domingo, 1 de septiembre de 2013

El último argumento de los reyes – Joe Abercrombie [Reseña]


El último argumento de los reyes ha sido el mejor cierre de trilogía que he leído en mucho tiempo. Joe Abercrombie tiene una mejora progresiva de estilo y escritura en cada libro publicado muy notable. Del primer libro de la trilogía al último se nota que el autor ha mejorado y ha investigado enormemente. Los diálogos por ejemplo son todavía más gamberros pero con una ironía brutal. Esta obra así como todas las editadas en castellano van a cargo de Alianza (LeeRunas) que respetan la portada inglesa.


Como ya hemos comentado en las anteriores reseñas, Joe utiliza los arquetipos de la alta fantasía, la épica y les da una vuelta para mostrarnos el lado oculto, el que está cubierto de barro y gusanos. Sus personajes son tópicos maltratados y desubicados por el autor. El “elegido” (Arturo) que debe guiar a su pueblo y no sabe ni atarse la suela de los zapatos. Un bárbaro sanguinario que odia la guerra y la muerte y tiene miedo a morir. La mujer guerrera que en vez de necesitar ser salvada continuamente, salva a los demás y tiene un humor de perros. El mago guía, que es más egoísta de lo que parece. El inquisidor no-vengativo. Y así podríamos seguir.

La resolución de la trilogía ha sido más brillante de lo que me esperaba. Todo lo que en el primer y segundo libro se nos presentaba y dejaba de tener importancia, se recupera en esta última parte. Todas las tramas y sub-tramas quedan cerradas. Es sorprendente como Abercrombie recuerda detalles y tonterías de los primeros libros y los rememora para darles un final digno.

Este tercer tomo da final a las tramas que empiezan en La voz de las espadas, no así a sus personajes. Hay tres novelas más ambientadas en el mundo de La Primera Ley: La mejor venganza, Los héroes y Red Country. Estas tres últimas son independientes y auto-conclusivas, pero comparten personajes, escenas y guiños a libros anteriores. Por lo tanto aunque acabe la trilogía, hay personajes que van a seguir dando guerra durante muchas más páginas.

Es sorprendente como a un autor, en mi opinión, de un nivel tan alto, sea tan poco conocido. De hecho, con seis novelas excelentes a su espalda, empieza ahora a cobrar fama en nuestro país. En el Celsius 2012, (al cual no fui) me dijeron que poco más de doce personas fueron a conseguir libros firmados por Joe. En el Celsius2013 no fuimos muchos más, aunque a lo largo de los días mucha gente le pedía firmas.

Todavía no he leído sus otras tres novelas, pero creo que no me alejo mucho al decir que a Joe Abercrombie todavía le falta escribir “su novela”. Algo que lo eleve a “Imprescindible” (que para mí ya lo es). Y aunque ahora mismo está escribiendo algo de Young Adult, esperamos que pronto nos dé una grata sorpresa.

Pero volvamos a la novela. Este tercer tomo ha sido para mí el más completo en cuanto a detalles de la trama, escenarios y personajes. Los diálogos son todavía más gamberros y mucho más inteligentes, las situaciones son brillantes y hay momentos memorables. Por ejemplo, la evolución de Logen en las dos anteriores novelas, en esta es totalmente opuesta. El bárbaro involuciona y da un cambio que no esperábamos, por lo que el autor vuelve a sorprendernos y a jugar con nosotros. Así mismo ocurre con Glotka. No revelaré spoilers, pero cierta escena al final del libro nos deja claro que para Abercrombie, las cosas son como son y no hay finales felices en la vida real.

Fotografía conseguida en el blog: http://bbrasseaux.wordpress.com/page/31/

Las escenas se vuelven todavía más violentas. Sabemos que es el último volumen de la saga y Abercrombie no se corta. No hay pausa para recordar a los que vuelven al barro, mueren y allí quedan. No hay esperanzas de felicidad para nadie y como la vida, todo sigue adelante y todo cambia. Podemos quedarnos con una sensación de vacío al terminar la saga, y es que para el autor no hay un “final” al que llegar. La vida continua y las guerras y las intrigas también. La maldad y la avaricia humana no tienen fin.

