15/5/18

El zoo de papel y otros relatos, de Ken Liu



Tengo un defecto, tiendo a posponer las reseñas de los libros que más me han gustado o impactado. Quiero que el texto sea lo más preciso posible. Elaborado, profundo, trabajado. Y de mientras publico reseñas de libros que, aunque son entretenidos, no necesitan tanta introspección ni reflexión para reseñar. Al final el conjunto es el de muchas reseñas sobre libros normaletes y los que realmente deberían destacar se me quedan en el tintero. Como comentaba en pasadas reseñas, tengo bastantes textos en borradores (más de 100), muchos casi terminados pero que he dejado ahí, en el limbo. No hay motivos. No hay excusas. Así que hoy os traigo la reseña de una de las obras que más disfruté en 2017 (de hecho la puse en el top de las mejores lecturas de dicho año). Se trata de El zoo de papel y otros relatos, del ya más que conocido Ken Liu.

Este libro lo he leído dos veces. En realidad más, ya que había disfrutado de varios de los relatos en inglés en revistas o en varias antologías como Terra Nova. Pero me compré el volumen en inglés y me lo leí de una sentada. Qué gozada. Y luego lo releí con la traducción de María Pilar san Román. De verdad, qué gozada. Qué bien traduce. El caso es que tengo una espinita que me molesta, que está ahí. Tengo la ligera sensación de que Ken Liu no tiene la repercursión que un autor de su categoría debería tener. Y esto es una sensación basada en percepciones totalmente subjetivas. Es decir, podría estar totalmente equivocado. Lo que quiero decir es que este volumen de relatos es de esos libros que podrían aparecer en los folletines culturales de cualquier periódico, en Babelia, en Jot Down, o en clubs de lectura de bibliotecas y librerías. El zoo de papel y otros relatos es un libro que trata temas universales. Pero además lo hace con originalidad, con un estilo que pocos escritores alcanzan jamás. Ken Liu es, llanamente, de los mejores autores que he leído jamás.

Me da que esta reseña se me va a alargar.

Pero volvamos al libro. La antología (y la llamo así porque es un recopilatorio de cuentos previamente publicados) se inicia con un prefacio del propio autor en el que narra su experiencia. En la reseña de La gracia de los reyes comentaba la capacidad del autor para crear mundos originales, culturas, situaciones, personajes y demás. No solo world-building (guolbildin) sino una capacidad imaginativa desbordante. Pues con esta antología no se queda corto, e incluso hay relatos que son de puro derroche creativo. 


El libro comienza con un relato que me tiene en ascuas, por un lado el relato en conjunto no me gusta, pero por otro, y como decía antes, el derroche creativo es tan brutal que no puedo evitar sentir que este texto es excelente. 'Acerca de las costumbres de elaboración de libros en determinadas especies' es una especie de ensayo antropológico o cultural sobre distintas especies del universo y su modo de transmitir la escritura. No os hacéis ni una idea de la cantidad de modos y formas que Liu imagina. Lo que os decía, derroche. 'Cambio de estado' es un relato donde el Ken Liu que yo conozco aparece. El de los personajes profundos, el del drama, el de la tragedia. Ken Liu os va a hacer llorar. Os va a ablandar la patata. 'Como anillo al dedo' es un relato que reflexiona sobre la influencia de la tecnología en nuestars vidas. Un Black Mirror descafeinado, y no porque sea malo, sino porque no es tan tecnofóbico ni de terror. Bueno, sí, es bastante terrorífico. 'Buena caza' cuenta la historia de Liang, el hijo de un cazador de demonios que pierde sus poderes mágicos ya que su padre asesina a una huljiging. Liang debe adaptarse a los tiempos modernos. Ken Liu usa este relato para reflexionar sobre el choque entre tradición y modernidad. 'El literomante' es uno de esos relatos espectacular que uno lee cada mucho. Aunque, sorpresa, diría que el 99% de los relatos que vais a encontrar aquí son tan increíblemente buenos que os va a costar volver a leer un texto breve que os emocione tanto. En cualquier caso, en este relato reflexiona a través de la lingüistica sobre la pérdida, la crueldad y la desolación. La guerra y la crueldad humana a veces no tienen límites.

'Simulacro' además de ser un ejercicio de estilo (son varias entrevistas a varios personajes, ejercicio que el autor llevará a cabo en algún que otro texto más), es una estupenda reflexión sobre el perdón y los recuerdos. 'Regulada' me dejó alucinado. En este caso es una novela corta que recuerda mucho a Blade Runner, ese ambiente noir y tecnológico con ciertos tintes distópicos. Un relato de suspense políciaco de lo más entretenido. Y aquí llega uno de mis dos preferidos, 'El zoo de papel', un relato sobre la maternidad, sobre las raíces culturales, sobre crecer, sobre las elecciones en la vida. Un texto durísimo y tierno al mismo tiempo. Y finalizo la reseña (comentar todos los relatos puede llegar a cansar y así os dejo la puerta abierta a que exploréis) con 'Mono no aware', mi relato preferido de Ken Liu y premio Hugo en 2013. Un texto del que no os voy a contar nada, pero que leí por primera vez en al avión cuando me mudé a Dinamarca por primera vez y me deshice en lágrimas. Uno de mis relatos preferidos de todos los tiempos.

En definitiva, habréis notado cierto entusiasmo hacia el autor. Ken Liu aúna muchísimas características que me fascinan: especulación científica, social y cultural. Ken Liu te puede hablar de una nave generacional como del cambio cultural que sufre una familia de immigrantes a medida que pasan las generaciones. Al mismo tiempo es capaz de reflexionar sobre periodos históricos concretos sin poner buenos y malos, sino a personas en situaciones extremas. Los textos de Ken Liu son eso, humanistas, y en definitiva apelan a aquello que nos hace ser personas. Nuestros errores, nuestras taras, manías, virtudes, sueños y motivaciones. Es por eso que leer a Ken Liu debería ser asignatura obligatoria para cualquier aficionado a la lectura. Además la edición de Runas es de 10, con una espectacular traducción de María Pilar san Román. No me queda nada más por decir. Leed a Ken Liu. Os cambiará la forma de ver la vida.