2/5/16

The Emperor's Railroad, de Guy Haley


Hay novelas que te dejan un regusto amargo, no sabes si te han gustado o no, puedes reconocer virtudes y defectos pero aunque dejes pasar un tiempo sigues sin tener una idea firme. Por eso esta reseña va a ser algo ambigua, pues The Emperor’s Railroad, de Guy Haley me ha parecido una novela muy interesante, con buenas ideas, pero con defectos y puntos negativos.

Ay, Tor. Nos vas a llevar a la ruina. La editorial anglosajona ya lleva un tiempo con su nueva colección de ficción corta. Novellas de autores conocidos y no tan conocidos (sobre todo de lo segundo) donde se publican historias de máximo 200 páginas. Aquí han publicado autores como K.J. Parker, Angela Slatter o Daniel Polansky. Es una colección más que recomendable y que quitando una o dos obras, casi todo lo que he leído es sobresaliente. Además esta colección permite acercarse autores que quizá con obras más extensas dejaríamos pasar. Y ese es el caso de Guy Haley, autor que no habría leído de no ser por Tor y su colección de ficción corta.

The Emperor’s Railroad mezcla una cantidad enorme de elementos fantásticos tan dispares como zombis, ángeles, dragones o caballeros, todo ello en un escenario que parece ser post-apocalíptico pero de estética y contexto pseudo-medieval. Curioso, ¿verdad? A mí la sinopsis me pareció tan interesante como atractiva su portada, pero lo cierto es que el desarrollo de la historia se me ha quedado algo corto para todo lo que plantea la narración. La historia la cuenta un hombre que antes de morir decide recordar lo que vivió con doce años. La trama se centra en Quinn, un caballero al que contrata el grupo en el que viaja el narrador para que los proteja de monstruos o criaturas (al más puro estilo Geralt de Rivia).

El worldbuilding se queda a medias, sin dejarnos demasiado claro temas que me parecen importantes para el desarrollo de la trama. Ya sea aspectos del contexto actual (jerarquía de criaturas) o el porqué de este declive de la humanidad para llegar a una sociedad medieval de nuevo. Por otro lado, el autor proporciona bastante protagonismo a los zombis, y he de reconocer que es quizá lo más original del libro. ¿Creíais que todavía no estaba todo inventado en este subgénero? Tanto es así que me ha resultado de lo más interesante del libro (no soy demasiado fan de este subgénero), consiguiendo las mejores escenas de la novela y las más impactantes.

En definitiva, a The Emperor’s Railroad sufre de falta de páginas. Necesita más desarrollo de personajes y sobre todo del mundo. Además la trama parece no tener un rumbo claro y termina sin terminar, dejando un final abierto a una segunda parte. Pero lo cierto es que este primer contacto con Guy Haley ha sido muy positivo y pese a todas mis pegas me ha resultado una obra muy entretenida, divertida y me ha dejado con ganas de más. Yo repetiré con el autor con la segunda parte de esta saga, The Ghoul King que sale a la venta en julio (se presenta un verano interesante).