5/11/14

La música del silencio de Patrick Rothfuss [Reseña]


Tal es la presión de los lectores de una saga tan famosa como la del Asesino de Reyes que un autor como Rothfuss, (en mi opinión muy creativo y poético, uno de esos autores a los que hay que dar rienda suelta) tiene que excusarse antes sus fans para poder escribir lo que le apetece. Cuando ocurre algo así hay algo en mi estómago que se revuelve.

Con George R. R. Martin ya ocurre que los fans pasan de estar ansiosos por seguir leyendo a ser maleducados y en algunas ocasiones ofensivos a niveles extremos. Si sois usuarios de redes sociales cada día aparece mínimo un comentario preguntando por el sexto libro de CDHyF, o insultando al autor por no estar escribiendo 24/7. 

Esto es algo que pude vivir en el Celsius232 de 2014 con Rothfuss. La cantidad de fans era sobrecogedora y a la vez era reconfortante. La cantidad de gente joven que lee fantasía es grande. Sí, quizá sólo leen a algunos autores conocidos (mainstream), pero esos autores son la bandera del barco tras el que todos vamos.

Lo triste fue observar faltas de respeto verbales hacia el autor en diferentes conversaciones que fui escuchando o por las redes sociales, acusando al autor de no hacer nada (por estar en la convención) y de no apreciar a sus fans por no encerrarse a escribir bajo llave.

Todo esto viene en referencia al epílogo que escribe Rothfuss en su nueva novela (o relato largo). Es una disculpa ante los fans, es una disculpa ante su editora y es una reafirmación de que él, va a escribir lo que quiere escribir, aunque le cueste el contrato.

El relato nos habla de Auri, uno de los mejores personajes de la saga (y que en mi opinión le da mil vueltas a Kvothe). Un personaje profundo, femenino e introvertido. El adjetivo que más he escuchado para definir tanto el libro como a Auri ha sido “raro”. Por mi parte no puedo estar más en desacuerdo. Auri me parece uno de los personajes más reales de toda la novela. Todo aquel que sigo al autor por RR.SS. verá el profundo amor que este señor tiene por sus hijos. Auri me recuerda a esa mentalidad inocente y mágica de los niños, donde todo es posible.


Además, para mí, Auri representa disfunciones psicológicas modernas, como pueden ser los trastornos obsesivos compulsivos e incluso el autismo. Que Rothfuss sea capaz de meterse tan de lleno en la mente de un personaje así es digno de admiración. El realismo con el que retrata sus acciones, su forma de actuar nos gritan que hay algo más allí, que hay una segunda lectura más profunda.

Hay historias que no sólo te hacen pasar un buen rato, hay historias que están hechas para reflexionar y sacar conclusiones. Hay historias que se quedan dentro de ti. Y a veces no sólo historias, a veces es un personaje. Todo aquel que tenga un familiar o un amigo con algún tipo de trastorno psicológico como los antes mencionados verá en este libro una historia de ternura. Rothfuss mece con sus palabras a Auri, la transporta de aquí para allá. Le proporciona aventuras a su talla.

El argumento de la trama es casi inexistente, no hay un desenlace, y apenas hay una introducción. La historia gira en torno a Auri y sus quehaceres en la Subrealidad, lugar en el que se dedica a recoger diferentes tipos de “chatarra”. Es cierto que se revelan un par de datos que podrían ser algo relevantes para la saga, además de profundizar en el personaje antes mencionado. ¿Será Auri clave para el desenlace de la trilogía?

Aviso a lectores, si queréis empezar a leer a Rothfuss y no habéis leído nada, este libro no es para vosotros. Necesitáis como mínimo haber leído el primero, porque si no vais a leer palabras y más palabras y no vais a entender nada.

En conclusión, si sois más fans de Rothfuss que de Kvothe, esta novela os va a encantar. Si os gusta paladear una buena historia, descubrir entresijos y saborear una prosa muy poética, La música del silencio va a ser una delicia de lectura. Un experimento por parte del autor que demuestra que sigue siendo de los mejores. Además la edición de PJ es casi de lujo. Tapa dura con sobrecubierta y una portada muy hermosa, acorde con el resto de la saga a un precio más que correcto. Si disfrutas leyendo, simple y llanamente, adéntrate a la Subrealidad con Auri. No te arrepentirás. 


Nota: No quiero cerrar esta reseña sin hacer una mención al conflicto que se dio el pasado 28 de octubre, el día en que tuvo lugar el lanzamiento del libro a escala mundial. El día 24, grandes almacenes como Fnac y Corte Inglés (por citar un par) ya tenían en sus estanterías la novela, pese a la petición expresa del autor y las editoriales de que el estreno debía ser el día 28 (la editorial, que me ofreció un ejemplar, me dijo explícitamente que no podían enviarlo antes de ese día precisamente por esta razón). La competencia desleal es triste y se merece todo mi desprecio. Y para todos los que comprasteis el libro el día 24, la próxima vez tan solo reflexionad en las consecuencias de lo que hacéis y si de verdad merece la pena.