30/10/14

Lectura diagonal y la competición de los libros

 
Dicen que si unes internet y gatos tienes la clave del éxito.
Hace tiempo que me ronda por la cabeza hablar en el blog de mi percepción sobre la velocidad de lectura de algunas personas. Cuando empecé con esto del blog mi velocidad  de lectura era endiabladamente rápida. Podía ir a la biblioteca y en una tarde leerme una novela de 300 páginas.

Pero hay muchos matices con esto de la velocidad de lectura. No es lo mismo leerte una novela de Tolstoi que una de Sanderson. El primero se atraganta continuamente y te obliga a parar y reflexionar, a saborear cada frase. El segundo tiene un ritmo tan rápido que es probable que en dos días termines una novela de 1000 páginas. 

Hay lectores en Goodreads que ponen su reto en más de 300 libros al año. Y eso son muchos libros. Desde hace un tiempo que algunos de mis compañeros de lecturas se ponen el reto de Goodreads a 1 libro como medio de protesta ante esta práctica. Y esto me ha hecho pensar. Además el post en Canal Nostalgia me ha proporcionado la gota que colma el vaso.


Mi reto está en 120, y si lo cumplo será la vez que más libros he leído en un año. Pero es que no sólo leo estos libros. Leo novelas como lector 0, leo algunos ARC que no salen en Goodreads y publicaciones o relatos en páginas web que tampoco pueden contabilizarse en Goodreads, por lo que mi ritmo de lectura en Goodreads no es “real”.


Yo no creo que el reto de Goodreads sea una tontería, pero hay que ser realistas. Está bien ponerte una meta a cumplir si tiendes a ser poco organizado (sobre todo con las lecturas) y por ello creo que el reto es útil, el problema llega cuando hay gente que lo considera una competición. O incluso peor, una forma de “quitarte libros pendientes de encima”.

He llegado a la conclusión de que hay gente que no disfruta leyendo. Disfruta al pensar que ha terminado X libros y que puede empezar más. Y esto creo que es un error. Leer no se trata de competir a ver quién lee más, o de ver cuántos libros puedes consumir Leer no es engullir. Y no me vengáis con "pues yo leo así, es mi forma de hacerlo” porque no. Lo siento, lo estás haciendo mal.

A veces creo que leo “demasiado” rápido. Pero es simplemente porque me he topado con una novela que me lo pide. Otras veces he estado 2 semanas con el mismo libro y no he sentido ansiedad, ni ganas de leer en diagonal para terminarlo y poder empezar uno nuevo.
Porque esa es otra, la única manera de llegar a leer 300 libros al año es leer en diagonal. Todos lo hemos hecho, sí, sobre todo en esa parte de la novela en la que estás atascado y es tremendamente aburrida. A veces la lectura diagonal es el último recurso antes de abandonar una novela. Pero leer en diagonal por costumbre es un mal hábito. Si leemos, es para disfrutar, es para entretenernos y conseguir experiencias.

¿Qué más da si leemos uno o 10 libros al mes? ¿Lo has disfrutado? Objetivo cumplido. Personalmente, me frustra un poco ver estas competiciones de lectura. Me da la impresión de que se desaprovecha el libro y de que el lector no sabe bien cómo funciona esto. No se trata de leer mucho, se trata de leer bien.


Que quede claro que esto es mi opinión, puede ser que exista gente que lea 400 libros al año sin saltarse una coma (estoy seguro), siempre hay excepciones, pero mi crítica no va contra estos lectores (que suelen ser personas que trabajan de esto: lectores editoriales o editores).

¿Y vosotros, qué opináis? ¿Estáis a favor o en contra de la lectura en diagonal?