25/10/14

Reseñas, opiniones o críticas

Arno Rafael Minkkinen

Desde que abrí este blog uno de los temas circundantes a la “esfera bloguera” es: ¿los blogs reseñan, o dan su opinión? Y después una pregunta más compleja: ¿Hacen crítica? Y la pregunta que me ha llevado a este post. ¿Qué hago yo?

Me gustaría primero definir el primer concepto y quizá el más ambiguo. La opinión. En la RAE dice:
1. f. Dictamen o juicio que se forma de algo cuestionable.
2. f. Fama o concepto en que se tiene a alguien o algo.

Es importante quedarnos con la segunda definición. En otras palabras, es un juicio objetivo y personal sobre algo a partir del bagaje cultural y social adquirido. A partir del contexto. Dicho en plata: hay tantas opiniones como culos. Y es así.

En mi opinión hay dos grandes grupos en la esfera bloguera. Los que opinan y los que reseñan (o hacen crítica, luego hablaremos de ellos). Los que opinan son los que crean un boca a boca, el mítico “me he leído este libro y me ha gustado, deberías probarlo”. Las opiniones pueden basarse únicamente en nuestra experiencia personal y aislada con el libro. No hace falta nada más.


La diferencia entre los otros dos conceptos puede parecer algo confusa pero con una visita a la RAE (lo sé, últimamente no es el lugar más fiable, pero ellos mandan el cotarro) dice: Reseña: 2. f Noticia y examen de una obra literaria o científica”, mientras que en la definición de crítica dice: “Crítica: 8. f Examen y juicio acerca de alguien o algo y, en particular, el que se expresa públicamente sobre un espectáculo, un libro, una obra artística, etc.” Para ambas necesitamos de un examen de la obra literaria, conocimiento sobre el autor, su biografía, su carrera literaria, el contexto de la obra.

Una reseña es un texto breve, escrito por una persona que tiene cierto conocimiento sobre el tema tratado. Son textos descriptivos e informativos.  Una reseña hace noticia sobre una obra, en otras palabras, introduce la obra dando a entender que el lector la desconoce totalmente. Hay diferentes tipos de reseña, un resumen de lectura, por ejemplo, es una reseña. Una reseña contiene un breve resumen de la obra. El centro neurálgico de la reseña se basa en dar aspectos positivos y negativos, basados en la opinión del reseñador. El origen de la reseña era acercar al lector a leer la obra (o a conseguir todo lo contrario).

Voy a reducir el significado de crítica, a crítica literaria individual. El concepto puede alargarse demasiado. La crítica contiene una opinión analítica de una obra. La crítica no hace noticia de la obra,  emite un juicio sobre la obra (supuestamente por un experto en materia) y la define. La crítica literaria analiza ritmo, estilo, contexto, tema, argumento. No dice si estos son positivos o negativos, constata el hecho, los describe. Además la crítica identifica los temas tratados en la novela. Para desarrollar crítica literaria se necesita de teoría. La crítica ordena  los materiales que constituyen la obra según su contenido de realidad, es decir, según su verdad.

Volvemos entonces a la pregunta inicial: ¿qué hago yo en el blog? Teniendo en cuenta estas definiciones yo hago reseñas y he escrito algunas opiniones. Creo que hay alguna reseña híbrida que casi nace crítica y de hecho creo que tengo alguna crítica, en la que analizo temas y arquetipos de una novela. Pero en mi blog hago reseñas.

La mitad de blogs que sigo escriben opiniones y la otra mitad reseñas. ¿Es mejor o peor escribir reseñas? Creo que una opinión se adecua perfectamente a un público de novela más juvenil. Este público no busca un análisis de la obra, la gente busca recomendaciones. Busca saber qué libro puede estar bien leer, y una opinión es más que suficiente para ello.
Los blogs que escribimos reseñas estamos quizá más interesados en el trasfondo de las obras, en sus autores y en la tradición del género (en mi caso el fantástico). Un blog que escribe estupendas reseñas es rescepto indablog, del escritor Sergio Mars.

Por lo tanto, si entráis a este blog, vais a leer reseñas. Aún así sigo creyendo que no existe una idea fija del concepto, que los bordes se tocan y que una reseña puede tener mucho de una opinión y viceversa.

Comentando este post con Miquel Codony me dijo algo que me hizo reflexionar: ¿Qué necesidad tienes de dar explicaciones? Escribo este post simplemente para aclarar algo que me ha dado qué pensar durante mucho tiempo. Conocer la diferencia de lo que hago y lo que no me sirve para poder mejorar lo que sí escribo. Además, este post me sirve como declaración de intenciones.


¿Y vosotros, escribís reseñas, opiniones o críticas? ¿Qué opináis del tema?