11/10/18

Micosis, de Enerio Dima


Enerio Dima es una de las autoras emergentes que más curiosidad e intriga me despiertan. Hace unos meses os recomendaba un relato suyo: La valentía de la Zompa, publicado en Grimorio 13, una antología de relatos de la editorial Carlinga. Tenía ganas de leer algo en formato algo más extenso de Enerio y este Celsius se presentó la oportunidad con Micosis, una novelita corta con una premisa interesante. En un futuro muy próximo (que podría ser mañana mismo), una plaga comienza a afectar a ciertas personas al azar. Estas enferman y son conducidas por el gobierno a algún lugar en el cual, se rumorea, desaparecen. La protagonistsa de Micosis es una mujer de la limpieza en una oficina que odia su vida. La monotonía, el hastío y la falta de relaciones interpersonales reales la tienen minada y casi destruida. Marga (me gusta la elección del nombre) es una mujer en pleno proceso de derrumbe y colapso. Pero el advenimiento de esta plaga, de esta enfermedad, hará que saque valor, fuerza y fortaleza de todas sus reservas para enfrentarse no solo a lo que parece el apocalípsis, sino para proteger a sus hijos de esta micosis.


Como he comentado al principio, Micosis es una novela muy corta, y lo cierto es que gracias al ritmo del libro se lee en un santiamén. Se trata de una historia de terror que plantea un escenario común: una enfermedad ultracontagiosa amenaza con barrera a la humanidad y nuestra protagonista debe salvarse a ella y a sus hijos. Hay dos elementos característicos que, para mí, destacan en el libro, y es el desarrollo de la propia Marga y su caterva de demonios personales y la propia enfermedad, una metáfora  muy bien llevada de las enfermedades mentales. 

Micosis provoca, como si nombre sugiere, psicósis fortísimas en los infectados. Muchos de ellos después de autolesionarse de formas gravísimas terminan suicidándose (y no, no voy a entrar en "cómo se propaga una enfermedad que se autodestruye", ya que no me interesa demasiado el tema). Lo interesante aquí son las distintas perspectivas ante esta micosis. Tenemos el punto de vista de los enfermos y de las personas no infectadas que conviven o creen convivir con ellos. El miedo, el desconocimiento, el terror, la ansiedad. Todo ello se transmite a la atmósfera de la novela, opresiva y oscura. En Micosis todos los personajes sufren, todos tienen heridas abiertas que supuran. Tanto los infectados de micosis como los que, como Marga, no lo están. Unos sufren de simple falta de voluntad para vivir, otros, como Marga, de la amargura de vivir una vida de infelicidad, de tensión y de agobio. Un exmarido que se abstiene de pagar la pensión de los hijos, hombres en su entorno de trabajo que la ningunean y humillan, una vida cotidiana desprovista de... vida. Micosis también habla del estigma, de las marcas que dejan tanto en uno como en la sociedad las enfermedades mentales.

Se trata de un libro duro de leer, agobiante y que despierta reflexiones que van directas al estómago. Enerio Dima no se corta en sus críticas, punzantes y reflexivas. Por buscarle un par de aspectos que me chirríaron, quizá hubiera disfrutado más de este libro de haber sido un pelín más extenso ya que en varias ocasiones el desarrollo sufre saltos atropellados que cortan el ritmo del libro y pueden llegar a sacar de la lectura. Por otro lado me ha faltado la dureza y elegancia estilística que descubrí en el relato que mencionaba al principio. Micosis es un libro mucho más llano y directo. Esto no es per se un aspecto negativo del libro, pero sí ha influído en mi experiencia de la lectura. Quizá esperaba algo más pulido, con un estilo narrativo más trabajado. En definitiva, un librito recomendable, que se lee en dos tardes (o en una si tienes café y te gusta pasarlo mal con historias crudas) y que sirve para conocer a, lo que a mí me parece, futuras promesas del fantástico en el país.