miércoles, 17 de agosto de 2016

No leo suficiente literatura escrita por autoras

Ilustración de Rovina Cai para el relato A Fist of Permutations in Lightning and Wildflowers, de Alyssa Wong 

El título es claro, no leo suficiente literatura escrita por autoras. Esta reflexión viene de largo. No leo suficiente literatura (fantástica) escrita por mujeres. Y pongo fantástica entre paréntesis porque no leo apenas literatura realista o de otros géneros. El caso es que el tema olimpiadas y el sexismo ha sido como una gota que ha colmado el vaso y me ha hecho reflexionar. Normalmente, pienso, me considero alguien feminista aunque no activo en ello. ¿Pero lo soy inconscientemente, o no? Desde luego, si voy a Goodreads y hago recuento de las lecturas totales y las divido entre hombres y mujeres, puedo ver que tengo una clara predisposición inconsciente para escoger autores hombres. ¿Esto es así? Quizá no sea exactamente esto sino la cantidad de hombres y mujeres publicados. Pero vamos por partes, primero los datos de mis lecturas.

Para el recuento, he quitado cómics/novelas gráficas y antologías, ya que a menos que sea una antología clarísima como Alucinadas, suele haber de todo. Ciñámonos a relatos, novellas, y novelas:
De 90 lecturas totales, 24 son de autoras. Estos son los libros de autoras que he leído este año:

  • Too Like the Lightning, de Ada Palmer
  • Slipping, de Lauren Beukes
  • The Fisher Queen, de Alyssa Wong
  • Pétronille, de Amelie Nothomb
  • The Dream-Quest of Vellitt Boe, de Kij Johnson
  • The Stars are Legion, de Kameron Hurley
  • Vigil, de Angela Slatter
  • Vanth, de Cristina Jurado
  • Ninefox Gambit, de Yoon Ha Lee
  • Midnight & Moonshine, de Angela Slatter, y Lisa L. Hannet
  • Viaje a la costa, de Kazumi Yumoto
  • Every Heart is a Doorway, de Seanan McGuire
  • Madeleine, de Amal El-Mohtar
  • Las primeras quince vidas de Harry August, de Claire North
  • Our Lady of the Open Road, de Sarah Pinsker
  • Hungry Daughters of Starving Mothers, de Alyssa Wong
  • Stone Hunger, de N. K. Jemisin
  • The Fifth Season, de N. K. Jemisin
  • Binti, de Nnedi Orokafor
  • La misión del bufón, de Robin Hobb
  • La casa de la muerte, de Sarah Pinborough
  • El silencio de las sirenas, de Beatriz García
  • Galatea, de Melisa Tuya
  • Estación once, de Emily St. John Mandel
Esto supone un 26% aproximadamente de las lecturas totales. Cuando fui consciente de este dato me quedé asombrado. Yo mismo creía ser consciente de leer "muchas autoras". Por lo menos tantas como autores, un 50/50. Obviamente esto no es así. Jordi Balcells comentaba en Twitter que en el último Visiones 2016 se había conseguido un 33% de autoras y que era ya todo un logro. Me sigue pareciendo poco. ¿Pero por qué ocurre esto? Desde luego yo no voy pensando "voy a leer a un buen macho que seguro que ha escrito algo bueno". ¿Es por la oferta? ¿Por la publicidad?  Basándonos en un ejemplo muy concreto, de las autoras arriba expuestas, ¿cuántas son nacionales y cuantas internacionales? Tan solo he leído a tres autoras nacionales: Cristina Jurado, Melisa Tuya, y Beatriz García. Es decir, hay otro problema implícito aquí, pero que viene a reflejar un ejemplo reducido de lo anterior. La oferta en inglés, o de autoras internacionales, es mucho más amplia y accesible. Por ejemplo, las obras de Cristina y Melisa están publicadas en editoriales muy pequeñas, y la de Beatriz en una independiente igual de pequeña (aunque más conocida). ¿Cuántas autoras de fantástico hay fuera del nicho? ¿Rosa Montero, y Cristina Fernández Cubas (por mencionar dos)? Creo que esto se puede extrapolar con las lecturas de autoras y autores.

