26/1/15

Brandon Sanderson y La Rueda del Tiempo


Todos los géneros literarios tienen obras que, sin duda, son reconocidas al instante y creo poder decir sin miedo a que mucha gente me contradiga que La Rueda del Tiempo es una de esas obras para la literatura fantástica.

La Rueda del Tiempo se trata de una saga de libros, que varía entre los catorce volúmenes en la publicación original en inglés y los veinte de la edición definitiva en español publicada por Timun Mas, escritos por Robert Jordan. No obstante, ante la muerte de este, su viuda Harriet, eligió a Brandon Sanderson para que concluyera la saga con las notas de su marido en parte porque era un gran fan de las novelas de Sanderson, en parte por un texto que el autor publicó en su blog autor a raíz de la muerte de Jordan. Así pues, armado con algunos fragmentos escritos por Jordan, las notas del mismo de toda la saga y junto a la supervisión de Harriet y los asistentes de Jordan, Sanderson terminó La Rueda del Tiempo en tres libros: La Tormenta, Torres de Medianoche y Un Recuerdo de Luz.

Para aquellos que no estéis familiarizados con el argumento puede ser algo complejo: Hace mucho tiempo la humanidad vivía en paz y prosperidad, asesorados por la Hermandad Aes Sedai, un grupo de mujeres y hombres capaces de encauzar el Poder (una fuerza que se extrae de la Fuente Verdadera, la energía que mueve el universo). No obstante, por un error humano, el Oscuro, un ser maligno que El Creador había encerrado con la creación del mundo, fue liberado. Muchos se pasaron a su bando, dando lugar a un cataclismo y una gran guerra que terminó cuando consiguieron sellar al Oscuro en una nueva prisión. No obstante, esto hizo que la parte del Poder que usaban los hombres se contaminase, volviéndoles locos al usarlo y creando un gran desequilibrio en el mundo. Siglos después, el mundo comienza a recuperarse. Pero las profecías dicen que el Oscuro se librará de su prisión y que aquel que le encerró, el Dragón, renacerá para enfrentarse una vez más a él en la Última Batalla que decidirá el destino del mundo. Y con el Dragón Renacido comienza la historia.


Muy lejos de las batallas, la riqueza, profecías y palacios, conocemos a Rand al’Thor, un granjero cuya vida despreocupada y normal, y la de sus amigos, se ve alterada con la llegada de Moraine, una Aes Sedai con la misión de encontrar a la reencarnación del Dragón. Y junto a ella, comienzan a aparecer los siervos del Oscuro. Rand y sus amigos se ven obligados a huir, y pronto se verán inmersos de lleno en las profecías que lo señalan como el elegido para enfrentarse al Oscuro en la Última Batalla.

La Rueda del Tiempo es una saga de fantasía de corte más clásico, más cercano al trabajo de Tolkien que a la fantasía más contemporánea, por llamarlo de alguna forma, entre la que englobaría a Sanderson. No obstante, creo que Sanderson introduce su propio estilo en los últimos, sin desmarcarse mucho del de Jordan, haciéndolos algo más dinámicos y concisos. Y aquí entramos en la mayor discusión sobre el final de esta saga, ¿es Sanderson fiel al estilo de Jordan? ¿Cambia los personajes? ¿Modifica el argumento, o algunas tramas? ¿Mejora o empeora la obra con su estilo y aportaciones? ¿No debería, al hacerse cargo de la historia de Jordan, neutralizar su estilo a favor del de este?

Cuando Sanderson coge las riendas de la narración la historia está en un punto álgido pero estático, en la calma antes de la tempestad: casi todas las tramas más secundarias están cerradas, o al menos encauzadas, y ahora la gran protagonista de los tres libros restantes será la estrategia y preparación de la Última Batalla. Es complicado afirmar si es por la escritura de Sanderson o por estar llegando al final de la historia pero la narración me resultó mucho más fluida y dinámica. Coral, pues hay personajes repartidos en diferentes tramas, pero la forma de hilarla es bastante más fluida y por lo tanto amena.

Uno de los pocos contras que he podido encontrar en la escritura de Sanderson es que en su primer libro, no terminaba de cogerle el punto a determinados personajes. No en el sentido en que no fuera fiel a los personajes en sí, sino que no era fiel en la forma en que Jordan los narraba. No obstante, esto es algo que solo pude notar en La Tormenta y que pulió considerablemente bien en los dos siguientes. Desde mi punto de vista, Sanderson da tal vez más fondo a los personajes. Es algo en lo que noté especial hincapié intenta explicar con bastante detalle su evolución personal, hacernos ver como piensan y como razonan mientras que con Jordan solo les veíamos actuar. En parte relacionado con esto el diálogo cobra importancia, y tenemos unos diálogos que destacan sobre el resto, recordándonos ligeramente a esos brillantes momentos de Mistborn.

Por otro lado, Sanderson recorta bastante las descripciones a favor del desarrollo de la acción. Y es que una de las cosas que destacan la narrativa de Jordan son sus extensas y épicas descripciones,  brillantemente narradas, de parajes, escenarios y personajes. No obstante, con Sanderson, encontramos descripciones mucho más breves y concisas a favor de un ritmo más ágil, más escenas de acción y, como he mencionado previamente, más diálogo.

De esta forma, la parte de Sanderson parece que la trama está más concentrada, es más dinámica. Da más impresión de movimiento, de que los personajes se mueven para un fin. Aunque, de esta forma y por el contrario, pierde muchas veces gran parte de la carga dramática y emocional de la que Jordan dotaba a veces a las escenas. Muchas muertes menores narradas por Jordan, me han hecho estar al borde del llanto. La muerte de personajes más importantes, narrada por Sanderson, en ocasiones hasta me ha pasado desapercibida.

Ilustración de Michael Whelan para la portada de A Memory of Light.
Desde mi punto de vista, Brandon Sanderson realizó un trabajo excelente terminando La Rueda del Tiempo. Principalmente, creo que encontró el equilibrio exacto de la pluma de Jordan, y su propio estilo algo más ágil y dinámico, trayendo un soplo de aire fresco a la saga tras muchos volúmenes. Llegados a este momento, yo tiendo a recomendar La Rueda del Tiempo a todo amante de la fantasía, al menos intentarlo con el primer libro, El Ojo del Mundo (Desde Dos Ríos y La Llaga, en la nueva edición) y, si os engancha, adelante con el resto. ¿Me atrevería a recomendar al fan de Brandon Sanderson la saga entera? Sí, bajo la misma premisa. Excepto que añadiría que no esperéis encontrar el estilo de Sanderson en la historia, no lo vais a encontrar, el verdadero acierto de su trabajo aquí, es asemejarse al estilo y mundo concebido por Jordan. 

Autora: Ithil
IMAGEN 20