miércoles, 16 de octubre de 2013

Crónica de la presentación de "El nombre de los muertos"

Que Jesús Cañadas venía desde Frankfurt, Alemania, a Barcelona ya era motivo suficiente para coger el tren de 1,45h desde Cambrils hasta la ciutat comptal, pero además Cañadas iba a presentar su libro en la librería Gigamesh, donde se vendería la obra dos días antes (fanboys-hipsters al acecho) y donde estarían Miquel Codony, Jordi Benavente (quien supe después quien era), Antonio Torrubia, Alejo Cuervo, Susana Vallejo, Sergi Viciana, Z… entre otros, además de Ricard Ruiz Garzón y algunas personas de Fantascy, el sello que ha editado la obra. Todo un evento. Imposible de perder.

La tienda estaba bastante llena en comparación con otras presentaciones, algo que me sorprendió gratamente, pero tiene en parte una explicación, como ya he dicho, Jesús Cañadas viene desde Alemania y no es fácil verle. Dentro de un ambiente estupendo y de reencontrar a gente con quien desde el Celsius no había hablado, Ricard Ruiz empezó la divertida presentación.

“Perdonad que lleve esta americana, sé que en la Gigamesh está vetada la entrada de esta prenda, pero luego tengo la presentación de los Premios Planeta… Pero bueno, ahora toca hablar de literatura”. Y así, con esta brutal sentencia que nos hizo carcajear y romper el hielo, empezamos una genial velada de una media hora aproximadamente.

Hablar de Lovecraft no es difícil, siempre alguien tiene algo que decir, de él, de su obra o de su entorno, pero nadie lo había hecho ante mí como Cañadas. En pocas frases me recordó aquellas noches en que con una tenue luz me disponía a leer los relatos de El Extraño o la Sombra sobre Innsmouth, noches en que pasé verdadero miedo. Cañadas empañaba sus palabras con humor, pero demostrando la sabiduría de alguien que ha pasado varios años investigando sobre el autor, que se ha leído, como decía él, gran cantidad de sus cartas (10.000 en total nos contaba) y la mayoría de bibliografías del autor.

Fueron divertidas anécdotas en las que todos escuchábamos expectantes y atentos como Cañadas se presentó ante la casa de Providence de Lovecraft para encontrar un Starbucks. Delante había una librería con un pequeño rincón dedicado a Howard. Cañadas escandalizado comentó el tema del Starbucks al librero a lo que este le contestó: “Bueno, a Lovecraft le gustaba el café”. O como Jesús, con su labia se cameló a un bibliotecario para que le dejara consultar las cartas manuscritas de H.P.Lovecraft. Y así, anécdota a anécdota, entre datos curiosos e información muy interesante, Cañadas se ganó al público.

Yo iba con la idea de comprar su libro, pero si no le conociera y hubiera escuchado esa presentación hubiera sido el primero en gritar: “¡Deme tres!”. No quiero hablaros mucho de la sinopsis pero si os diré, en palabras del autor, de que va el libro. Lovecraft y dos de sus mejores amigos, Long y Howard, junto a Sonia Greene emprenden la búsqueda del Necronomicón. Es una novela de aventuras, no de terror (detalle importante).
Fotografía robada del facebook de Librería Gigamesh, realizada por Antonio Torrubia.


¿Todavía no te ha convencido? Pues como dice Cañadas en respuesta a la pregunta de Ricard sobre porque Lovecraft está de moda. “Porque Lovecraft mola, punto”.


Una corta pero intensa velada y una grata sorpresa conocer a Cañadas en persona. Me fui corriendo del sitio para no perder el tren pero con mi ejemplar dedicado bajo el brazo y unas ganas de leer impresionantes. Tanto que ya tengo 100 páginas consumidas por mis ansias lectoras. Esos recuerdos de terror que tuve de pequeño leyendo al maestro del terror, ahora revivido y puesto en otro contexto por un autor que se ha sabido vender genial. Un portal a mis antiguas lecturas pero con una visión distinta, esta vez no de temor si no de ganas de tener el corazón en un puño, de reírme y de llorar. 

PD: Os dejo un vídeo recopilatorio de la charla realizado por RHM.


4 comentarios:

  1. Aquest és el resum, com tu dius: "Si no le conociera y hubiera escuchado esa presentación hubiera sido el primero en gritar: ¡Deme tres!”. Va estar molt bé. El proper dia, ens saludem i ens posem cara :) Salut, company.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I tant, de totes maneres segur que em reconeixes, portava una cua i el cabell llarg, anava amb el senyor Codony quan us vau saludar.

      Eliminar
  2. Tengo la suerte de conocer a Jesús desde haca ya cinco años, ¿cómo pasa el tiempo! y cada vez que nos vemos o que intercambiamos emails, logra transmitirme su pasión por las historias que cuenta. Recuerdo el primer día que lo conocí, que se sentó a mi lado y a los cinco minutos ya estábamos hablando de libros, como no podía ser de otra manera.

    Tuve la gran suerte de poder leer una primera versión de esta novela, ya hace un tiempo atrás, y recuerdo que nada más terminar le dije: "Lucha por ella", y bueno, ha tardado unos meses, pero ya se puede disfrutar de ella, y ahora tengo ganas de releerla para volver a pasar un más que buen rato.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte Fer, la verdad es que Cañadas desprende pasión por lo que hace y eso se nota.

      Eliminar