21/1/19

The Gutter Prayer, de Gareth Hanrahan


2019 no podría comenzar mejor, y es que se avecinan una serie de debuts literarios dentro de la fantasía épica de lo más interesantes. The Gutter Prayer, de Gareth Hanrahan (Orbit Books, 2019) es uno de estos libros que menciono y del que os comentaré mis impresiones en la reseña. Justo comenzaba este nuevo año con una breve reflexión: me apetecía leer más fantasía, más aventuras, más épica. 2018 ha estado marcado por la predominancia de novelas de ciencia ficción y ensayos científicos, así que me apetece volver a la capa y espada. Aunque este libro lo comencé en diciembre, lo terminé hace unas semanitas y adelante que la novela debut de Gareth Hanrahan, The Gutter Prayer, me ha gustado muchísimo.


The Gutter Prayer nos presenta un escenario, una ciudad, bueno, mejor dicho, un personaje: la ciudad. Una ciudad que está pasando por una crisis: una gran cantidad de refugiados que acuden al lugar de una guerra lejana. Además está repleta de industrias alquímicas que contaminan el agua y causan enfermedades y pobreza entre la población. La mayor parte de los productos de esas industrias son armas que se venden a ambos bandos de esa misma guerra lejana (¿os va sonando?). Además la iglesia tiene disputas y tensiones con los políticos y parlamentarios y los magnates de las industrias. Está ciudad es Guerdon, antigua, reconstruída una infinidad de veces, hogar de muchísimas razas y culturas y religiones. 

Cari ha perdido la motivación de vivir, no sabe qué hacer ni a dónde ir. Una huérfana desde muy joven que siempre ha huido y correteado por las calles de Guerdon. Un día fracasa en un robo, la atrapan y la marcan de por vida. Esto parece, de algún modo, insuflarle una determinación inquebrantable, una resiliencia que le ayudará a superar ciertas adversidades y comienza a jugar su propio juego contra los enemigos que buscan acabar con ella. Spar, el amigo de Cari, tiene sus propios problemas. Un hombre que trata de vivir fuera de la sombra de su padre, y que además sufre una enfermedad que lentamente le está convirtiendo en roca. Es una hoja de doble filo, ya que la enfermedad le da una fuerza y resistencia sobrehumanas, pero al mismo tiempo le está matando, inexorable. Spar vive un tiempo prestado, limitado, breve, y lo sabe. El tercer miembro del grupo es un ghoul conocido como Rat (Rata), atrapado entre la estricta jerarquía del mundo ghoul bajo tierra y la vida en la superficie. Un personaje con una evolución tremenda e interesantísima.

Si dicho todo esto no os he convencido a leer uno de los debuts literarios del año más interesntes, atrevidos y que usa la fantasía para hablar de nuestra actualidad más reciente, dejad que os diga que, además, está escrito con un estilo muy fluido, accesible y que le da al libro un ritmo que no llega a lo frenético pero tampoco a lo pausado. Es un libro oscuro, no sabría decir si grimdark, no lo creo, aunque desde luego es fantasía oscura. El aire pesimista y oscuro que cubre todo el libro es evidente, y los personajes a menudo se ven arrojados a situaciones que les superan y que acometen sin demasiadas ganas, tan solo por el hecho de sobrevivir. No son héroes, son personas que una ciudad como Guerdon aboca a medidas desesperadas. Y por supuesto, Cari, Spar y Rata estarán en el lugar menos indicado en el momento menos indicado. El libro tiene una inventiva fenomenal, con monstruos extrañísimos, enemigos muy molones y escenas de persecución y de acción que me han dejado el corazón en un puño. Y si todo esto no os convence ¡mirad el portadón de Richard Anderson! ¿Recomiendo The Gutter Prayer? Sí, desde luego. Creo que The Gutter Prayer augura un muy buen 2019.  Gareth Hanrahan ha sido un descubrimiento fantástico y espero leer las secuelas de este libro y de las aventuras de Cari, Spar y Rata. Porque sí, es una saga/trilogía, pero el libro es autoconclusivo. Un debut arrollador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario