4/8/11

Tormenta de Espadas - [Canción de Hielo y Fuego /3]


Tormenta de Espadas es la cúspide de la saga. Creo que eso lo opinamos todos. Es bastante complicado hacer una reseña de un libro tan largo y tan plagado de personajes, por lo que me ceñiré a mi opinión sobre autor y partes de la novela importantes. Creo que esta novela es un proyecto descomunal y como no tenga cuidado y siga metiendo a TODOS los personajes del reino, para presentarlos uno a uno, cada personaje de cada casa, y de esta forma poder asesinarlos o jugar con ellos, va a escribir una verdadera biblia.  He de reconocer que me he cansado un poco sobretodo de tanto viaje. La novela es genial, pero tanto p’arriba y p’abajo me ha acabado por dejar claro que el cuarto no lo leeré mínimo hasta el año que viene, cuando haga digerido bien está novela. Es, por lo que he leído, la más cansina de las cuatro publicadas en castellano, por lo tanto no me apetece nada leerla.

Ayer reflexionando llegué a una humilde conclusión. La trama fantástica, Dany y Jon, es con la que engancha a la mayoría de los lectores, y nos hace tragar (que también me molan) sus intrigas medievales por un tubo. A Martin le encantan los libros de caballeros, claro que también los de Fantasía. Pero noto una cierta inclinación a ser un libro de caballería puro y duro, solo que al estilo Martin, realista. Nos pone los toques del Norte y del otro continente sin duda son un añadido para atraer a los curiosos como yo, que queremos ver una batalla entre demonios del frio contra demonios del fuego (jojojo). Por lo tanto dividimos la novela en dos, caballería y fantasía. En mi anterior reseña lo comenté, pero aquí ya se nota muchísimo, esta separación. 

SPOILERS, a partir de aquí voy a pasar a comentar aspectos de la novela, por lo tanto contendrá spoilers, y esta vez serán más duros que en la anterior reseña.



Lo primero que me ha llamado la atención es que Samwell tiene POV propio, y bastante extenso, al igual que Jaime. El personaje de Samwell estaba muy bien definido en Choque, por lo que aquí su personaje es bastante lineal menos en la parte final de la novela, que le echa huevos al matar al Otro (el primer Otro que muere en toda la saga!) y cuando conoce al Señor Astado. Sin duda esa parte me sorprendió sobremanera, además del encuentro con Bran.

El personaje de Jaime es bastante más complejo y es palpable su evolución durante la novela. Su viaje con Brienne de Tarth lo considero un viaje transitorio, como un purgatorio donde “expía” sus culpas. Conocemos más de él y a pesar de que sigue siendo el hijoputa que mató a Jory (¿Quién era ese?) nos hace encariñarnos con el personaje, llegando a odiar a Vargo Hoat por cortarle la mano. Martin, las manos no se cortan, caca. Esto me desagradó muchísimo pues limita bastante al personaje. Sí vale, le ha enseñado una lección bla bla bla, pero una mano no se le corta a un POV. Le  cortas un cuello, o la cabeza, vale, pero la mano…
Jaime es un personaje muy humano, obligado a andar bajo la sombra de su padre y manipulado por su hermana a quién por fin empieza a rechazar.

 
¿Por qué no habrá más personajes como Brienne? Se sube a un peñasco, tira una roca, hunde un barco, hace el salto del ángel y tan campante. No me extrañaría que Martin diga, “uf, este personaje es demasiado perfecto, lo mataré en el siguiente libro”.

Sin duda la mejor trama de este libro es la de Tyrion y la de Jon. El personaje de Tyrion para mi es el mejor construido de la novela. El trauma de ser enano no debe ser nada fácil y eso lo plasma en cada movimiento y decisión de él. Nos hace sentir lástima cuando le tratan mal, y pensar “joder, que cabrón” según su decisión. Se vanagloria de ser una persona muy inteligente, y la verdad es que más cagadas no puede hacer en la novela. Martin le hace tropezar una y otra vez. Con su hermana, con su polla, con su padre, con su sobrino. Todo el mundo le odia por el simple hecho de ser enano y no arrepentirse. Me gusta pensar que es el típico al que todos señalan deforme, cuando es la sociedad entera la deforme y él, el único que aguanta estoicamente. El final de su POV es sencillamente brillante. Liberado por un hermano arrepentido, se carga a su padre y a su traidora y adiós muy buenas.



Jon Nieve se ve empujado a una situación límite de la cual actúa con mucha inteligencia. Yo no sé si habría aguantado tanto. Se encariña con Tormund Matagigantes (nosotros también) y bueno, por suerte sobrevive a la matanza de Stannis. Jon se hace hombre, madura, conoce el amor, y conoce la muerte de alguien amado. Conoce la traición de parte de los suyos, pero también tiene amistad.  Me imagino que el Tyrion de Tysha debió de pasar por lo mismo. No tengo mucho que decir solo que los POV de este personaje son increíbles y se leen a una velocidad genial. 

