4/3/15

Japón a través de ojos occidentales: 10 novelas



A raíz de un comentario en el blog donde me decían que “no suelo fiarme de autores no japoneses para leer una novela sobre Japón” decidí crear esta entrada. Es cierto que puede sonar pretencioso decir que un autor español, americano o de dónde sea, ha escrito una excelente novela sobre este país y puede generar desconfianza la gran cantidad de obras exageradamente malas que copian clichés y tópicos continuamente. A veces, aunque uno quiera, hay cosas que se nos escapan y es que no es por no ser de ese país, pero hay detalles de otras culturas que a menos que nazcamos en ellas o vivamos durante años entre sus sociedades (véase Lafcadio Hearn, considerado el occidental que mejor comprendió a los japoneses en su época), nos va a ser imposible comprender o incluso atisbar.


Por poner un ejemplo, y generalizando, los japoneses no entienden el concepto de abrazo como un acto para animar al prójimo, para ellos una mano en la espalda o incluso estar de pie al lado de la persona que lo necesita tiene el mismo contenido cultural que para nosotros un fuerte abrazo. Por lo tanto si vas a ambientar una novela que tiene personajes muy clásicos o formales, no hagas que se abracen. Pero normalmente los fallos que encontramos son históricos (algo que no hace falta ir tan lejos como a Japón, la novela histórica sobre España mismo suele estar plagada de errores). A todo el mundo le gustan los samuráis, pero a lo largo de los años sus vestimentas, armas y posiciones sociales cambiaron y en la mayoría de novelas uno suele leer clichés de la imagen del samurái honorable vistiendo una armadura carísima y un par de katanas. Las provincias, regiones y ciudades también cambiaban de nombre con cada nueva invasión o cambio de período y muchas novelas acostumbran a obviar este punto. Es cierto que hay muy poca novela ambientada en Japón que no esté escrita por japoneses y sin contar algunos casos algo vergonzosos, apenas hay fantasía de temática japonesa. La tradición fantástica parece firmemente asentada en los mitos nórdicos y británicos y Asia todavía queda lejos.

He decidido hacer una lista de diez novelas ambientadas en Japón o sobre Japón escritas por occidentales que vale mucho la pena leer. Hay diferentes géneros de ficción: drama, fantasía, novela histórica...


- Trilogía Las piedras de Chihaya de Sergio Vega 

Solo he leído el primer tomo de la trilogía publicada por Quaterni. Sergio Vega me confesó en una charla: “Nunca he estado en Japón y no sé japonés”. ¿Afecta esto a la calidad de un escritor que vive y suspira por la cultura japonesa? Por supuesto que no (de hecho sé que el autor fue al País del sol naciente hace poco), y Sergio lo demuestra en su obra. Contextualizada en un período histórico poco conocido de Japón (1331, período Kamakura) Vega desarrolla una historia impresionante donde diferentes caminos avanzan y nos cuentan desde diferentes puntos de vista, qué le interesa al autor sobre Japón. En una charla con él en la librería Haiku de Barcelona explicó la cantidad de libros de ensayo e históricos que tuvo que leer y cómo esto cambió su idealizada idea de los samuráis y el Japón feudal.


- Shogún de James Clavell

Mítica novela de la que todos hemos escuchado hablar (o como yo, vimos la serie hace tantos años). Personalmente no la he leído (la empecé hace muchos años y la terminé dejando por temas ajenos a la novela), pero conozco lo suficiente como para poder recomendarla. La novela tiene como protagonista al capitán de un barco que acaban  en medio de Japón. Este es el ejemplo de “si no sabes hacer algo bien, por lo menos enfócalo de otra forma y reconócelo”. Clavell nos pone tras los ojos de Blackthorne y su desconocimiento del país nipón y cómo ve tras sus ojos de occidental las costumbres y tradiciones del extraño país. Actualmente creo que está descatalogado en España pero lo he visto muchas veces en rastros o tiendas de segunda mano.