Si ahora vais a la librería, a la sección de fantástico, ¿cuántas autoras y autores encontráis? Y ojo, no hablo de juvenil, género que parece ser el modo más sencillo de ser autora y publicar fantástico (malditos tópicos), sino que me refiero a literatura fantástica adulta (sin ánimo de menospreciar al juvenil, que os veo venir). 

La solución no es sencilla, y aunque hay un grupo cada vez más grande de personas del mundillo editorial que luchan por igualar las cosas, el problema base radica en la educación. Hace falta concienciar y enseñar a ser consecuente. No se trata de "yo leo lo que me apetece", que está genial, sino de ser conscientes de que quizá lo que nos apetece es siempre lo mismo. Que quizá vivimos en una zona de confort maravillosa pero que cierra las puertas a otras posibilidades. Yo mismo leo lo que me apetece, y trato de ser consiente de que quiero leer un poco de todo, ser equitativo, y ya veis el resultado final.


Mariano Villarreal apuntaba bien otros debates a los que entraré seguramente más adelante, como por ejemplo el de leer más editoriales pequeñas, más autores nacionales y en general, llevar el debate al resto de minorías en la literatura.  ¿Lo leemos porque queremos, o porque es lo que se ofrece? ¿Cómo podemos cambiar la oferta de mercado para que sea equitativa? El mensaje final creo que queda claro: hay que ser más conscientes y consecuentes con lo que leemos. En definitiva, ¿qué opináis? ¿Os ocurre lo mismo? ¿Creéis que es un problema generalizado? 


27 comentarios:

  1. Creo que si es generalizado. Y que ya no es tanto por la falta de mercado, sino por otros factores, porque si buscas evidentemente se encuentran muchas novelas escritas por autoras (vale, no tantas como las de género masculino...), y que tal vez sea también un problema de marketing, o que estamos acostumbrados a leer a escritores porque son los que más encumbrados están. No sé. Pero es cierto que tengo el mismo problema y que debería empezar a ponerle las pilas para cambiar este hecho, al menos en mi caso, y si ayudo a promocionar libros de escritoras, mejor que mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es de esas cosas de las que tiene que darte cuenta para poder remediar.

      Eliminar
  2. Yo creo que hay menos mujeres en el mercado editorial y, además, se publicitan menos. Nevsky tiene muchas autoras y aún así ya dijo que en general venden menos. Así que a las editoriales grandes "no le sale a cuenta". Y claro, si lo que nos venden y lo que está más a mano en las librerías está escrito por hombres, si no lo piensas mucho consumirás solo de eso. A veces tienes que planteártelo a propósito para leer autoras, y si te ciñes al castellano la oferta baja aún más. Es algo que no le puedes pedir a todo el mundo, claro.
    Espero que con el proyecto que inauguraremos el mes que viene consigamos darle más visibilidad a las escritoras de género, proyecto que nació precisamente de una reflexión así.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es exactamente esto, tienes que plantéartelo y ser consciente para saber que quizá deberías variar las lecturas. Con muchas ganas de conocer ese proyecto ;)

