25/4/16

Relojes de hueso, de David Mitchell


Leer Slade House me dio a entender entre otras cosas que debía leer más de David Mitchell. En mi estantería están todas las novelas que el autor ha sacado en español, pero reconozco que me daba hastío ponerme con ello por la longitud de los textos. Relojes de hueso fue un arrebato lector consecuencia de leer comentarios positivos en redes sociales y ver el libro (cuatro ejemplares) en la biblioteca. Tardé menos de una semana en terminarlo y es de las lecturas más maravillosas que he tenido este 2016.

Holly Sykes tiene quince años, son los ochenta, y ella se escapa de casa tras una discusión enorme debido a que Holly es amante de un hombre de 24 años. Pero las cosas no salen como creía al salir por la puerta de casa, pues los relojes han empezado a girar. La novela tiene su punto de partida aquí y seguirá a través de seis partes que abarcan hasta el año 2043. David Mitchell construye un rompecabezas universal y temporal, cuyas piezas terminan encajando en un mosaico de varias dimensiones. Los diferentes narradores de esta novela están relacionados con Holly Sykes de formas diversas y extraordinarias.  Abarcar tantos mundos, épocas, contextos y personajes, permite a David Mitchell tratar una serie de temas realmente amplios, y quizá es por eso que la cantidad de páginas de la novela es inevitablemente numerosa. Relojes de hueso realmente parece introducirnos en un mundo donde el tiempo fluye de manera diferente, donde aquello de que el tiempo es relativo se toma de forma literal.

Relojes de hueso es una novela de personajes, donde cada uno de ellos es una pieza central rodeada de otras más pequeñas que solo al final de la novela encajan para formar un todo. Los personajes de la novela están marcados por algo (que no voy a revelar) y este algo parece que va uniendo sus tramas. Si habéis leído alguna otra novela de Mitchell ya sabéis como funcionan sus estructuras, para los que no, os animo a adentraros en esta novela. Como ya comentaba anteriormente, yo había leído previamente Slade House novela que se relaciona con Relojes de hueso y que podría ser perfectamente otro capítulo de esta obra (me da que quizá al autor le quedó demasiado larga y por ello existe Slade House). El caso es que esto indica lo bien construidas que están cada una de las tramas de la novela y que todas ellas funcionan perfectamente. Relojes de hueso es un mosaico de diferentes obras, incluso con estilos ligeramente diferentes que combinan de forma sorprendente. ¿Os imagináis releer esta novela pero alterando el orden de los relatos?

David Mitchell es un autor cuyas obras tienen ciertas dosis de género bastante sutiles. No hay grandes elementos fantásticos que destaquen, sino una leve cortina que está ahí, sin la cual nada de esto podría ocurrir. Es fantasía, sí, pero es una fantasía más cercana al realismo mágico que a la fantasía más convencional. Relojes de hueso ganó el World Fantasy Award de 2015 y fue finalista el prestigioso Man Booker Prize de 2014, lo que evidencia el potencial de la novela tanto dentro del género fantástico como fuera del mismo (tanto por crítica como por lectores). Relojes de hueso es una novela que exige una atención constante por parte del lector, está plagada de detalles que serán importantes más adelante y que si uno pasa por alto pueda sentirse confuso más adelante. Es cierto que Mitchell consigue que estos detalles se recuerden, como una imagen que se nos queda grabada de un paisaje mientras conducimos. Por eso, al leerla en inglés, yo tuve miedo que el idioma me jugara una mala pasada, pero todo lo contrario, Mitchell es asequible y está tan bien escrito que parece incluso una tarea sencilla. Relojes de hueso es una novela abrumadora, impresionante y mágica. La palabra “fantástica” se queda corta para describir lo que uno de los autores de género fantástico en activo está haciendo ahora mismo. El género fantástico evoluciona y toma nuevos caminos para crear obras imperecederas y autores que dentro de unos años serán recordados como precursores. ¿Sabéis lo que creo después de leer esta novela? Que estamos viviendo la mejor época para el género fantástico de la historia del género y David Mitchell desfila en vanguardia.