío de no tener nada más que conseguir? Me parece un libro arriesgado para Sanderson, un autor que tiene un público acostumbrado a novelas de fantasía “blancas”, pues hay incluso una escena de sexo en la historia. Algo que, si habéis leído al autor, es extremadamente raro. Además el autor introduce temas que no suele tratar en otras novelas, por lo que me ha parecido atrevido por su parte, pero viene a demostrar una vez más que no quiere estancarse como autor en un género (como ya hizo con la fantástica Legión).

Por otro lado, le encuentro pegas a la historia (que posiblemente no habría hecho tanto énfasis en estas pegas si no hubiera estado nominada a los premios Hugo), como un estilo más plano de lo normal, una estructura convencional y poco arriesgada y un desarrollo de personajes casi plano. Además el argumento carecía de interés para mí y me ha parecido incluso algo superficial y muy manido (sumándole reflexiones bastante pobres). Así como en Legión había un aliciente que era lo original e interesante del protagonista, en Perfect State no ocurre. Por último, creo que el autor desaprovecha elementos que podrían haberle ayudado a mejorar la profundidad del libro de forma notable. En definitiva, un trabajo menor de Brandon Sanderson, que al no estar relacionado con Cosmere para mí pierde todavía más interés, ya que no es una lectura recomendable y no aporta nada nuevo. Una obra que se queda muy lejos de otras obras cortas de Brandon Sanderson a pesar de tener algunos puntos interesantes. En caso de que haya una segunda parte, espero que desarrolle estos elementos que ha desaprovechado en el primer volúmen.

martes, 24 de mayo de 2016

White Sand, de Brandon Sanderson, Rik Hoskin y Julius Gopez


A veces, Brandon Sanderson hace trampa. Me explico. Si algo destaca de este autor es su velocidad para escribir (y publicar) novelas y novelas cortas. Es fascinante. Pero algunas de sus (más recientes) novelas son reescrituras o puestas a punto de sus primeros textos. White Sand fue la primera novela de Brandon Sanderson y la primera obra de Cosmere, la cual fue reescrita hace unos años y puesta a disposición de cualquier fan que la pidiera a través de su página web. Este junio se pone a la venta una novela gráfica que adapta este texto, con el dibujo de Julius M. Gopez y con el guion de Rik Hoskin. Oh, pero por supuesto que nos encanta que Sanderosn haga trampa.

White Sand nos cuenta la historia de un mundo llamado Taldain dividido en dos partes, en uno están los Daysiders y en el otro los Darksiders. Los Daysiders pueden controlar y manipular la arena y usarla como arma o escudo. Los Darksiders por su lado tienen otro tipo de habilidades aunque deben llevar siempre gafas de sol para protegerse de la luz. Ambos, por supuesto están enfrentados. El protagonista de la historia es Kenton, un Daysider algo rebelde. En este caso, White Sand es el primer tomo de una serie de novelas gráficas que adaptan esta primera novela, por lo que la historia termina necesariamente en un cliffhanger además de no exprimir todos los detalles y datos posibles de la misma.


Esta historia es puro Sanderson. Un sistema de magia interesante y original. Un héroe que se revela contra lo preestablecido y no se conforma con las normas a seguir y por lo tanto lo cuestiona todo. Por supuesto mientras seguimos a Kenton, este irá descubriendo sus poderes y a utilizarlos, lo que le permitirá ser todavía más poderoso. White Sand cuenta una historia clásica de Sanderson, cargado con todos los elementos que le caracterizan. Es una novela no demasiado profunda aunque muy entretenida. No tiene un worldbuilding comparable a Nacidos de la bruma, pero se podría situar junto a otras novelas tan interesantes del autor como Steelheart.
Por otro lado está la propia novela gráfica. Por un lado me ha parecido un dibujo muy notable, aunque para mí existen algunos “pero”. Los colores de la novela gráfica son demasiado brillantes, vivos y poco sucios, quizá un estilo demasiado americano (para mi gusto, claro), ya que siempre he leído las novelas de Brandon Sanderson con un toque oscuro, aunque sean fantasía “blanca”. Por otro lado, los protagonistas son personas de piel negra. Pero negro oscuro. Y aquí son mulatos. Saquen sus conclusiones. Por otro lado me ha parecido una historia muy cómoda de leer, con muchísima información pero muy bien dosificada, ya que no se hace cargante. La acción está bien dibujada, trasladando lo que a Sanderson se le da tan bien narrar a un formato gráfico.

En definitiva, White Sand es una novela gráfica muy recomendable, que adapta una primeriza historia de Sanderson y que está repleta de easter eggs para los más golosos del Cosmere. Un primer tomo que deja con muchas ganas de seguir leyendo y es que White Sand mantiene el ritmo y la acción durante todas sus páginas. Un apartado artístico notable y un guion muy trabajado hacen de White Sand un rara avis de nuestro “Branderson”. Pero dejando todo esto de lado. Es puro y vibrante Brandon Sanderson en formato visual, ¿hace falta algo más?

lunes, 23 de mayo de 2016

Neo Nostromo #1 - The Fifth Season y La polilla en la casa del humo

Primer episodio del podcast Neo Nostromo

Por fin, ya está aquí, el primer episodio de Neo Nostromo, el podcast que hemos montado Miquel Codony y yo, con una premisa clara: ser breves. El primer programa dura menos de 20 minutos y tratamos todos los siguientes temas:


Índice de contenidos:

Editorial por Miquel Codony sobre los premios de literatura fantástica

Reseña de The Fifth Season, de N.K. Jemisin

 

