miércoles, 30 de agosto de 2017

Novedades de otoño. ¿Qué me interesa?

Rescato el blog para subir una entrada que tenía pensado como un simple post de FB o quizá un hilo de esos de TW que tanto odiáis, pero viendo la enorme cantidad de libros que estaba acumulando al elaborar la lista, he pensado que lo mejor sería dejarlos aquí como espacio de consulta, que sé que muchos de los que estáis leyendo esto ahora mismo os interesa que os refresquen la memoria con las novedades chachiguachis que salen este otoño.

Hay muchas más de las que pensaba al comenzar la lista, y aviso al principio que la lista es una especie de "lo que me interesa", no es "lo que me voy a leer" (ojalá). También aviso que hay un poco de todo, ya que no todo es género fantástico. Hay literatura japonesa, y hay narrativa. Eso sí, todo es literatura, no he metido cómics ni manga. Así que vamos allá.

Nota: me he dado el gustazo de añadir una traducción y una corrección mías que se publican también en septiembre y que creo que os pueden interesar. Ya disculparéis el spam promocional.

SEPTIEMBRE


El 04 de septiembre la editorial Satori publica la primera antología traducida al castellano de relatos japoneses de ciencia ficción y fantasía. Como el título indica, Japón especulativo es un volumen de cuentos más o menos especulativos por los autores del género más emblemáticos de Japón. Ahora que parece que el público del género parece interesado en leer publicaciones no anglosajonas, creo que es un libro que puede resultar muy interesante. (Este es el que os comentaba al principio que he traducido yo :) )



El 05 de septiembre se publica Ruin of Angels, la sexta novela en la saga de fantasía urbana "Craft Sequence", de Max Gladstone. Hasta ahora, estas novelas han cosechado gran número de críticas positivas, y habiendo leído la primera y la mitad de la segunda, ya os digo que es una serie de obras a las que hay que echarle un vistazo. Ruin of Angels parece ser una novela perfecta para entrar al mundo de Craft Sequence (de hecho hay varios libros de la saga, ya que están desordenados). Muy interesante, echadle un ojo.


06 de septiembre. Sin ser un gran fan del gore ni de la obra de Barker, que Valdemar publique la obra completa de los Libros de sangre no deja de ser una excelentísima noticia. Este omnibús complementa al primero que tanto me habéis recomendado. Pero vamos, no hace falta decir mucho más que: es un gótica y es Valdemar. La traducción no he encontrado a cargo de quién va, pero ya que el primero lo tradujo Marta Lila, asumo que este también.


06 de septiembre. Malaz sigue inundando nuestras estanterías con la reedición en formato tapa dura que está publicando Nova. Las puertas de la Casa de la Muerte, de Steven Erikson, es el segundo volumen de la saga Malaz, y el tercero que publica Nova (Los jardines de la Luna, y Doblan por los mastines). Puede que sea la mejor fantasía épica/grimdark que he leído nunca. ¿Grimdark y épica? Pues sí. Una saga distinta al resto que a mí me ha tenido en vilo muchas noches.



07 de septiembre. Parece que Margaret Atwood ha abierto una puerta para una literatura feminista especulativa más directa y cruda. En el propio boletín de Lumen lo venden de esa forma "en la tradición de El cuento de la criada". En estado salvaje, de Charlotte Wood presenta a un grupo de chicas secuestradas y mantenidas en medio de la nada por un grupo de desconocidos que abusa de ellas. Parece ser una novela que tratará de forma descarnada qué significa el poder, quién lo tiene, y para qué lo usa. Pinta bien, aunque seguro que nos destroza un poco los estómagos (aunque de eso se trata).


07 de septiembre. Akal nos ha dado una enorme alegría anunciando que publicarán el reciente ensayo de China Miéville sobre la Revolución Rusa: Octubre. Teniendo un doctorado en marxismo, y siendo China Miéville, yo meto la mano en el fuego de que puede que sea uno de los mejores ensayos sobre la Revolución Rusa jamás escritos. Apuntadlo si os interesa la historia (sí, Alex recomendando libros de historia).


11 de septiembre. Los hermanos Strugatski vuelven a la carga tras la fantástica reedición de Stalker retraducida del ruso por Gigamesh. Mil millones de años hasta el fin del mundo es una novelita corta de ciencia ficción muy peculiar, tanto por forma como por contenido. Aunque eso ya no sorprende de Boris y Arkadi Strugatski. Os animo a leer la sinopsis en el enlace anterior. Uno de los must de esta "vuelta al cole". Traducción de Fernando Otero.


