6/4/16

The House of Shattered Wings, de Aliette de Bodard


Reconozco que no soy demasiado fan de la mitología bíblica. Supongo que haber asistido a un colegio católico durante casi toda mi educación puede influir en el hecho de que el tema “ángeles” y “demonios” me produzca cierta repelencia. Pero eso no impidió para nada que comprara en preventa The House of the Shattered Wings, de Aliette de Bodard (novela que acaba de ganar un BSFA a mejor novela). Bodard es una autora que considero interesante, con un estilo original y trabajado y cuyas historias disfruto por aquello de sugerir pero no mostrar totalmente. Por eso es quizá que mis expectativas eran demasiado altas para la novela.

La premisa de la novela es interesante y en cierta manera adictiva (sobre todo si te gusta el estilo narrativo de la autora), pero de la mitad hacia el final la novela decae en ritmo y en interés por parte del lector. Ya se ha confirmado secuela en 2017 titulada The House of Binding Thorns. Hay aspectos en los que Aliette de Bodard es especialmente buena, como en construir el mundo en el que se desarrolla la novela, repleto de detalles y con gran profundidad (si la seguís en redes sociales podréis ver que se documenta hasta detalles casi enfermizos, una pasada); además Aliette saber crear atmósferas evocadoras que consiguen meterte de lleno en la historia, en este caso un París post-apocalíptico controlado por unas Casas formadas por ángeles caídos. Estas casas, como era de esperar, son rivales, y la trama gira alrededor de las rencillas entre estas casas. Y es aquí donde radica el punto débil de la novela, pues tras una introducción fascinante, la novela no parece avanzar demasiado con el nudo, y desde luego el “desenlace” se vuelve anticlimático e insuficiente.



El ritmo de la novela es pausado, ninguna novedad dentro de la narrativa de Aliette. En este caso se centra más en diálogos que hacen avanzar la trama y en menos texto. Este libro, y comparándolo con anteriores obras de la autora, me parece quizá un acercamiento a algo más comercial, por ello quizá este cambio a páginas repletas de diálogos (corregidme si me equivoco, pero esto es algo que suelo ver mucho en literatura anglosajona más “mainstream”). El caso es que este formato narrativo entorpece el ritmo de lectura a partir de la mitad, sumando a este hecho la aparición de varios deus ex machina que no tienen justificación alguna en la trama y aparecen porque un mago lo hizo. 

The house of the shattered wings me parece una novela interesante de fantasia urbana (con un tono muy adulto, es decir, más cercana a Dresden que a Steelheart) que aporta frescura en cuanto a narrativa y construcción de mundos, aunque se queda muy floja en desarrollo argumental y estilo. Y ojo, este último detalle lo comento en comparación con otras obras de la autora, ya que estaba acostumbrado a cierta calidad que aquí no ha aparecido. El sistema de creencias me crea sensaciones contradictorias, pues como decía al principio, el tema bíblico no me interesa lo más mínimo, pero es cierto que Aliette consigue dotarlo de profundidad y hacerlo lo suficientemente interesante para no repetir esquemas vistos decenas de veces. Aliette de Bodard presenta su novela más asequible para un público más general, pero a su vez más arriesgada y ambiciosa en cuanto a estilo narrativo. La autora cumple con creces en el apartado de construcción, trasfondo, personajes y estilo, pero creo que suspende en el argumental y en el de desarrollo de la trama.