3/2/14

La Cuarta Señal - José Carlos Somoza [Reseña]


El autor de este libro no necesita presentación alguna. A pesar de que es la primera novela suya que leo, he visto libros suyos en casi cada librería que he pisado. Un autor que ha escrito género y fuera del género y en ambos ha resultado dar la talla. Un autor que tiene una bibliografía bastante extensa y que no se le puede catalogar en un género en concreto (aunque creo que encaja perfectamente en novela negra o thriller). De hecho Somoza ha sido galardonado con premios internacionales en Suecia o Reino Unido.



El libro me llegó como lectura promocional de la editorial Minotauro. Es un libro de Pruebas Sin Corregir y fue entregado a algunos blogueros, lectores editoriales y prensa para su lectura y publicidad del mismo. Minotauro con este libro presenta su nueva colección llamada M (¿M de Misterio?)  Es el primer libro de Pruebas Sin Corregir que recibo y la ilusión que me hizo fue desbordante. Maldito orgullo.

Junto al libro venía una carta de la editorial donde se detallaba que el libro no era de género fantástico. Ni ciencia ficción, ni terror, ni fantasía. Y que por lo tanto debía ser catalogado como thriller o narrativa. Este es un detalle importante.

Este es el ejemplar que me llegó.
Empecé a leerlo inmediatamente en la Estació de França, en Barcelona. Ciento quince páginas consumidas en poco más de una hora de espera (tren con retraso. Renfe). Estaba entusiasmado pero por desgracia me desinflé un poco con la lectura en los posteriores días. Dejad que me explique.

El argumento y su planteamiento son realmente interesantes. María, una mujer de lo más normal, con una vida sufrida, soltera y con una hija pequeña decide un día conectarse a ÓrganoTM . Este programa informático permite conectarse a un mundo virtual con un avatar. La diferencia es que a partir de una diadema colocada en la cabeza, podemos ver y sentir como si fuera nuestro cuerpo real el que está en ese mundo virtual. Somoza nos explica como una nueva economía se ha generado a partir de este mundo virtual donde la gente gana mucho más dinero que si trabajara en el mundo real. María decide conectarse movida por la desesperación de encontrar un trabajo a pesar de sus reticencias.

Como decía anteriormente, empecé a leer con un hype terrible. No tenía ninguna expectativa pues nadie lo había leído antes y yo no había probado nada de Somoza tampoco. Pero sobre las 100 páginas el libro empezó a desmontarse por todos los lados posibles.

El lenguaje usado en el libro es simple y llano. Sin profundidad alguna. Se podría describir como Best-Seller. De hecho me recordó mucho a cuando leí El Código Da Vinci, la enganchada que cogí con el libro y como en unas cientos de páginas se desinfló y aunque lo acabé ya no recuerdo casi nada del libro, solo un par de cosas: la risa del argumento y el lenguaje pobre y repetitivo que usaba. La Cuarta Señal no está mal escrita, pero usa ese mismo efecto del Best-Seller. Utilizar una prosa sencilla, algo repetitiva que enganche a un lector genérico ávido de lectura rápidas entre parada y parada del metro.

El argumento a pesar de que parece complicado, es totalmente previsible y se hace aburrido. En un libro de este estilo, vamos a llamarlo thriller, esperas que el nudo, la parte jugosa del libro, vaya incrementando de intensidad, se vaya complicando y enraizando de maneras imposibles, colocar en aprietos a los personajes, provocar problemas y más problemas y crear misterio. La Cuarta Señal es totalmente lineal. No tiene incremento de tensión. Tal es así que después del acelerón inicial frené por pura inercia pues el libro se volvió aburrido.

Pero no se volvió aburrido por las incoherencias de la trama, que eso es un tema aparte, se vuelve aburrido porque no ocurre apenas nada, y lo que ocurre no es interesante. De hecho, los personajes son repelentes y muy poco accesibles. Tópicos. Un chico nerd que tiene una facilidad sorprendente para la informática pero que rechaza las relaciones sociales en la vida real. Una ama de casa que no se entera de nada pero solo quiere unas buenas tetas y una cinturita sexy (cito textual). Un súper villano que no conocemos porque se oculta como Mad de Inspector Gadget. Solo me interesaron dos personajes de la novela, dos sicarios que funcionan muy bien, y salen muy poco en el libro.

