1/5/18

The Collapsing Empire, de John Scalzi



John Scalzi es uno de los autores más populares de ciencia ficción space opera (u opera espacial). Sus novelas son entretenidas, divertidas y ligeras. En general. Su tono es mayormente comercial y aunque a veces se ha escapado de esta corriente más "mainstream" dentro del propio género con obras como Lock In (o la secuela Head On), suele esribir obras situadas en el espacio, con navecitas pew pew y personajes carismáticos. Explico esto porque cuando me dispongo a leer un libro de Scalzi espero ciertas cosas: cierto oficio, es decir, no una novela excelsa en cuanto estilo pero si funcional, con una estructura sólida, estilo eficiente y un ritmo aceptable. Buenas tramas, y no las mejores tramas, pero sí buenas, que tengan sentido y me enganchen, por muy simples que puedan ser. Personajes memorables, y sentido del humor. Si uno de estos elementos falla o flojea, el conjunto se resiente, y esto es lo que me ha ocurrido con The Collapsing Empire de John Scalzi. 

The Collapsing Empire incia una nueva saga para nada relacionada con su trabajo más popular, Old Man's War (La vieja guardia). En esta nueva serie tenemos el típico imperio humano galáctico que está interconectado por una red llamada Flow, una especie de túneles que contectan todos los planetas. No existe tecnología para desarrollar el viaje interestelar, por lo que estos túneles son vitales. Y ya. No hay más. Scalzi situa a una serie de personajes a través de este imperio terriblemente tópico y plano y les ocurren cosas. Quizá lo que más me dolió fue la pereza al construir el mundo. Aunque bueno, diríamos, si el resto es guay, da igual esto del guolbildin, ¿no? Veréis, el caso es que la trama no es especialmente entretenida, no es ingeniosa y no sorprende. Los personajes son más de lo mismo, tópicos y clichés que siguen una serie de pasos que todos conocemos y sueltan frases prefabricadas. Además, Scalzi se permite el lujo (lujazo, diría yo) de conseguir que toda esta novela sea introductoria para la nueva serie. Es decir, tenemos una novela que comienza una nueva saga de ciencia ficción que no explica apenas nada, con personajes sosos, una trama aburrida y que no consigue enganchar. ¿Por qué? ¿Por qué iba a seguir leyendo el resto?

A ver, la novela no deja de ser entretenida. Tiene sus disparos y sus pew pew, y el final me sorprendió (algo prodigioso si contamos el desarrollo del resto de la obra), pero me ha parecido una novela muy pobre, plana y sin interés. Creo que Scalzi tiene potencial como autor, y lo ha demostrado en la ya mencionada La vieja guardia o en Lock In pero cuando leo novelas de este tipo no puedo evitar pensar en que cierto autor necesitaba pagarse unas reformas en la casa (totalmente legítimo, no deja de ser un oficio). El caso es que no la recomiendo, y mucho menos si es vuestro primer Scalzi. Aunque es cierto que se lee en dos tardes y tiene momentos de humor muy conseguidos, el conjunto, para mí, no pasa el aprobado. Una lástima.