Antítesis total a los POV de Sansa. Personaje más rancio y pesado no existe. Martin clava a la perfección la personalidad de una cría de su edad, y por eso se nos hace pesado. Caballeros, vestidos y bodas, pero a través de ese velo de inocencia conoce un mundo totalmente cruel y despiadado. Toda su familia muere asesinados por los que le dan de comer con una sonrisa. La humillan y la tratan como a basura a la vez que como a una Stark y esto la confunde. Yo me habría vuelto loco. Aún así se hacen pesados sus capítulos. Muy grande el último capítulo coronado con un Petyr Baelish psicópata.


 
No voy a comentar mucho de La Boda Roja. Lo encuentro un gran acierto en la novela, aunque me joda pensar que Robb esté muerto. Su mamá zombieCat los vengará. Me gustaría saber qué pasa con Gran Jon. Tengo que reconocer que se me aceleró el corazón cuando sucede toda la Boda Roja, uno ya se huele algo según todo va ocurriendo. La ambientación de los tambores iba acompasada de mi corazón.

Thoros de Myr. Solo decir que me encanta que exista una especie de nigromante. Resucitando a los “heridos” e incluso a los muertos como Catelyn. No me esperaba nada como esto en la novela, fue toda una sorpresa. Ya tenemos a dos hechiceros de R’hllor. Melisandre y Thoros. Veremos que nos deparan los Otros.

Me ha gustado los guiños a la mitología de los Otros que nos cuenta Melisandre. La batalla entre Luz y Oscuridad. Pero hay detalles como que Craster ofrecía a sus bebés recién nacidos a los Otros. Esto que quiere decir, ¿que los convierten en zombis asesinos, o que la Oscuridad entra en ellos y se convierten en los Otros? Además de que Mance comenta de que “abren las tumbas”. ¿Quiere esto decir que ellos los han liberado para poder encontrar el Cuerno de Joramund y huir a Poniente? Cosas como estas son las que Martin deja más desdibujadas y sin duda son la clave de su saga, ya que si se basa solo en peleas de reinos, podría ser eterno y sin final, necesita de esos Otros y de R’hllor para acabar la saga.

Poco a poco Martin nos desvela más cosas de los wargs. No solo pueden entrar en lobos, si no en cualquier criatura, y esas criaturas pueden guardar su “alma” en un cuerpo donde habite otra alma, como pasa con Varamyr. También vemos a Bran entrar en el cuerpo de Hodor, esto es un detalle importante. Antes de que se me olvide, ¿soy el único que relacionó la escena del pozo, de Bran con la del pozo de El Señor de los Anillos en Moria? Me gustó mucho ese guiño.


Cosas que no me han gustado han sido el POV de Dany. Muy desdibujado y como que no iba con la historia. Solo cuando se descubre a ser Jorah o a Barristan dices: “A ostia, que esto tiene que ver con los otros de Poniente”. Reconozco que me gusta mucho el estilo “Conan” que le da a las ciudades del continente del desierto. Y como asedia cada ciudad. Pero por lo demás, muy justito.

El POV de Arya, quitando pocas cosas, es un desastre. Se tira viajando de aquí para allá sin hacer nada, como si Martin no supiera que hacer con ella. Al final la envía a Braavos, seguramente (supongo) a unirse a algún gremio de asesinos o a encontrarse con Jaqen.

 
Conclusión: Un muy buen libro, pero sin duda una locura de páginas. Sigo pensando que no hacen falta tantas páginas. El cuarto libro no lo pienso coger hasta dentro de un año mínimo.

Lo dicho, un muy buen libro y recomendable, tanto si te gusta la intriga medieval como si te gusta la fantasía. La duda y la incertidumbre en la que nos inserta Martin nos hace creer que cada personaje va a morir al final de su capítulo. De que aunque sea muy realista, cualquier cosa puede ocurrir. Que no se va a dejar ideas en el tintero y de que va a ocurrir lo que le dé la gana a él y no lo que los fans desean. 

Hasta el más mínimo detalle está inundado de esa incertidumbre que recubre la Historia y que tantas versiones puede tener. 

Sin duda el mejor libro de la saga. Un trabajo titánico lleno de emociones titánicas. He llegado a sentir lastima, asco, horror, emoción, “epiquismo” y un sentimiento que no sabría definir bien. Lo llamaré Martinismo: asesinar a punta pala a tus personajes (mira que soy original con los nombres). 

Aquí lo dejo, más de 1700 palabras para reseñar un libro de 1200 páginas. Lo siento, no podía ser menos. Solo espero que alguien tenga el valor de leer la reseña entera.