Pero vamos al meollo del asunto. ¿Por qué este libro es incoherente? Un mundo futurista donde la gente se conecta a la red por medio de una diadema para experimentar, sentir y vivir un mundo irreal como si fuera real. Ciencia ficción, ¿verdad? Pues no, es un thriller. No tiene nada de Ciencia Ficción. Pues yo, personalmente no entiendo como este libro se puede aguantar si no es de CIFI, porque la premisa lo es totalmente.

Si no me equivoco, Somoza ha escrito mucha Ciencia Ficción de un estilo más thriller, más detectivesca y de acción. No entiendo porque fuerzan esta novela a no ser de género fantástico, cuando claramente lo es.
Porque si no es Ciencia Ficción, la novela no tiene ninguna lógica ni sentido alguno.

Pero eso no es todo. Desconozco el grado de conocimiento del autor sobre Bach, matemáticas, código binario o formulas informáticas y virtuales para software, pero en una página, se dice que cierto señor, un día, descubre que puede reducir toda una formula ultra-complicada en una corchera. No os lo explico, os dejo la página del libro.


En el mundo virtual, al entrar, se escoge un avatar. Puedes escoger cada parte del cuerpo y perfilarlo o elegir uno prefabricado, pero una vez dentro no puedes modificar ese cuerpo. ¿Entonces por qué narices existe un entrenador personal en el mundo virtual, que encima se lucra con ello y no gana poco, precisamente? Esta cuestión la tenía anotada pero Sergio la comentó en twitter no hace mucho.

El mundo virtual no tiene ningún sentido y las explicaciones están todas cogidas por los pelos. Si entras en la zona peligrosa, ya no puedes volver a la zona segura, donde no se admiten armas. Pero sin embargo hay un personaje que va y viene a su antojo y encima con armas. ¿No hay vigilantes en este mundo virtual? Vigilantes virtuales, como en Matrix.

Y lo más importante… ¿Cómo funciona la diadema? Si mal no recuerdo, no se explica detalladamente. Se dan algunas ideas muy borrosas y de esas que frunces el ceño y decides obviar. Pero esto no es Ciencia Ficción, recuerden.

La sociedad económica quizá es lo que está más explicado y detallado de todo, y aun así no se entiende nada. ¿Por qué motivo se gana 10 veces más dinero en el mundo virtual que en el físico? ¿Especulación? Que alguien me lo explique.
José Carlos Somoza

Los Deus Ex Machina aparecen como setas en la novela, salvando de las situaciones a los protagonistas de las formas más inverosímiles y con una clara intención de película (explosión a las espaldas de los personajes mientras estos huyen). No quiero entrar en detalles para no sacar spoilers, ya los iréis descubriendo.

Todo esto sin contar ciertas escenas extraídas directamente de 50 Sombras de Grey, donde la protagonista disfruta siendo humillada por un hombre fuerte y bien vestido que la trata como a un ser totalmente desprovisto de ningún pudor, arrastrándola por la calle y manoseándola medio desnuda como si se tratara de una cosa. Una escena totalmente innecesaria y no porque sea una escena dura, sino porque no viene a cuento. Hay más detalles que quedan en el tintero, pero la reseña se ha alargado demasiado.


El libro tiene aspectos positivos. Como ya he dicho es un libro que va a llegar a un gran público de lectores librófagos. Es una obra muy fácil y rápida de leer a pesar de sus 471 páginas que engancha y ayuda a no pensar demasiado ni a calentar motores. Una lectura de relax. Si no eres muy detallista y te gusta leer una historia que simplemente te enganche sin fijarte en todos esos perfiles que no encajan, creo que este es tu libro. Conozco a muchas personas de este tipo. Gente que ha disfrutado mucho con La Catedral del Mar o Los Pilares de la Tierra e incluso los han releído varias veces. Son libros que tienen errores muy gordos, pero son muy disfrutables. La Cuarta Señal está destinada a ser uno de estos por varias razones. No es Ciencia Ficción, por lo que llegará a un público más amplio que se asusta ante esta adjetivación. Es una lectura que no pide mucha concentración y puedes parar en cualquier momento que no te vas a perder.

Recordar que mañana 04 de febrero se publica el libro, en una edición de tapa dura con sobrecubierta a un precio de 19,95€. Son un total de 480 páginas. Os dejo con el booktrailer.