11 de septiembre. Nocturna nos vuelve a sorprender con otra publicación en su línea adulta. Antes fue Fuego, de Joe Hill, y ahora le toca a Materia Oscura, de Blake Crouch. Os invito a leer la sinopsis, pues parece una novela interesante que puede generar bastante debate. Traducción de Noemí Risco.



11 de septiembre. De ensayos va la cosa. Alpha Decay se caracteriza por una variedad enorme de títulos y temas. Pero este en concreto me ha llamado muchísimo la atención. Se trata de Japón perdido, de Alex Kerr. Una guía de viajes por Japón, al mismo tiempo que un tratado antropológico y cultural sobre un país en constante cambio. Interesantísimo texto. Traducción de Núria Molines.




14 de septiembre. En Literatura Random House y en Periscopi en catalán, se publica una de las obras más sonadas de estos últimos meses, El ferrocarril subterráneo, de Colson Whitehead. Aunque no lo ponga en la pegatinita, esta novela, además del prestigioso Pulitzer y del National Book Award, también ha ganado el Arthur C. Clarke de este año. He tenido el placer de escuchar a Whitehead en Dinamarca y lo cierto es que mi interés por el libro ha crecido de forma exponencial. Echadle un ojo a lo que dice Miquel Codony del libro.


14 de septiembre. Una de las antologías a las que le tengo más ganas de esta lista. La antología de relatos de ciencia ficción china. Planetas invisibles, antologada por Ken Liu y traducida por Manuel de los Reyes y David Tejera, puede que sea uno de los libros que más vayan a dar que hablar este otoño.


20 de septiembre. ¡Al fin! La continuación de la trilogía de Cixin Liu se ha hecho esperar, pero aquí la tenemos. El bosque oscuro parece que continuará allí donde lo dejó El problema de los tres cuerpos. Una novela que ha dado mucho debate, pero que a mí me gustó bastante y que considero que es de esas obras de ciencia ficción que gustan a lectores que por sistema o por zona de confort rechazan la CF (y eso que es clasicota hasta decir basta).



20 de septiembre. Lo que está ocurriendo con China Miéville en España es una maravilla. Tras un paso irregular y un maltrato enorme hacia sus obras, varias editoriales (Nova, Akal, y ahora Oz) se han dedicado a recuperar y reeditar las obras de este autorazo británico. En Oz Editorial publicarán El mar de hierro. Y os recuerdo que ya publicaron Un Lun Dun. La traducción es de Rosa María Corrales.


26 de septiembre. ¡Mirad que cosa más chula! Desde La biblioteca de Carfax se han ganado nuestros corazones con este volumen de cuentos de Edith Nesbit titulada Relatos sombríos. No le perdáis la vista, este tiene que estar sí o sí en vuestra lista de la compra. La traducción va a cargo de Gonzalo Gómez.



26 de septiembre. De estos dos libros ya os hablé en mi lista de Must Read en inglés de 2017, así que os enlazo allí.




25 de septiembre. Satori sigue siendo una de mis editoriales preferidas (con diferencia) en el mercado español. Ediciones cuidadas, textos pulidísimos y una selección de 10. Este mes de septiembre publican El diario de la dama Murasaki, diario íntimo de la autora de "La historia de Genji", considerada la primera novela de la literatura universal y cumbre de las letras japonesas. Y si no me equivoco, traducido del japonés por primera vez. Lujazo.

OCTUBRE


04 de octubre. ¡Por fin continuaremos las aventuras de La Rocinante! Aunque ya me he visto la segunda temporada de The Expanse, que adapta la mitad de esta novela, La guerra de Calibán, de James S.A. Corey, tengo unas ganas tremendísimas de ponerme a leer esta novela. La anterior, El despertar de leviatán, estuvo entre mis preferidas de 2016. La traducción es de David Tejera.