Reseña de La polilla en la casa del humo, de Guillem López


Comentario de novedades de literatura fantástica:

  • Pesadilla a veinte mil pies y otros relatos espeluznantes de Richard Matheson (Gigamesh)
  • El caballero de los siete reinos, Martin (Gigamesh)
  • Visiones, de Edmundo Paz Soldán (Páginas de espuma)
  • Central Station de Lavie Tidhar (Orbit)
  • La hora de los desterrados, de Pablo Bueno (Sportula)
  • Seveneves, Neal Stephenson (Nova)
  • El dios asesinado en el servicio de caballeros, Sergio Morán (Fantascy)
  • War Factory, Neal Asher (Night Shade Books)
  • Pétalos de Acero, de José A. Bonilla (Hermenaute)

jueves, 19 de mayo de 2016

The Aeronaut's Windlass, de Jim Butcher


No siempre, pero en esta ocasión, los nominados al Hugo han despertado mi ansia lectora. Se han sumado diferentes factores, la propia nominación, el tener compradas varias de las novelas nominadas y el haber participado en el podcast Verdhugos que precisamente trataba sobre estas nominaciones. Hace unos días comentaba The Fifth Season, de N.K. Jemisin. Hoy le toca el turno a The Aeronaut’s Windlass, del popular Jim Butcher.

The Aeronaut’s Windlass, es la primera novela de una nueva saga de fantasía steampunk titulada “The Cinder Spires”. Según he estado leyendo en varias entrevistas y reseñas, se trata de una trilogía, aunque Butcher podría tener planificadas un total de 3 trilogías, es decir, 9 novelas en total para esta nueva saga. Ahí es nada. “The Cinder Spires” combina diferentes elementos de la fantasía como la magia, el steampunk, o la pura aventura. He de reconocer que siendo Butcher y después de haber leído dos novelas de Dresden y una de Alera, esperaba “algo” más. Pero llegaremos a esto más tarde. En un principio, estos elementos además de la sinopsis son más que llamativos para hacerse con la novela.


A modo de resumen argumental os puedo contar que el mundo donde se ambienta la novela está cubierto de una niebla extraña que ha forzado a la humanidad a vivir en el cielo, entre las nubes o en la tierra en diferentes tipos de bases. Aquí arriba tenemos diferentes plataformas y bases aéreas regidas por diferentes casas nobles que, obviamente, están peleadas entre ellas. La novela empieza con Gwendolyn Lancaster que se alista en el servicio militar contradiciendo los deseos de su familia. Junto a ella estarán Benedict Sorellin-Lancaster, Bridget Tagwynn y Rowl (Rowl es un gato antropomórfico, y el primero en ser aceptado para entrar al servicio militar). Por otro lado, el Capitán Grimm es expulsado de la armada y pilota el barco Predator. Por alguna razón le destruyen el barco y se ve metido en una trama conspiranoica protegiendo a un mago llamado Ferus que puede ser decisivo para ganar la guerra. Y hasta aquí puedo contar.

Ahora que ya estamos situados vamos con el resto. El elemento más obvio (y creo) que más se ha explotado para promocionar la novela, son los barcos flotantes que se usan como medio de transporte o como armas en las Spires. Este es además el elemento steampunk más obvio. La novela gira alrededor de una trama palaciega entre diferentes casas nobles históricamente enfrentadas debido a diferentes motivos. Y aquí entra en juego la magia. En este mundo existe el ether, una especie de energía que se utiliza como combustible o como arma de destrucción. Como comprenderéis, el ether juega un papel clave en la economía de las Spires y las diferentes casas luchan, traicionan y conspiran para hacerse con el monopolio.

El punto fuerte de la novela son desde luego, los personajes. Carismáticos, con gancho y con motivaciones interesantes, consiguen que el lector siga leyendo las más de 600 páginas de la novela. Y es que esto es un gran problema de la novela que como fichas de dominó, desencadena el resto de problemas. La novela es larga, sí, pero eso no es un problema per se. Butcher empieza la historia con mucha intensidad, presentando muchas cosas, situaciones y batallas que consiguen que leas las primeras 100 páginas en un suspiro, pero a partir de aquí todo se calma y el autor se dedica a contar y relatar todo su worldbuilding de la forma más aburrida posible. Detalles, detalles y detalles, que (por ahora, supongo) no aportan nada a la trama. Esto consiguió que me desesperara en la lectura, pues era tedioso avanzar y viendo que el libro no era especialmente breve, desanima. A esto hay que sumarle que la trama se resiente y empezamos a olvidar detalles o personajes y todo empieza a volverse confuso y extaño. Imaginaos un coche que arranca, avanza y se cala, arranca, avanza y se cala. Eso es The Aeronaut’s Windlass.

Jim Butcher consigue crear un mundo vivo, con un worldbuilding impresionante y muy interesante, pero falla estrepitosamente en la forma. Para los que tengáis más aguante con este tipo de novelas (Las mentiras de Locke Lamora, por ejemplo, sufre de lo mismo) estoy seguro de que os va a gustar mucho. Aunque el estilo de Jim Butcher es simple e incluso estéril en ocasiones, lo que hace lo hace genial. Aventuras, steampunk y un mundo de fantasía con magia intrigante y enorme. Una lástima enorme que Butcher haya decidido meter cientos de páginas de relleno, porque podría haber sido una novela excelente.

Esta reseña la he publicado en colaboración con Odo, de Sense of Wonder. Aquí podéis leer su reseña.