      Eliminar
  3. Hola! Muy interesante reflexión. La verdad es que pocas veces me paro a pensar si leo a más mujeres que hombres. He hecho la cuenta y sí, efectivamente leo más hombres que mujeres: 7/24 han sido mujeres este año. La razón la desconozco, si te soy sincero.
    Cuando elijo mi próxima lectura me fijo más en el argumento de la novela que en el género del autor(a), y como yo, probablemente muchos. No creo que haya nadie que decida no leer una novela porque la haya escrito una mujer, a estas alturas del siglo. Tal vez el problema venga de la oferta, que haya un numero mayor de hombres que escriben fantasía que de mujeres, o de las editoriales, que están más dispuestas a publicar a un hombre que a una mujer (lo cual sería absolutamente anacrónico).
    Personalmente, lo que más me preocupa es que las mujeres tengan las mismas posibilidades de publicar que los hombres, ¿es esto así hoy en día? Sería muy preocupante que las editoriales rechazaran publicar una buena obra solo porque esté escrita por una mujer.
    En cuanto a lo de ser conscientes de lo que leemos: toda la razón. No está de más reflexionar sobre si leemos más hombre o mujeres, autores nacionales o internacionales, editoriales grandes, pequeñas o autopublicados... y actuar en consecuencia. Sin embargo, para mí lo que impera son las ganas de leer algo en concreto. Tengo ganas de leer muchas obras escritas por mujeres (Robin Hobb, Trudi Canavan, Gabriella Campbell, Rosa Montero, Ana Maria Matute...), pero no me obligaría a leer una obra que no me apetece leer solo porque la haya escrito una mujer, igual que haría con la novela de un hombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con lo que comentas. Se trata más de ser consecuente que de "obligarte" a algo. Si "sabes" que estás leyendo más autores que autoras pero está bien así, perfecto. El caso es ser consciente y actuar en consecuencia (o no actuar XD).

      Eliminar
  4. En mi caso, como leo bastante juvenil, ganan las autoras por goleada... xD Aunque en esto de la literatura fantástica tampoco tengo muy claro dónde poner el límite entre juvenil y adulta... :S
    Además si no venden al mismo nivel ya sabemos que la editoriales van a lo que van, aunque sea triste. Y aunque haya editoriales más modestas que apuestan por ellas al final siempre terminamos (o al menos yo lo hago) leyendo aquello que ves por todas partes o que te recomiendan en todos los blogs...
    En cuanto a nacionales...ufff ahí si que hay poco donde poder escoger ¿no? Ahora mismo quitando a Concha Perea, Virginia de la Puente, Elia Barceló o Aranzazu Serrano creo que no he leído a ninguna otra... :S
    La verdad es que tampoco es algo en lo que me fije al elegir una lectura, el género del autor es bastante secundario, me llama más la atención la sinopsis, una portada atractiva, algún premio obtenido...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es lo que nos pasa a todos. Nadie escoge sus lecturas basándose en el género del escritor, eso queda por sentado. De lo que hablo es de que quizá hay que ser más consciente de qué leemos, y por lo tanto ser consecuente. Yo es lo que quiero dar a entender con este post. Leo un 24% de autoras y un 76% de autores. ¿Me importa? Sí. Pues trato de hacer algo. Que me da igual, pues nada. Sin problema.

      Eliminar
  5. Fantástica reflexión, caballero, y tristemente cierta: yo tampoco leo suficiente literatura fantástica escrita por mujeres.


    Tengo a varias pendientes, sí, pero si paro a hacer balance de lecturas, este año ganan los varones en proporción de 8 de 10. Será, como dice Dalayn, que la oferta de mercado se enfoca al masculino porque "vende más". Por suerte, emergen pequeñas editoriales que creen en la paridad, así que espero que pronto esta estadística de lecturas pueda ser 5-5.

    ¡Nos leemos! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego la oferta de mercado es terrible. Pero es lo que tenemos porque es lo que consumimos.

