martes, 13 de septiembre de 2016

Destellos de luna. Pioneros de la ciencia ficción japonesa, de Daniel Aguilar



La ciencia ficción japonesa parece que vive de unos cuantos tropos. Algunos clichés vistosos como monstruos enormes, grandes robots o desarrollo de tecnologías bélicas que en muchas ocasiones van de la mano con diferentes tipos de poderes psíquicos o fuerzas paranormales. Muchos hemos crecido con Mazinger Z y Doraemon, dos tipos diferentes de robots, pero robots al fin y al cabo. En Destellos de luna. Pioneros de la ciencia ficción japonesa, Daniel Aguilar hace un repaso exhaustivo y minucioso de los origines de la ciencia ficción nipona hasta mediados de los años 60 del siglo pasado. Daniel revisa la literatura, el cine y el manga, los tres pilares en los que se sustenta este género. El ensayo, de unas 400 páginas, lo ha publicado la editorial asturiana, Satori. La edición cuenta con una cantidad enorme de material gráfico, así como la propia calidad de edición a la que nos tiene acostumbrados Satori.
Es sencillo situarse en el contexto histórico debido a las referencias históricas y al tipo de discurso de Daniel Aguilar, saltando de autor en autor, comentando la época histórica y qué autores occidentales eran influencia en ese momento. El libro está dividido en cinco partes diferenciadas, con una introducción que resuelve de un plumazo el nacimiento del fantástico y la ciencia ficción en Japón, desde los primeros mitos nipones en la literatura hasta las primeras obras que iban surgiendo con modestia. La siguiente sección habla sobre la especulación bélica de lo extraño, la amenaza extranjera que se cierne sobre el país, es decir, Occidente. Hay que pensar que el colonialismo japonés, con las guerras sino-japonesas estaba en pleno apogeo. Hay un capítulo dedicado por entero a la figura de Jizzo Unno, además de varias de sus obras traducidas por primera vez al castellano y que son casi inéditas incluso en japonés. La segunda Guerra Mundial deja mella en Japón, Godzilla, el terror nuclear, se cierne sobre el país en forma de monstruo gigantesco, y la ciencia ficción especula y se adapta a ello, tanto de forma bélica como filosófica. Japón ha perdido, pero las nuevas generaciones de japoneses todavía pueden defender el país. La tecnología maravillosa y mágica acude para socorrer a Japón.


3 comentarios:

  1. Pinta interesante ^^ Anotado para cuando se pueda comprar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salió a la venta antes de verano, así que deberías poder comprarlo :)

      Eliminar
  2. Desde el Neo Nostromo de la entrevista y en el que hablabaís de él estoy con ganas de leer este libro, pese a que los ensayos no son santo de mi devoción, pero su temática es demasiado atractiva para mi, como tu dices, nos hemos criado con ello casi :)

    ResponderEliminar