viernes, 12 de septiembre de 2014

Bøgernehjemmet #1 Trianglen Antikvariat


Recientemente me he mudado a la ciudad de Copnehague en Dinamarca. Ahora me despierto cada mañana con los graznidos de los cuervos, llevo un sobretodo en la mochila haga sol o no, voy en bici a todas partes e intento no comer nunca fuera ni beber cerveza debido al precio de los productos. Pero hay algo que he ido descubriendo gracias a vagabundear por las calles y a internet, en Copenhague hay una gran cantidad de librerías, tanto de libros nuevos como de segunda mano. Las hay enormes, de varias plantas, otras son un sótano recuperado de un viejo edificio y algunas son antiguos lugares donde se reunía la comunidad académica y en las que ahora los estudiantes se sientan entre las estanterías a charlar y tomar alguna bebida. Por eso he creado esta sección llamada Bøgernehjemmet donde os iré descubriendo las librerías que más me han cautivado de esta maravillosa ciudad.

#1 Trianglen Antikvariat



Fue una casualidad la que quiso que Àgata y yo frenásemos de golpe las bicicletas al ver un pequeño local con un par de cajas de libros en la puerta.  El sol daba de lleno en el cristal y no se veía el interior pero mi instinto lector reconoció el lugar: una librería. Ante la cara de “otra vez no” de Àgata, me metí directo en el local. Lo primero que me sorprendió fue lo inaccesible de la librería. Pilas enormes de libros se amontaban a tan solo dos pasos de la entrada. Libros apilados en las esquinas y en el suelo hacían casi imposible el paso. Por un momento creí que aquello era un almacén, no una tienda. Tras saltar las pilas iniciales me di de bruces con un local encantador, con espíritu, con caos. Una maravilla de lugar. Un hogar de libros.


La librería se llama Trianglen Antikvariat, ya que está situada frente a la plaza homónima. Antikvariat viene a ser la traducción de “anticuario”, y no os confiéis ya que he entrado en varios Antikvariat de la ciudad y algunos son de muebles y utensilios, por lo que todavía no conozco la diferencia entre una de libros y una que no lo es.


Está situada en la calle Østerbrogade 72, justo delante del Trianglen. Es un local pequeño, regentado por Jens Humper Sirich, un danés de lo más amable y curioso. Cuando le pregunté si le importaba que sacara algunas fotografías de su local me contesto con un “Please, be my guest. And I appreciate that you asked before.” Acto seguido se sento a fumar y a beber cerveza tras unas pilas enormes de libros.

Detalle de la sección de género fantástico. Si os fijáis están a doble fila.

No he acabado de entender cómo está organizada la librería, pero sé que hay una sección de género fantástico, bastante amplia para el tamaño de la librería. Además había secciones de ciencias y humanidades y de literatura de ficción. La mitad de los libros, aproximadamente, están en inglés, mientras que el resto está en danés.


Si pasáis por la ciudad de Copenhague, deberíais ir a visitar esta librería.

Pilas y máspilas de libros.

Al fondo de la librería una tetera y una pecera. Quién pudiera ser pez.


Estantería repleta de vinilos. Allí al final, aunque no se pueda ver, está Jens, tras los libros.
Finalmente os dejo los datos de la librería:

Trianglen Antikvariat
Østerbrogade 72, 2100 Kbh. Ø 

Jens Humper Sirich
mail@sirich.dk

www.sirich.dk 
+45 35 38 04 41

Lunes a jueves 10.00-17.30
Viernes 10.00-18.00 
Sábado 10.00-14.00




5 comentarios:

  1. Hola, diossssssss menuda pasada, disfruta de todas las librerías que puedas jajaj.
    Me encanta esta nueva sección.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que la sección te guste. Sigue alerta porque tengo alguna preparada que es para flipar.

      Eliminar
  2. A mi también me gusta curiosear por librerías ajenas, ¡sobre todo si son de los países del norte! (la verdad es que tienen un encanto especial).

    Debo reconocerlo: mis dos bibliotecas están ahora mismo como la de la primera foto... XDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que tener las bibliotecas así tiene encanto, pero yo creo que me volvería loco. Necesito orden. Y de vez en cuando desordenar y volver a ordenar. Me tranquiliza.

      Eliminar
  3. Eso por supuesto, no hay nada como hacer un repaso por los libros que tienes: recolocarlos, limpiarlos, volverlos a mirar, airearlos... Pero cuando no se puede tener más espacio, no hay más remedio que tenerlos así. XDD

    ResponderEliminar