      Eliminar
  6. Mi opinión viene en la línea de la reflexión que ya dejaste ayer y de la que veo en los comentarios. Si se es consciente de ello y te importa, bien, puedes hacer algo por intentar cambiarlo dándote cuenta de lo que estas leyendo; sino, tampoco te vas a obligar ni imponer a nadie que lea a más mujeres. En mi caso de mis 54 lecturas este año 13 pertenecen a autoras, y en realidad yo estoy contento hasta cierto punto con este dato, por que sabía que antes era mucho peor y era un aspecto que quería cambiar, pero que todavía tiene mucho margen de mejora. Se agradece también que cada vez la oferta editorial o los especiales en blogs de autoras interesantes a las que leer para poner remedio a esta situación, que a mi parecer poco a poco se va equilibrando, como bien se vio en el Celsius con autoras como Felicidad Martinez, Claire North, Elia Barcelo o Cristina Fernández Cubas. Si, queda un largo camino por recorrer, pero entre todos llegaremos a lo que buscamos (o eso espero). Un abrazo^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias al Celsius y a editoriales como Fata Libelli o Nevsky yo también leo muchas más autoras. Es cierto. Por eso comentaba que hay gente que están haciendo una grandísima labor de concienciación. Y hay que seguir trabajando desde la línea de blogs ;)

      Eliminar
  7. Completamente de acuerdo Alex. A mi me pasa lo mismo y reflexionando, creo que el problema viene, como bien das a entender, de lejos. Cuando le preguntas a alguien sobre clasicos de ciencia ficcion (por poner un ejemplo) lo que suele pasar es que inconscientemente recomiende a los sospechosos habituales (hombres). Quiero decir que, siendo cierto que solemos tener mayor feedback de los medios tradicionales y las editoriales en el caso de hombres, creo que tambien en medios como pueden ser los blogs tiende a pasar lo mismo. La verdad es que el problema es complejo de narices.

    Y lo que dices sobre el cambio que tiene que haber en la educación cierto y de hecho, pensando ahora en los libros que me mandaron leer en mis años de ESO/Bach, creo que en el 100% de los casos (o 99.9%) estaban escritos por hombres (y no estamos hablando de libros recomendados por un profesor sino libros que obliga a leer el sistema educativo), por ejemplo, los cuatro libros obligatorios de 2° de Bach que luego entran en selectividad.

    Excelente articulo como siempre :) un saludo

    ResponderEliminar
  8. Completamente de acuerdo Alex. A mi me pasa lo mismo y reflexionando, creo que el problema viene, como bien das a entender, de lejos. Cuando le preguntas a alguien sobre clasicos de ciencia ficcion (por poner un ejemplo) lo que suele pasar es que inconscientemente recomiende a los sospechosos habituales (hombres). Quiero decir que, siendo cierto que solemos tener mayor feedback de los medios tradicionales y las editoriales en el caso de hombres, creo que tambien en medios como pueden ser los blogs tiende a pasar lo mismo. La verdad es que el problema es complejo de narices.

    Y lo que dices sobre el cambio que tiene que haber en la educación cierto y de hecho, pensando ahora en los libros que me mandaron leer en mis años de ESO/Bach, creo que en el 100% de los casos (o 99.9%) estaban escritos por hombres (y no estamos hablando de libros recomendados por un profesor sino libros que obliga a leer el sistema educativo), por ejemplo, los cuatro libros obligatorios de 2° de Bach que luego entran en selectividad.

    Excelente articulo como siempre :) un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, lo de las lecturas escolares no lo había pensado. Aunque yo tuve la suerte de leer en Bachillerato a bastantes autoras, entre ellas Mercé Rodoreda, de mis preferidas.

      Eliminar
  9. Fabulosa tu reflexión. Ayer cuando lo comentaste en Twitter revisé mi reto y me di cuenta que de los 42 libros que llevo leídos 15 son de mujeres, antes la proporción era mayor porque leía mucho más juvenil (donde la mayoría están firmados por autoras como tu comentas) Que se publican menos autoras (en inglés, pero en español aun más) es algo evidente (solo hace falta ver las novedades de los últimos meses) Si no te das cuenta del sesgo que mueve al mundo editorial, terminas leyendo solo lo que se ofrece, así que estaba bien hacer un poco de autocrítica, no solo para leer a más mujeres, sino libros más diversos en general.