05 de octubre. Octubre es el mes del Leo Autoras Octubre, y qué mejor fecha para leer lo último traducido al castellano de Joyce Carol Oates. Un libro de mártires americanos, novela que seguramente leeré en inglés (porque la tienen en la biblioteca, y conseguirlo en castellano me puede suponer todo un reto), tiene una pinta tremenda, aunque me hubiera gustado leer algo de terror de Carol Oates, esta obra sobre la pena de muerte y el aborto apunta a ser una de las mejores del año. Veremos. Traducción de Luis López.


05 de octubre. Acabo de fijarme que este es el único libro de un autor hispanohablante que he metido en la lista. Qué cosas. Pero no me lo tengáis en cuenta, las novelas de Guillem López, Ismael Martínez Biurrun, Gabriella Campbell o Cotrina (que son algunos de los que más me interesan) ya han salido. Me enrollo. Las tres muertes de Fermín Salvochea, de Jesús Cañadas está ambientada en la Cádiz de Fermín Salvochea, y promete muchas aventuras, personajes entrañables y un retrato de una Cádiz que ya no existe. ¿O sí?



05 de octubre. Sarah Pinborough fue un gran descubrimiento para mí con su novela La casa de la muerte. Terror, personajes profundos y una trama truculenta. Por eso, Detrás de sus ojos, me llamó la atención desde que la anunciaron. Es más, por activa y por pasiva me la han estado recomendando, así que oye, el hype necesita madera. La traducción es de Pilar Ramírez tello.



10 de octubre. ¡Más Gaiman! Echadle un ojo a lo que comenté de la novela en mi post de los must read de 2017. 



10 de octubre. Elizabeth Bear me dejó muy impresionado con los relatos que publicaron Fata Libelli. Es una autora MUY prolífica, y tiene numerosas novelas de ciencia ficción y fantasía. Su obra se caracteriza por ser muy original y poco convencional. Por eso, una dragonada ambientada en su mundo de fantasía asiática/oriental (con mitología mongola y tal), no puede pasar desapercibida. Además, The Stone in the Skull tiene un portadón


16 de octubre. Atención a la noticia. El 16 de octubre, en Sexto Piso se publica la recopilación completa de los cuentos de Angela Carter. El volumen titulado Quemar las naves puede que sea una de las mejores y mayores sorpresas de este año. Traducción de Rubén Martín.


18 de octubre. Más madera. La colección de relatos y novelas cortas cosmerianas de Brandon Sanderson saldrá a la venta en Nova. Arcanum ilimitado tiene varios cuentos fabulosos. Y si la edición española sigue la inglesa, el volumen va a quedar muy molón. Y de mientras hacemos tiempo para Oathbringer.


23 de octubre. Mirad, os voy a ser sinceros. No tengo ni idea de qué va esta novela. Y lo cierto es que no quiero saberlo (aunque ya os avanzo que es terror, que va de cositas paranormales, y que hay vampiros. Boom). Pero viendo la trayectoria estupenda de La biblioteca de Carfax, y los titulazos que han publicado (y la portada, ya sabéis que tengo cierta filia a juzgar los libros por las cubiertas), La creación de Gabriel Davenport, de Beverly Lee cae seguro. Y luego ya, la lectura será otra cosa. Traducción de María Pérez.


25 de octubre. Ciudadano de la galaxia es un clasicazo de ciencia ficción como la copa de un pino. Robert A. Heinlein fue uno de mis autores favoritos de CF, y aunque hace la pila de años que leí esta obra, una reedición con una cubierta de Marina Vidal no le viene nada mal. El libro saldrá publicado en la colección Sin Límites, de Ediciones B.



XX de octubre. Tinieblas de un verano, De Takeshi Kaikô es ya filia personal. Sabéis que suelo leer casi todo lo que cae en mis manos de literatura japonesa, y es el único país en el que no hago distinción de géneros (leo de todo, fuera de mi zona de confort). Pero, leed la sinopsis. ¡Quiero! La traducción (¿de japonés?) es de Gustavo Pita.


XX de octubre. Todos los pájaros cantan, de Evie Wyld podría perfectamente considerarse terror. Una granja/casita en medio de la nada. Un ambiente rural en Inglaterra. Ovejas que comienzan a desaparecer. Y un ambiente agobiante, tenso y cargado de un lúgubre misterio. La publica Ático de libros.



XX de octubre. H.P. Lovecraft, edición anotada. Editada por Leslie S. Klinger, desde Akal nos llega esta edición anotada (e ilustrada) de algunos relatos del maestro del terror cósmico. He de decir que he tenido la edición inglesa en las manos varias veces y vale mucho la pena si eres coleccionista de Lovecraft, o quieres comenzar a leer su obra (además el precio está genial para el tipo de libro que es).


