15/10/19

Gideon the Ninth, de Tamsyn Muir




No os lo voy a negar, empiezo a cansarme de que me la cuelen. Una ilustración de cubierta sugerente, un título atractivo, una publicidad bestial (casi un año antes de la salida del libro estuvieron bombardeando con Gideon the Ninth como si no hubiera un mañana). Yo soy permeable a todo esto y, para qué negarlo, me influye en cuanto a escoger una u otra lectura. Así que cuando Gideon the Ninth salió en Scribd me lancé como loco dejando todas mis otras lecturas a medias. Os voy a comentar mis expectativas: una lectura que me iba a alucinar, una historia impactante, personajes como pocos había leído, nigromantes en naves espaciales como catedrales góticas… Vamos, yo me esperaba una historia sacada del universo de Warhammer 40.000 llena de acción, interacciones tensísimas entre personajes y mucha muerte. Esas eran MIS expectativas. Por desgracia nada más alejado de la realidad.

Es una novela sobre duelistas que se chulean. En ocasiones tenía la sensación de estar leyendo un anime shonen (ya sabéis, un anime dedicado a la juventud, con un personaje que lucha en torneos contra otros y va subiendo de nivel y todo eso) que una novela de CF especulativa. Porque no, no es especulativa, es space opera bastante normalita, porque apenas hay space ni opera. Os pido disculpas, dejad que ordene mis ideas y vaya por partes. Gideon the Ninth tiene una premisa estupenda, Gideon es una mujer de 18 años huérfana que ha crecido en el culto obsesionado con los huesos y la nigromancia llamada la Ninth House (o la Novena Casa). En total hay nueve casas en este libro, cada una instalada en un planeta distinto y con un culto nigromántico distinto. La propia Gideon es una nigromante lo que implica que es una soldado con experiencia en duelos y necromancia, aunque a Gideon solo le interesan sus revistas y su espada larga, algo que la mantiene distraída de la jerárquica y desagradable vida en la Novena Casa. Pero Gideon está a las órdenes de Harrow, la princesa de la Novena, de 17 años, y la nigromante más poderosa de su generación. Gideon debe educarse como “caballera” de Harrow antes de realizar su misión. Juntas, Gideon y Harrow viajarán hacia la Primera Casa, un planeta-palacio gótico inmenso lleno de esqueletos. Allí todas las casas se reunirán para escoger a los nuevos Lyctors (lictores), una especie de sirvientes inmortales para el dios emperador no-muerto.

Y aquí me surgió el primer problema. Lo de la nigromancia no es tanto el núcleo del libro como algo más decorativo, y de lo que en realidad va esta novela es de una serie de casas (o equipos) en ocasiones muy poco diferenciadas que se baten en un duelo-campeonato de esgrima para escoger al nuevo Lyctor. Voy a empezar con algunos aspectos negativos. El libro sucede en el espacio, pero podría suceder en cualquier otra localización, no influye en nada más que en otorgar esa atmósfera gótica que, en mi opinión, es impostada. Y digo impostada porque el estilo y los personajes no son góticos, lo es la estética neogótica (rostros pintados como calaveras, esqueletos animados por magia, palacios y cristaleras y telarañas…) que llevan los personajes y los escenarios, pero poco más. Vamos, que esta novela podría ser un urban fantasy en cualquier ciudad y funcionaría igual. Pero vaya, que tampoco es un gran problema, se puede pasar por alto sin mucho esfuerzo. Lo de los duelos quizá sí que me fastidió más ya que, a pesar de que la segunda mitad del libro cambia drásticamente, este inicio es bastante aburrido y soso. Muchos personajes que hablan igual contrastando con Gideon, malhablada, chulesca y vacilona. Bastante insoportable, la verdad. A diferencia de Harrow, un personaje interesantísimo y profundo. El problema de Gideon (y de cierta tendencia actual) es que el personaje apenas tiene evolución ni conflicto interno. El conflicto es externo (que mala es la Novena Casa, que mala la gente que me obliga a hacer cosas, etc). Gideon es una mujer caprichosa y Harrow es todo lo contrario: disciplinada y con su misión clara. 

En cuanto a los aspectos positivos, obviando la ya mencionada Harrow (que protagoniza el segundo libro, por cierto) tenemos el aspecto narrativo que, en cierto modo, no está tan mal. Muir escribe unos diálogos fluidos y orgánicos (excepto los de Gideon) aunque a veces parecen sacados de una película de Tarantino y eso me choca muchísimo. Las descripciones de Muir son vívidas y parece que los elementos de la novela se salen de la página, y en realidad el ritmo está genial (quitando la caterva de personajes olvidables y no importantes de inicio). La pareja Harrow Gideon es curiosa y genera dinámicas de personajes muy divertidas. Una actitud rebelde y quisquillosa en contraposición a la disciplina y la inteligencia. El sistema mágico me ha gustado mucho, y aunque convierte a la novela en fantaciencia, o fantasía espacial, es una chulada ver como Muir se inventa aspectos muy originales con los que usar la nigromancia en batallas espectaculares o con esqueletos que sirven el té o redactan una carta. Creo que es un libro que sufre mucho de las expectativas generadas a su alrededor y del maldito y horrible hype. Es una novela que leída con una predisposición más hacia el pulp, una novelita sencilla y de aventuras sin mucho más hubiera ganado muchos puntos. Pero yo me esperaba “algo más”, no sabría deciros qué, pero vaya, todo el mundo lo estaba flipando colorines con este libro, y no deja de ser normalito. Dicho todo esto, me leeré la segunda parte, a ver qué tal.

4 comentarios:

  1. Conclusión final: Esta bien pero tenías otras expectativas. A mí por la portada esperaba que fuera una fantasía urbana oscureta, me ha descolocado en parte lo que dices de space opera, aunque luego queda claro que da igual. En fin, no sé si llegará en castellano, pero es de estos que entra por el ojo. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no me extrañaría, pero por desgracia es uno de esos libros muy olvidables que te venden como imprescindibles. Como ya he dicho, si me hubieran vendido algo más cercano a la realidad creo que lo habría disfrutado más. De todos modos me voy a leer el segundo tomo.

      Eliminar
  2. En Tor.com siempre hacen lo mismo con sus libros. Recuerdo la turrita que dieron con Binti y luego resultó ser algo bastante mediocre.

    ResponderEliminar
  3. Tras ver un twiit a tope de hype, llego a tu post y se desinfla todo. Gracias.

    ResponderEliminar