-Mil otoños de David Mitchell

Otro libro que no he leído pero del cual me he informado (un poco) para poder traer a la lista. Una novela que relata un romance como arco argumental pero que sirve al autor para introducir intrigas y misterios. Una novela que se recrea en contextualizar la historia y en describir Japón, cuya trama romántica pasa a segundo plano para dar cabida a conspiraciones de sectas religiosas. Un libro en mi lista de pendientes desde hace mucho.


- Estupor y temblores, de Amélie Nothomb

¿No conocéis a Nothomb? Bien pues cuando acabéis esta lista y leáis a la autora, podéis volver para agradecérmelo. Esta novela en concreto es una autobiografía de la autora y su paso por Tokio. Allí pasó parte de su vida y nos cuenta de forma muy personal su percepción y experiencia con la cultura japonesa contemporánea. De hecho esta recomendación sirva de extensión para el resto de su obra.



- Kwaidan, de Lafcadio Hearn

Esta recomendación es un poco tramposa. Es cierto que Lafcadio nació en occidente pero pasó casi toda su vida en Japón, tanto, que terminó casándose con la hija de un samurái y fue considerado tan japonés como el resto de autóctonos del país (como curiosidad, él fue profesor de literatura en la Universidad de Tokio, hasta su relevo por Natsume Sôseki). Además Kwaidan (que vendría a ser algo así como “lo extraño”) son cuentos tradicionales japoneses puestos por escrito. Aún así, creo que es una obra esencial para cualquier aficionado a la cultura japonesa.

- Mientras nieva sobre los cedros, de David Guterson

Una trama policíaca que da comienzo con un asesinato y que sirve como excusa para tratar temas como el racismo, el odio, la vecindad, el amor o la avaricia. No todo es lo que parece en esta novela. Misterio pero a la vez reflexión sobre una sociedad, su política y su forma de vida.

-Aki y el misterio de los cerezos, de Carlos Bassas del Rey

Descubrimiento estelar. Una de mis recomendaciones más encarecidas de esta lista. Carlos anunció que Quaterni publicará la segunda parte de esta serie de novelas durante 2015 (y antes de verano). Aki y su maestro son agentes especiales del jefe de su clan, o en otras palabras, cazan yôkais. Carlos tiene un conocimiento histórico del período Edo impresionante y su escritura es envidiable, con un tono pausado, lento y contemplativo que recuerda al de muchos autores japoneses. Una novela que deberíais leer.


- El hombre en el castillo, de Phillip K. Dick

Esta novela es una ucronía. Dick plantea un mundo alternativo donde el Eje gana la segunda guerra mundial y en el cual Japón es una de las potencias que domina el mundo. La novela es considerada una de las mejores de la producción de Dick y a menudo es escogida como la favorita de sus lectores. Desde luego plantea un panorama nada acogedor donde los japoneses cobran un papel que no muchos de los que disfrutamos de su cultura apreciaríamos.


- Neuromancer, de William Gibson

Complicada, pero esencial. Supuso el germen, de películas como Ghost in the shell y que inspiró a toda una generación de artistas japoneses y el llamado TechnoJapan, un subgénero de la ciencia ficción en el anime sobre un Japón superdesarrollado tecnológicamente. Neuromancer es considerada la primera obra cyberpunk. Complicada de leer, es de esas novelas que agradeces haber sufrido y que se recuerda mejor de lo que se lee.


- Imperio del sol, de J. G. Ballard

Jim es un chico inglés que se ha criado en Shangai (como Ballard) y nunca ha visto Inglaterra. De la Segunda Guerra Mundial sólo conoce lo que ve por las noticias y desarrolla un interés por la guerra y en especial por los aviones bélicos. Cuando los japoneses entran en China e invaden Shangai, la vida del chico dará un vuelco y cambiará radicalmente. Sobrecogedora.