Y eso es todo por ahora. ¿Qué libros me he dejado? ¿Alguna sugerencia? Si me parecen interesantes las editaré y las meteré en el post. ¿Algún libro de esta lista os ha llamado la atención?

jueves, 10 de agosto de 2017

El monarca de las sombras, de Javier Cercas



Hace años, disfruté muchísimo de Soldados de salamina. Reconozco que tendría que releer esa novela para recordar la gran mayoría del libro. Pero cuando Literatura Random House anunció El monarca de las sombras como una especie de novela heredera de la obra que le valió la fama, mi interés creció. No he leído nada más de Cercas (ni creo que lo haga), pero lo cierto es que me esperaba mucho más. Porque sino, no me explico su popularidad. Lo cierto es que me lancé a esta lectura con ganas, pero ha sido tremendamente decepcionante, no tanto por contenido, sino por forma.

Seré breve, El monarca de las sombras nos narra la historia del tío abuelo del autor, Manuel Mena, que formó parte de ejército insurgente durante la Guerra Civil. Murió en 1938, y en su familia se le comenzó a recordar como a un héroe. Javier Cercas aprovecha para revisitar y analizar su propia historia familiar y la de este personaje, situándonos en el contexto de la propia Guerra Civil. Quizá lo más chocante es que la novela, crítica, está escrita desde el bando franquista, con un tono más o menos objetivo en cuanto a los acontecimientos. La mirada es izquierdista, pero no hay condescendencia hacia ningún bando.

Javier Cercas entremezcla datos biográficos y hechos reales con ficción, y esto, que parece que a mucha gente agrada, me parece hacer trampa, porque da la sensación que cuando el autor está en un callejón sin salida, se saca un as de la manga, o se inventa situaciones y personajes un tanto manidos para resolver situaciones o hacer avanzar ciertas tramas. Ya que estamos hablando de estructura, pasemos al estilo. Y es que en general, es un desastre narrativo. Se nota, desde lejos, que el texto no ha pasado por las manos de un corrector, y mucho menos de un editor. Hay un abuso tremendo de repeticiones que convierten al texto en una lectura farragosa.

Pero quizá lo que más me ha chocado para mal, ha sido que una historia que narra uno de los momentos más claves, cruentos, y duros para la historia actual de España, no me ha dicho nada. Apenas me ha transmitido ni rabia, ni temor, ni siquiera interés. Desconozco si esto es cosa de la obra o mía hacia el propio trabajo, pero admito mi desinterés total por la obra y los personajes durante la lectura. La inmersión ha sido nula. Pero no todo iba a ser negativo. La obra es agradable de leer, tiene un cierto regusto a bestseller que hace que el ritmo sea fluido (a pesar de las repeticiones, que lo achaco a mi ojo avizor y algo enfermizo de lector tiquismiquis). Creo que las reflexiones que el autor arroja en el libro son interesantes y dan qué pensar, aunque el conjunto quede flojo y cojo. Cabe destacar que tiene algunas escenas memorables, situaciones concretas dentro del libro que me han gustado muchísimo. Esto me hace reflexionar si no será que el autor tenía buenas ideas inconexas que ha tratado de pegar con un cemento no demasiado homogéneo. En definitiva, personalmente no la recomiendo, pero tampoco soy un lector muy experimentado ni en este autor en concreto, ni en el género literario de la obra, así que os apremio a revisar más reseñas y opiniones antes de descartar la lectura. 

(No sé cómo lo hago, pero a la que trato de leer algo de narrativa general, tengo muy mal ojo para escoger y acabo con novelas aburridas y vacías, que apenas me dicen nada, pero que en la prensa ponen por las nubes.)