    ResponderEliminar
  10. The Stars are Legion, The Fifht Season y toda la obra de Robin Hoob (aunque me abruma la cantidad disponible) las tengo en pendientes.

    La verdad, nunca atendí demasiado a si quien escribía la novela era mujer o no; eso supone que acabo siendo arrastrado por la corriente y leo a los conocidos (ellos). De las 22 (ahora mismo) novelas que he leído este año solo cinco eran de autoras. Y, echándole un vistazo, te das cuenta de que son personas (tal y como decía Martin en cierta entrevista). He leído tres libros muy buenos, Araneida, Erhis y The Long Way to a Small Angry Planet; uno regularcillo, Cazador y presa; y uno que ha sido para quemarlo, Iacobus. Eso significa que también tenemos autoras buenas y malas.

    Pero claro, eso ya lo sabíamos. No estamos diciendo nada nuevo. Así que, a menos que entremos en un proceso de discriminación positiva y empecemos a leer deliberadamente a autoras, seguiremos leyendo de lo que oigamos hablar o nos llame la atención. Lo cual será, casi siempre, autores de renombre.

    Si te encuentras una magnífica novela, hazle una reseña como harías con cualquier otra; pero no creo que merezca la pena darle vueltas a lo que deberías leer para ser políticamente correcto.

    PD: Espero que esto haya sonado tan neutral como yo esperaba, sino...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que aquí, la discriminación positiva tiene un papel importante. No tanto como para "obligarte" a dejar unas lecturas por otras, sino para ser consecuente con lo que lees. A investigar más, a tratar de conocer nuevas autoras que dejamos en la repisa por el autor que ya conocemos o que nos han recomendado, etc. Es un debate delicado, pero creo que mi punto de vista es sencillo y claro. No se trata de dejar de leer unos por otros, sino, como ya he dicho, de ser más consecuente.

      Eliminar
  11. A mi me parece que es una cuestión de etiquetas. Para que haya igualdad de género no necesariamente, (ni obligadamente) se necesita que todas las aéreas sean abordadas en un aspecto 50/50, sin embargo es cierto que inconscientemente seguimos un modelo machista que le abre más oportunidades a los hombres, o en todo caso a lo que ya estamos acostumbrados y a lo que "vende".

    Ahora, si te fijas en la literatura romántica, me atrevería a decir que son las autoras las que dominan el terreno, aunque no tengo las pruebas en la mano. ¿Será entonces que la mayoría de las mujeres prefieren escribir novelas románticas en lugar de fantasía?...

    Habrá que hablar con una encuestadora y algunos estadistas para resolver tu reflexión con buenos datos.

    ResponderEliminar
  12. Luego de procesar mentalmente tu reflexión que me parece muy buena... Sería interesante saber cómo se distribuyen tus "evaluaciones/sensanciones/sabor de boca" que te han dejado las obras de escritoras en relación a los escritores. ¿Tus evaluaciones son más altas en el caso de obras de mujeres? o ¿se mantiene la misma distribución que en las obras de hombres?

    En mi caso, acostumbrado a leer escritores, cada vez que leo a alguna autora, descubro, en general, que hay un mundo de diferencias, miradas, enfoques y tramas que rompen con los que uno lee "tradicionalmente". En resumen, siempre es un agrado leer a más autoras... ejemplos de lo anterior han sido para mí Karin Tidbeck, Kij Johnson, Nina Allan, Mary Robinette Kowal, Caitlin Kiernan, Benjanun Sriduangkaew y Aliette de Bodard... y naturalmente tu listado de lecturas es un aliciente para seguir por el buen camino.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Yo soy de las que trata de leer de todo un poco, clasico aunque casi siempre tiro en inglés y autores que escriben en inglés, eso en parte es porque en mi pais de esta variedad o bien llega poco o bien es muy caro, entonces corta mucha gente que podría leer otras cosas.

