30/4/18

Ironclads, de Adrian Tchaikovsky


Seamos sinceros, tengo tantas reseñas acumuladas y escritas a medias que solo ponerme en la pestaña de borradores del blog me agobia una barbaridad. Pero es que tengo muchas, como esta de Ironclads, casi terminadas, y creo que el blog se merece un poquito de atención. No es necesario un texto larguísimo, ni hacer un análisis brillante como los de Esteban Betancour. Así que voy a hablaros de Ironclads, esta novela corta de Tchaikovsky que, por desgracia, no me ha gustado demasiado. Y me parece paradójico, pues es la primera vez que hablo de este autor que me alucina en el blog, y el estreno es con la que probablamente sea la única novela que no me ha funcionado del todo.

Adrian Tchaikovsky, autor que visitó el festival Celsius232 en 2014, es autor de una serie de 10 libros de fantasía titulada Shadows of the Apt. Pero quizá lo conoceréis por ser el autor de Children of Time, novela de ciencia ficción que Alamut (supuestamente) publicará traducida. Ironclads es una novela de ciencia ficción bélica que se situa en un futuro cercano (muy cercano) donde trata la invasión de Suecia por parte de los Estados Unidos de América. Esta invasión está motivada por motivos económicos y sociales precedidos por las grandes corporaciones y sus dueños ultraricos (algo que me recordó a las premisas de las novelas de Richard Morgan), por lo que los EE.UU. deciden enviar un grupo de militares a Escandinavia. Para el país norteamericano, los soldados son carne de cañón y un método barato para llevar a cabo su plan militar. Tchaikvosky pues presenta un escenario donde cuestiona valores morales y éticos sobre la guerra. Ironclads es una novela que viene de la mano de Dogs of War otra novela corta de ciencia ficción bélica de la que hablaré en una entrada futura. 

Como el propio autor ha revelado en alguna entrevista, su intención era la de plantear preguntas y situaciones plausibles en un futuro lo suficientemente cercano como para que el lector pudiera verse reflejado en él y pensara "vaya, esto podría ocurrir, me lo creo". La novela la protagoniza esta escuadra de militares norteamericanos que cuestionarán continuamente su rol en todo este conflicto. ¿Son soldados o peones? ¿Soldado y peón es lo mismo? ¿Qué pintan ellos allí? 

En realidad tanto la idea como el desarrollo de la novelita son interesantes y la verdad es que se lee muy comodamente. Mi problema ha sido quizá con el propio contenido de la obra. En más de una ocasión sentí que el autor se guardaba mucho por explicar y ofrecía resúmenes algo vagos que no me acababan de explicar del todo qué estaba ocurriendo. La historia se centra mucho en los personajes y trata de adoptar un tono muy humanista, pero que en muchísimas ocasiones se torna cansino y pesado. Es cierto que entré a leer Ironclads imaginando una novela con acción y debate filosófico y político, pero no me esperaba que fuera a estar tan mal mezclados. Me explico, cuando se habla de política, se hace eterno y mi sensación es que el autor no ha conseguido la sutileza que quizá habría encajado mejor en la obra. No puedo evitar pensar en otras obras que tratan este tema como Genocidal Organ (novela y manga de Project Itoh) que presenta a un cuerpo de élite norteamericano destinado a misiones de alto riesgo en países en conflicto.

En cualquier caso, creo que no deja de ser una obra interesante, con un planteamiento que no está nada obsoleto, pese a partir de una premisa clásica. Tchaikovsky me parece uno de los escritores más interesantes que hay actualmente, y ha firmado varias novelas que a mí me han fascinado de una manera brutal, como la ya mencionada Children of Time, o Spiderlight (Tor.com), dos novelas por las que os recomiendo comenzar a leer al autor (en vez de por Ironclads).

23/4/18

5 libros para Sant Jordi

No tenía planeado este post, pero ¿qué es Sant Jordi sino la celebración de la lectura? Así que me he sacado una breve lista con 5 lecturas para que recomendéis, compréis, regaléis o leáis. Lo que queráis, pero que sea con libros. Con lecturas. Este día ha sido uno de mis preferidos desde muy pequeño, cuando me contaban en el colegio la leyenda del dragón y el caballero. Mi interés creció cuando comencé a visitar Montblanc (lugar del orígen de la leyenda) y terminó de florecer cuando me aficioné a la lectura. Desde que vivo en Copenhague no ha pasado un solo día que no eche de menos ver las calles de Catalunya repletas de libros y rosas. Hoy es uno de los días más bonitos del año. Se lee, se compra y se regala literatura. Por ello aquí mi granito de arena. Así que sin más, allá vamos.



1) Un autor nacional


El último sueño, de Guillem López. Ed. Minotauro.
Definida como fantasía industrial, este es quizá el libro más gamberro de Guillem López. Quizá también el menos experimental, lo que convierte esta novela en una perfecta puerta entrada a la obra del autor. Drogas, pansexualidad, bandas callejeras y una aventura que sigue las desventuras de Kemi, una esclava que huye tanto de síndicos como de sacerdotes.

2) Un clásico resucitado


Els desposseïts de Ursula K. LeGuin (Trad. Blanca Busquets). Ed. Raig Verd.
Curioso, hemos tenido que esperar hasta 2018 para ver retraducida y reeditada esta magnífica obra de Ursula K. LeGuin. Y es por eso que todo el apoyo que reciba el libro es poca. Raig Verd presenta una cuidadísima edición de la obra especulativa más conocida de LeGuin. Espero que no sea la última y progresivamente goteen el resto de novelas de la autora en catalán.