martes, 8 de agosto de 2017

Volver a casa, de Yaa Gyasi




Tengo pendiente esta reseña desde hace casi tres meses, y es que hay libros que es difícil afrontar en un comentario. ¿Demasiado simple? ¿Demasiado superficial? ¿Habré dicho todo lo que querría decir? Pero al final llega el momento de "si no lo saco ya, no lo saco nunca". Es el caso de una de mis últimas lecturas: Volver a casa, de Yaa Gyasi (Salamandra, 2016), con traducción de Maia Figueroa (Kelly Link, Jeff Vandermeer...). Esta novela, ganadora del PEN/Hemingway y bastantes más premios estaba en muchísimas listas de esas de "libros que no puedes perderte". Homegoing (el título en inglés) sonaba por todas partes, pero lo que hizo que ganara curiosidad para leer la obra fueron tres cosas: la sinopsis, la recomendación de una editora en cuyo criterio confío muchísimo, y la propia traductora, que me dijo: "léela, aunque sea en inglés, porque es alucinante". Y me lancé, justo en un momento en que estaba leyendo autoras como Han Kang, Chimamanda Ngozi Adichie, o Margaret Atwood, Volver a casa, de Yaa Gyasi me resultaba una lectura extremadamente interesante.

Volver a casa nos presenta una historia que va de las tribus subsaharianas y la venta de esclavos, hasta los barrios del Harlem, que trata temas desde la esclavitud y el colonialismo hasta la epidemia de drogas como el crack. Yaa Gyasi estructura su novela de una forma inteligentísima: cada capítulo es la vida de un personaje. La novela entera está dividida en dos árboles familiares, y cómo los descendientes del mismo van protagonizando la propia Historia. Por lo tanto, cada vez que termina un capítulo, vislumbramos la vida del próximo personaje, la siguiente generación. Esta estructura narrativa es arriesgada, pues puede costar empatizar con los protagonistas, y en caso de conseguirlo (que opino que gracias a cómo Gyasi cuenta la historia, no es algo demasiado complicado), estos desaparecen relativamente pronto. La propia Historia se convierte en personaje. El tiempo. Los hechos. El dolor. La esperanza. La fuerza. Yaa Gyasi no construye una obra el dolor y la pérdida, sino sobre la superación, la persistencia de todo un pueblo, la voluntad de vivir. Volver a casa, es una obra durísima, destinada a revolver el estómago de lectores, cuyo objetivo es cuestionar el establishment y el statu quo de nuestra sociedad. Pero lleva un mensaje esperanzador, de que la lucha no termina ni terminará, y hay que seguir luchando, como individuales y como sociedad.

En su capa superficial, Volver a casa es una novela histórica que demuestra una documentación muy exhaustiva, y alza una voz crítica hacia ciertos elementos, palabras y formas de mencionar o llamar a aspectos como la esclavitud, o el colonialismo. Gyasi da protagonismo, sobre todo, a las mujeres. Para ella no son las principales víctimas (que también), sino las perpetuadoras de la lucha, de la resistencia. Son el brazo fuerte en el cual se sostiene toda la sociedad. Gyasi habla de codicia, de cómo tribus africanas comerciaban con otras tribus para ganarse el beneplácito de los ingleses y al mismo tiempo enriquecerse. Pero también critica la codicia de las naciones de un modo valiente y atrevido. Sin tapujos. Con crudeza. 

En definitiva, Volver a casa, es una historia sobre historias. Un relato que narra desde lo más profundo que nos hace ser humanos y destapa convenciones y prejuicios, que ahonda en nuestros miedos, que pasa de una mujer encerrada durante meses junto a docenas más de mujeres en la bodega de un barco mientras son violadas repetidas veces, hasta una mujer que friega el orín en un club de jazz de Harlem. Entrelaza historias y momentos para confeccionar un tapiz caleidoscópico donde cada personaje es un hilo esencial. Todos formamos parte de algo, y todos estamos aquí a consecuencia de algo. Una novela para no olvidar.

Y me gustaría terminar con una pequeña reflexión sobre la traducción. Desde hace un tiempo me es casi imposible leer obras traducidas sin distraerme pensando en el método, el modo, las técnicas de traducción, o cómo era el original, qué pondría aquí. O incluso lamentarme por trabajos que podrían estar mejor en novelas interesantes. Con el trabajo de Maia Figueroa nada de esto ocurrió. Me leí la obra de Gyasi como si la hubiera escrito en castellano. Como si este fuera su idioma original. Y esto es lo que debe conseguir un buen trabajo de traducción, que te olvides de que existe tal traducción. El traductor es invisible. Maia Figueroa ha conseguido que Yaa Gyasi haya escrito en castellano. Una de las mejores traducciones que he leído en muchísimo tiempo.