lunes, 15 de julio de 2013

Declaración de intenciones o el ”por qué” de escribir reseñas


Escribir un post como este me suele llevar tiempo, pues mis opiniones y mis ideas van madurando y cambian, mejoran o empeoran, eso ya no lo puedo asegurar; por lo que cada vez que me pongo de nuevo con este post, cambio el rumbo que toma, aunque a veces es incontrolable. Además escribir algo así requiere tiempo y recapacitar, por lo que llevo un mes retocando esta entrada.

Pero allá vamos.

Hace ya 3 años abrí este blog, no recuerdo muy bien porque. Creo que para colgar mis relatos, mis poemas y mis reflexiones.  Durante el primer año este blog fue muy inestable, publicaba chorradas. La mayoría ya no existen. Usaba el blog como válvula de escape para escribir lo que se me pasara, por malo que fuera, ya que no me leía nadie. Hasta que un post fue enseñando un libro que había recibido como regalo dando mi opinión sobre el mismo. Un post muy breve de agradecimiento. Ese post resultó ser muy visitado y con algunos comentarios donde decían que iban a leérselo y a comprárselo.

Entonces me di cuenta de que es importante dar tu opinión sobre las cosas. Somos una especie social que vive en comunidad, necesitamos de otras personas para poder sobrevivir y eso pasa a todos los niveles posibles, tanto es así que para formar nuestro criterio, necesitamos de opiniones, información y ayuda externa de otros individuos que consideremos adecuados.

El segundo año de blog fue cuando empecé a publicar entradas más a menudo. Publicaba muchos vídeos de time-lapse, imágenes con textos, poemas, reflexiones, empecé a publicar una novela a capítulos, además de algunas noticias de ciencia interesantes. Mi blog buscaba su camino. Fue por entonces que empecé a redactar reseñas y fue cuando vi que aquello me gustaba por dos razones: me gusta leer y me gusta escribir.

En este blog, ante todo, publico lo que me apetece. No estoy sujeto a nada ni a nadie, pues leo lo que me apetece y doy mi opinión libremente. Hasta el mes pasado, no había pedido nunca un ejemplar de promoción de una novela a una editorial. Creía que esto perjudicaba la reseña posterior, edulcorándola para poder seguir recibiendo más novelas (esto actualmente pasa mucho y en numerosos blogs con muchas visitas). En mi caso no ha influenciado para nada y no me sentí obligado a dar cierta opinión. Si eso puede reportarme no recibir más libros de promoción, no me importa.

Llevo mucho tiempo hablando de este tema con diferentes personas. Hay blogs (o artículos en medios u opiniones en redes sociales) totalmente destructivos o viceversa, demasiado amigos de sus amigos. Las críticas que salen de ambos no son para nada constructivas y realmente, no sirven de nada, ni para el escritor ni para quién busca una opinión fundamentada o un análisis de una novela bien hecho. Eso es otra, hay gran cantidad de blogs que se dedican a opinar sobre lo que leen y una minoría analiza novelas, entre los que destacaría El Almohadón de Pumas y Rescepto Indablog, entre muchos otros de gran calidad. La diferencia entre una opinión y un análisis, desde mi punto de vista, es que la opinión la tiene cualquiera, y cualquiera no tiene criterio. El análisis demuestra un trabajo de síntesis y de entendimiento de la novela, su contexto, su autor… que dejan ver que ese criterio existe y es sólido.

Es importante hacer reseñas de novelas. El mundo blogger va cobrado una fuerza muy grande. Si hablamos de literatura en general, apenas influye en internet, pero si nos reducimos a literatura fantástica, la red es la clave. Las editoriales lo saben y por eso envían numerosas novelas de promoción (digitales o en papel) a redactores para que escriban sus reseñas.

Es básico decir lo que piensas y escribirlo. Lo realmente difícil después de que conozcan tu blog, es que te lean. Gran parte del público pasa por el blog y se va tal como vinieron. “Daenerys desnuda” es una de las claves más buscadas en Google y por el que mucha gente acaba en mi blog (¿?). Imagino que esta gente no debe leer mucho.

Considero que es necesario consolidar una opinión crítica y eso solo se consigue con bagaje, muchas lecturas, mucho escribir y mucho debatir. Hay otras personas que opinan que esto es criticar por criticar. El problema es que si la crítica no es constructiva, estas personas tienen razón y eso hay que evitarlo a toda costa. Esa es mi intención.

Me divierte compartir mis observaciones sobre lo que leo en el blog, que otras personas curiosas lo lean y que los más valientes lo comenten. Me encanta encontrarme con alguien que opina diferente a mí para crear un tema de debate y soy firme defensor de la opinión personal e intransferible: no dejar que la opinión de otros influya en la tuya sin antes pararte a reflexionar. ¿Por qué escribo reseñas y no me limito a otra cosa? Es posible que en un tiempo deje de hacer reseñas, quién sabe. Por ahora disfruto reseñando con mi humilde y joven criterio.

Por estas y otras muchas razones, este blog sigue vivo.


Si vas a entrar en este blog ten estas premisas en cuenta. No escribo para entrar en ningún círculos de crítica profesional, ni para ser un lobo solitario. Publico porque me gusta y lo seguiré haciendo hasta que me canse o no pueda. 

PD: Es posible que quizá cambie algunas cosas del post con el tiempo, o las amplíe, además no estoy del todo satisfecho con lo que he dejado aquí, pero llevo mucho reescribiendo el post y si no lo colgaba ya nunca iba a hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada