1/9/16

Slipping, de Lauren Beukes


Que soy un admirador del trabajo de Lauren Beukes no es un secreto. Desde que Las luminosas se publicó en castellano por RBA y traducida por Pilar Ramírez, ha sido un descubrimiento que no me ha dejado de dar sorpresas. Broken Monsters (Monstruos rotos, en Siruela), fue una de mis novelas preferidas de 2014. Por lo que al ver que Beukes publicaba nuevo título este año, no podía no hacerle un hueco en el blog. Slipping, como bien dice el título, es una antología de textos de ficción y de no ficción. Hay poemas, relatos, novela corta, y ensayos. Además los géneros son variados, pues hay relatos costumbristas, y otros claramente de ciencia ficción (incluso cyberpunk). El orden de los relatos (tengo la manía de leer las antologías en orden, nunca me salto nada), está especialmente bien pensado, pues crea un discurso muy interesante, además de que la narrativa, según avanza el libro, va mejorando. Si algo me ha sorprendido siempre de Beukes, es su capacidad para tocar diferentes géneros y temas, y transmutarlos en un estilo propio. Ciencia ficción, terror, novela negra, fantasía. La hibridación de géneros es algo que siempre he destacado de esta autora sudáfricana. Y por ello, una antología de cuentos suyos, creo que es la mejor forma de empezar con su obra. Otro punto a favor de Lauren Beukes, es que casi todos sus protagonistas son mujeres y suelen tener el desarrollo de una problemática interior que no suelo leer en personajes masculinos. Es decir, el foco del personaje se centra en otro tipo de problemas personales o de identidad. Los relatos tratan temáticas como corporaciones gubernamentales, los efectos de la televisión o las redes sociales en la cultura, y sobre todo la violencia doméstica o de género. Sumando esto a que sus cuentos suelen ocurrir en Sudáfrica (otros en Japón, o Pakistán), estos elementos la convierten en una autora tremendamente interesante.

«Dehumanizing is not only something that other people do to you. It can be self-inflicted, too. Switch off the light behind your eyes. Focus on the lowest rungs of Maslow. Get through the day, however you can.»

En general, los relatos tienen un tono oscuro, decadente, que muestran ese universo que ya hemos conocidos con Las luminosas o Monstruos rotos. Personajes que sobreviven, personajes rotos, mundos rotos. En cuanto a la parte de no ficción, reconozco que iba con prejuicios, pero me ha sorprendido muchísimo encontrar piezas realmente interesantes, como por ejemplo cómo empezó la autora a trabajar como periodista. En especial el texto titulado All the Pretty Corpses, donde hace una crítica durísima a los medios de comunicación y su manera de exponer a las víctimas de asesinato (en especial mujeres) y cómo esto fue la semilla de su conocida Las luminosas. En definitiva, creo que Lauren Beukes sabe de lo que habla. Son temas sociales actuales que nos afectan a todos, independientemente del país en el que vivamos. Tanto en ficción como en no-ficción, Beukes demuestra ser una autora comprometida con la sociedad. Algo que empiezo a echar de menos en la ciencia ficción actual.

Os recomiendo visitar la web de la autora para ver qué textos entran en la antología, además de más información sobre la obra.

Nota: esta reseña está dentro de la iniciativa #LeoAutorasFantásticas y #LeoAutorasOct