3) Una traducción


Cero, de Kathe Koja (Trad. de Pilar Ramirez Tello) La Biblioteca de Carfax.
Una opresiva novela de terror psicológico que gira entorno a dos personajes que descubren un agujero negro en el sótano de su edificio. Con un estilo peculiar y una voz definitivamente única, Kathe Koja (a través de Pilar Ramírez Tello) consigue con sus palabras transmitir agobio, opresión y pavor.

4) Un libro breve


Agentes de Dreamland, de Caitlín R. Kiernan (Trad. de María Pilar San Román). Runas.
¿Más terror? Sí, pero este es peculiar. Una novela descaradamente lovecraftiana que presenta viajes temporales, mucho sentido del humor y macarrismo. Kiernan es una de las autoras con una potencia narrativa más destacables del momento, así que esta novela de apenas 120 páginas es una excusa estupenda para adentrarse en su mundo.

5) Un libro de cuentos


Deja que te cuente, de Shirley Jackson. (Trad. de Paula Kuffer). Ed. Minúscula.
Creo que desde que leí "Siempre hemos vivido en el castillo" no voy a poder dejar de recomendar jamás a Shirley Jackson. Deja que te cuente tiene cuentos, relatos, ensayos, críticas y todo tipo de textos de la mejor y mayor escritora del siglo XX. Impresionante tomo.

Y eso es todo, una lista muy breve, con comentarios breves para que podáis consultar mientras deambuláis por las librerías y las paradas de Sant Jordi. ¡Feliz diada!

11/4/18

Las diez mil vidas de Milo, de Michael Poore


Hay libros que, de no recibir una recomendación directa u otra llamada de atención, pasan desapercibidos. Quizá porque se mueven en lugares ajenos a los míos, quizá porque llegan a lectores con los que no suelo relacionarme. Quizá por pura casualidad. Quién sabe. El caso es que La diez mil vidas de Milo (Reincarnation Blues), de Michael Poore había pasado ante mí en inglés en varias ocasiones y no le había prestado mucha atención. Gran error. Y es por este motivo por el que sigo leyendo blogs y recomendaciones. A veces basta una mera casualidad para perderse una gran historia.

Milo, tras ser devorado por un tiburón en el año 2017, se da cuenta de que ya solo le quedan cinco vidas para alcanzar la perfección. Ha vivido 1.995 en las que ha ido en busca de esta iluminación. Tras haber vivido estas casi 2.000 vidas y haber resultado de lo más infructuosos sus esfuerzos, se siente algo desanimado ante la perspectiva de no ser capaz de cumplir su objetivo. El propio Milo ha evitado de forma inconsciente o consciente en ocasiones alcanzar esta meta, debido a su amor por la Muerte, a quien llama Suzie. En resumen, se podría decir que a Milo nunca le ha interesado mucho cumplir esta hazaña, sino en disfrutar de estas 1.995 vidas. Pero ante la inminente llegada del fin, Milo decide dar un giro en su nueva vida.


La historia transcurre en varios puntos cronológicos, dando saltos al pasado de Milo en el que conocemos sus primeras reencarnaciones y al futuro, donde la humanidad está en plena colonización estelar. Milo ha habitado cuerpos de hombres, de mujeres y de animales. Y ha vivido todo tipo de vidas. Michael Poore construye historias, relatos y pequeños cuentos que hila en un todo narrativo para crear la extensa y larga experiencia de Milo (por no llamarlo "vida"). Las diez mil vidas de Milo (Alianza de Novelas) es una novela con reminiscencias claras (la comparación me parece inevitable) a Las primeras quince vidas de Harry August de Claire North, aunque la obra de North era mucho más contenida y concisa, pues era más bien una especie de Día de la Marmota. En este caso, Milo no vuelve al mismo cuerpo dos veces.

El tono de la novela es sencillo y ágil, y consigue un ritmo veloz y cómodo para una novela de tanta extensión. Enhorabuena pues al traductor, Miguel Marqués, por lograr adaptar tan bien el tono narrativo del autor. Michael Poore cambia de registro narrativo durante la historia, dependiendo de relato/vida que está narrando en ese instante. Esto le otorga color y un gran dinamismo al libro, y logra que no se haga aburrido en ningún momento. La variedad de temas (y de estilos) consigue de una novela sobre un solo personaje un tapiz coral de lo más sorprendente. Y para finalizar creo que hay que destacar el humor, y es que el sarcasmo de Moore está pensado y cuidado al extremo. No tendremos comparaciones cutres ni chistes fáciles, sino reflexiones que nos harán levantar la ceja para, al cabo de unos segundos, partirnos de risa. Siempre he creído que el humor es uno de los estilos/géneros narrativos más complicados, sobre todo cuando en la obra mezclas reflexiones existencialistas profundas y muy humanas. Pero a veces pienso, ¿qué mejor manera hay de explicar el sentido de la vida? En estos momentos me viene a la memoria una frase de Terry Pratchett que define a la perfección la escenia de este libro: "Se dice que tu vida entera pasa ante tus ojos antes de morir. Es cierto, es el periodo que al que llamamos vida".