El ejemplar que está en mi poder.
El término de fantasía sucia es perfecto para definir la obra de Joe Abercrombie. No solo por su expresión "de vuelta al barro”, sino por la cantidad de sufrimiento y fracaso tras fracaso de sus personajes. Como siguen adelante por golpes de fortuna que perjudican a otros, como en una partida de póker, donde a veces gana el mejor farol. Glokta es un gran ejemplo de cómo debe ser un buen jugador de cartas. No hay bien y no hay mal, solo hay metas y fines, y para algunos, conseguir su propósito justifica cualquier método, aunque su propósito sea igual de cruel.

El tratamiento totalmente realista de la fantasía, generalmente poblada de magos y dioses poderosos es la especialidad de Abercrombie. A pesar de que aquí se deja ver un tipo de magia no explicada y unos dioses muy vivos, quién realmente decide es la guerra, la muerte y la maldad. Los diálogos son brutos, un “hijo de puta” sustituye al típico “malandrín”, una cuchillada en el cuello por la espalda sustituye al poco creíble duelo a muerte de caballeros y las intrigas palaciegas tienen tantas habitaciones ocultas que uno ya no sabe de quién fiarse.

Hay algunas escenas memorables y que me hicieron pasar de reírme en voz alta, a tener la mandíbula desencajada y el ceño fruncido por la crueldad de la escena. Creo que no solo en dar la vuelta a los tópicos de la fantasía es bueno Abercrombie, sino en la creación de personajes. Tics nerviosos, frases típicas, maneras de hablar y una gran personalidad dotan a todos y cada uno de ellos durante la novela. “Estoy vivo” de Logen, “malditas escaleras” de Glokta, “¿qué pensarán de mí?” de Jethal, la mirada de odio de ferro o el orgullo desmedido de Bayaz son solo algunos ejemplos obvios.

Una novela que da cierre a una impresionante trilogía pero que abre a seguir leyendo más obras del autor. Para mí, una de las principales figuras de la fantasía contemporánea y del Grimdark. Si tenéis ganas de leer algo innovador, comprometido, gamberro, escrito con humor y con muy buena pluma, no podéis dejar pasar ni un minuto más sin leer la trilogía de La Primera Ley hasta su conclusión: El Último Argumento de los Reyes.

Joe Abercrombie y servidor en el Celsius232

6 comentarios:

  1. Amen!!! Muy buena tu reseña Alexander. Estoy contigo en lo de que Abercrombie tiene que escribir su novela aunque cuando leas Los Héroes te quedarás sin habla, por lo menos es lo que me pasó a mí. Ya nos contarás cuando lo leas. Bueno creo que tenemos Abercrombie para rato jejeje. Eso está muy bien. Bueno un saludo y... Abercrombieeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee.

    P.D. Estuvimos charlando en el Celsius pero un Abercrombie se interpuso entre nosotros ejejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte Javier y gracias por el elogio.

      La verdad es que tengo ganas de leer más Abercrombie, tengo el ansia ahí apurándome.

      Me perdonarás pero ahora no caigo en quién eres. Dame más pistas! :D

      Eliminar
    2. Hola Alexander, coincidimos tras la charla de Steven Erikson. Dentro del auditorio cuando acabo la charla me acerque para conseguir un autografo de Abercrombie que como bien sabes acudió a la charla. Mientras esperaba, tu estabas sentado en la primera fila y me dijistes; No vienes por mi, verdad. Yo te dije que no pero que te conocía y te quedastes todo pillado. Charlamos un rato y me salí para que Joe me firmara los libros. Como te dije un Abercrombie se interpuso jajajaja.

      Un saludo y sigue con estas pedazo de reseñas!!

      Eliminar
  2. Gran reseña. Como apuntas, lo más memorable de Abercrombie son sus personajes. Consigue que te importen. A lo largo de tres libros, o como en Los Héroes, en tres páginas, sufres por lo que les pueda pasar.
    En cinco novelas ha conseguido consolidar un estilo y una épica que hace que sus libros se devoren.
    Deseando que en octubre publiquen Tierras Rojas, a ver que visión tiene del western.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a intentar leerme Red Country en inglés antes de su publicación en castellano. Solo por reseñarlo antes de que salga :)

      Un abrazo Fernando y un placer tenerte por el blog.

      Eliminar
  3. Totalmente de acuerdo en los elogios a Abercrombie. Me queda de leer sólo los Héroes y ahora que me he enterado de que su próximo libro es un western tengo más ansiedad si cabe.
    Una suerte poder haber coincidido con él. Saludos.

    ResponderEliminar