    Podriamos leer muchos más autoras eso es claro, pero en general tiramos a leer obras que ya sabemos que hay que leer (en mi caso clásicos y demás) y ahí las mujeres son más pocas. Es verdad que en juvenil hay mucha autora y por eso los que leen mucho de eso la equidad de género suele subir...

    Si soy honesta, yo quisiera ver que hables de libros y autores que rara vez te veo leyendo (literatura latinoamericana por decir algo) XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin ir más lejos, hace poco leí "Las visiones" de Edmundo Paz Soldán, autor de boliviano. Aquí la reseña: http://dondeterminaelinfinito.blogspot.dk/2016/05/las-visiones-de-edmundo-paz-soldan.html :)

      De todas formas, si tienes recomendaciones, soy todo oídos.

      Eliminar
    2. Te recomendaría a Eduardo Sacheri, historiador argentino que escribió "la pregunta de sus ojos" el libro y luego la pelicula que cogionizó con campanella (la peli de El secreto de sus ojos, oscar en 2009 mejor película extranjera).

      Eliminar
  14. Aquí mi comentario: http://www.twitlonger.com/show/n_1sp113s.
    Un saludo :).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy por partes con el comentario:

      -Sí, desde luego el espacio en el mercado para publicaciones de mujeres es mucho más limitado, pero supongo que es una consecuencia de las costumbres de consumo.

      -Lo de la discriminación positiva no estoy del todo seguro que sea una solución a largo plazo, pero como arma de choque a corto plazo es un buen recurso, desde luego.

      -Como no acabo de entender esto del patriarcado prefiero no responder, pero no creo que estos entes omnipresentes excluyan a la mujer del mercado de forma intencional. El que hace ese comentario de "jaja salu2" tampoco me parece un ejemplo, ya que ese personaje directamente no lee. Yo me refería a género fantástico en este post, fuera del género, sí se publican a mujeres y de hecho muchos últimos superventas están escritos por autoras.

      Eliminar
  15. Me parece súper interesante tu reflexión. Soy un chico de dieciséis años recién cumplidos que se considera feminista y que la inmensa mayoría que ha leído es juvenil, aunque está adentrándose ahora mismo en la literatura adulta. He hecho un recuento en mi estantería de autoras y después de autores, he contado muy por encima, he dejado alguna que otra antología (por los motivos que tú has dicho) de lado y solo he querido saber cuántos hombres y cuántas mujeres tengo ahí, no cuántos libros de cada uno hay. Me ha salido un número muy ajustado, casi un 50/50 supongo, pero he leído mucho más de lo que tengo y supongo que yo también habré leído a más escritores que escritoras. ¿Por qué es esto? En mi caso solo puedo decir que nunca he descartado (ni por el contrario, me ha apetecido más) leer un libro por el género del autor, si es chico o es chica. De hecho es raro que yo escoja un libro por el autor, no tengo demasiados fetiches, por así decirlo. Lo que en general me llama es el género, la sinopsis, si es original, si tiene buenas críticas, la portada... Pero, como tú dices, aún así acabamos leyendo a más chicos que chicas, sobre todo si lo que nos gusta es la fantasía (aunque yo leo muchos géneros diferentes). Quizá es las editoriales se dejen guiar por estereotipos del tipo "buscamos una autora que nos dé un bestseller romántico" o "la fantasía está mejor escrita por un hombre" (no tengo ni idea de si lo hacen, pero no me cabe la menor duda de que habrá alguna, y me parece fatal) porque son los estereotipos que están arraigados de mala manera en nuestra sociedad y, al fin y al cabo, ellos obedecen a un público que somos nosotros y no solo aceptamos, si no que también creamos, esas condiciones. Con lo cual, ¿leemos menos autoras de fantasía porque hay menos publicaciones de este género escritas por mujeres? Y si es así, ¿podemos hacer algo para cambiarlo?
    Besos desde ¿Realidad? no, libros:)

    ResponderEliminar