14/11/16

The Warren, de Brian Evenson


X cree que es uno de muchos que ya han descendido antes que él. Su memoria se va empantanando, pero todavía hay mucho que sabe, como por ejemplo que se encuentra solo. Entonces encuentra a alguien, alguien herido, y X decide darle cobijo y trata de revivirle. Una tarea harto complicada, tanto como tratar de unir las piezas del puzzle, ya que en esta novela, X puede que tenga la memoria manipulada, por lo que no es un narrador fiable, aunque es el único narrador. Algo que hace que la lectura sea muy interesante a la par que intrigante y exigente. The Warren, de Brian Evenon, es una novela corta de ciencia ficción publicada en la colección de Tor.com. Pero esta historia no se queda solo en "ciencia ficción", ya que tiene una gran cantidad de elementos, que podrían ir desde el weird hasta el propio terror al estilo del film Moon.  Brian Evenson tiene un estilo perturbador y muy potente que se combina para crear imágenes impactantes al mismo tiempo que hace avanzar una trama de misterio, intriga y mentiras. Los dobles sentidos, o la desconfianza continua hacia el narrador hacen que el relato sea inmersivo desde la primera página, y que la angustia que siente X se contagie rápidamente al lector. La paranoia, o el carácter psicótico que presentan los personajes es chocante, y resulta en una ambientación y una atmósfera asfixiantes. 

El ritmo de The Warren es lento, y su trama es exigente, yendo atrás y adelante continuamente, mareando al lector a propósito y generando todavía más sensación de ansiedad. Según la memoria de X se va volviendo más "problemática", Evenson acelera el ritmo tanto de la trama como de la narración. En definitiva, me ha resultado un experimento narrativo muy eficaz y que conmigo ha funcionado a la perfección. La trama es compleja y se desarrolla muy bien a pesar de la corta longitud del texto. The Warren se sitúa entre mis lecturas preferidas de la colección de Tor.com por todo lo antes mencionado. Una gran recomendación, pero eso sí, repito, tened paciencia y poned de vuestra parte, es de esas lecturas que exigen esfuerzo. Un esfuerzo bien recompensado.