martes, 12 de diciembre de 2017

Futuros perdidos, de Lisa Tuttle


Lo primero que salta a la vista de Futuros perdidos de Lisa Tuttle (Gigamesh, 2016) es la impresionante ilustración para la cubierta de Corominas. Este óleo augura una historia apasionante, y aunque se dice que no hay que juzgar a un libro por su portada, en esta ocasión fue inevitable. Pero, ¿de qué trata la novela? Futuros perdidos nos presenta a Clare Beckett, una mujer con una vida aburrida y anodina. Pasa los cotidianos días en un trabajo que le desagrada y rememora un pasado doloroso, viviendo un presente solitario. Su vida está en el filo de la navaja, en una balanza que tiene que compensar constantemente para no caer en el abismo.

A medida que avanza la trama, la historia comienza a enrarecerse. Hay algo que no acaba de encajar. Algo extraño. Insólito. Clare vive una historia de mundos paralelos. O de vidas paralelas. No comentaré cómo lo desarrolla la autora, creo que ahí está la gracia de la novela, pero sí es cierto que Lisa Tuttle no se entretiene demasiado en explicaciones científicas y plausibles, sino en construir al personaje de Clare a través de estas experiencias increíbles. Y ahí reside lo arriesgado de esta novela. Un público de ciencia ficción acostumbrado a obras de mundos paralelos (no sé, se me ocurre alguna de Félix J. Palma, o quizá alguna más científica de Asimov), pero yo en cambio le encontré más similitudes, aunque claro, con obvias diferencias, con 1Q84 de Murakami. Repito, en el modo de tratar los mundos interconectados o paralelos, no en la trama. Lisa Tuttle profundiza en las repercusiones emocionales y personales por las que pasa Clare, y aquí debo reconocer que llegado cierto punto de la novela, esta solo se sostiene por la protagonista, ya que la propia trama se diluye ligeramente.


Creo que, ya que Lisa Tuttle aborda esta temática de una forma tan poco ortodoxa, me hubiera gustado ver implicaciones más ambiciosas. Tengo la impresión de que la historia se autocontiene y no desarrolla todo su potencial. Y lo aclaro por si hay dudas, la obra me ha gustado muchísimo y ha sido todo un descubrimiento. No he leído muchas novelas sobre viajes entre mundos paralelos (la última fue otro curioso acercamiento, The Broken Empire, de Kameron Hurley), y se agradece que vuelvan temas más o menos clásicos o sempiternos en la ciencia ficción con un acercamiento no visto antes.

Lisa Tuttle reflexiona sobre la causalidad de nuestras decisiones y cómo estas marcan el curso de nuestra vida. Ya sabéis, aquello de aleteo de la mariposa. Este es el punto fuerte de la novela. Es donde Futuros perdidos se recrea e impresiona, porque en cierto punto llegas a sentir esa presión de que absolutamente todo lo que hagas, decidas, digas o pienses es vital a un nivel cósmico. Clare busca todos esos futuros perdidos de los que habla el título, y sentimos su agobio ante las abrumadoras posibilidades.

Como broche final me gustaría destacar la labor de traducción de Laura Martín de Dios, que consigue que podamos gozar de la habilidad narrativa de Lisa Tuttle como si hubiera escrito la novela en castellano. No tengo mucho más que decir, recomendaros una novela que os va a dejar ese sabor agridulce de "¿Y si hubiera hecho esto en vez de aquello?", "¿Qué hubiera sido de mi futuro de haber hecho esto otro?". Preguntas que generan una nostalgia por lo no vivido que atormentan a Clare. Bravo por Gigamesh y su apuesta con esta excelentísima escritora, Lisa Tuttle es literatura con mayúsculas. Y encima es friki.



viernes, 24 de noviembre de 2017

La carrera, de Nina Allan


La carrera es una novela mosaico, una novela que se podría comparar a un laberinto de espejos, un juego de realidades que se reflejan las unas en las otras, que convergen. Nina Allan confecciona una novela cuyo paralelismo podría ser una red de hilos entretejidos.

El libro nos presenta diferentes historias con diferentes protagonistas. Jenna, una diseñadora que vive en Sapphire, trabaja en una empresa que desarrolla guantes para controlar perros biónicos. Su historia está marcadísima por la ausencia de su madre y una infancia traumática. La segunda historia la protagoniza Christy, en Hastings, una chica que pasa casi todo su tiempo en la biblioteca escribiendo a modo de diario sobre sus vivencias del día a día. Christy tampoco tuvo una infancia fácil, y comparte con Jenna un pasado traumático. Maree es la tercera protagonista de la novela, una niña que está a punto de dejar La Granja, un centro de adiestramiento, y en su periplo cruzará el océano Atlántico, donde verá por primera vez a las ballenas.

Esta obra, que podría ser perfectamente un fix-up de cinco relatos o novelas cortas, contiene una voz narrativa y un estilo distinto para cada capítulo. Los que están protagonizados por las chicas están escritos en primera persona, mientras que los dos últimos lo están en tercera. Esto confiere un alto grado de inmersión en la primera mitad de la obra, mientras que el cambio en los dos capítulos finales aleja al lector de lo narrado. Un cambio repentino que, aunque necesario en la historia, me ha resultado chocante y debo reconocer que no conseguí volver a conectar con la novela del mismo modo que en la primera mitad. En cualquier caso, La carreratiene fuertes similitudes con otras grandes novelas fix-up de historias interrelacionadas, como las obras de David Mitchell, en las que varios personajes en distintos momentos cronológicos convergen por varias razones a menudo bastante sorprendentes.



Nina Allan juega con el lector y lo mantiene en vilo durante toda la narración, y aunque este juego de dosificar la información hasta exagerar no se ve recompensado con la conclusión de la obra, sí que genera el suficiente interés para mantener al lector enganchado a la novela. En La carrera, el ritmo no es trepidante. Sin embargo, Nina Allan intercala este ritmo de sucesos pausado con una narración incesante y que no deja de bombardearnos con información. De este modo va construyendo un mundo colorido y repleto de claroscuros. Con una tremenda sutileza, Allan va tejiendo la trama de este multiverso. Quizá la historia acabe acusando ese estilo denso y que en ocasiones divaga sin que el lector pueda ver hacia dónde va.

Cada página de la novela es un reto para el lector. Un reto para la trama de la novela. Cada página es una pequeña pieza en ese enorme puzle que cruza universos y el tiempo. La carrera es una historia sobre doppelgängers, sobre el colapso ecológico del mundo, sobre poderes telepáticos y sobre la manipulación genética. Es una novela que toca muchísimos palos, que ahonda en una gran cantidad de temas, y quizá sea esto algo que juegue en contra de la narración en diversas ocasiones. Dicen que quien mucho abarca, poco aprieta. Si sumamos toda esta cantidad de temas (la crítica ecologista, el multiverso, el posthumanismo) al arriesgado estilo narrativo de la autora, el resultado es una novela especial, arriesgadísima y de lectura pausada.

Para finalizar la reseña, me gustaría destacar la traducción de Carmen Torres y Laura Naranjo, que hacen un trabajo excelente. No es fácil recomendar La carrera: es una novela complicada, con muchísimas aristas y que cristaliza una ingente cantidad de temáticas, pero también es innegable que hace gala de una gran sutileza y elegancia.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Mil millones de años hasta el fin del mundo, de Boris y Arkadi Strugatski


Arkadi Strugatski y Boris Strugatski son dos hermanos escritores considerados de los mejores autores de ciencia ficción cuyo periodo de actividad estuvo contextualizado por el régimen soviético. Su obra más conocida, Stalker. Picnic extraterrestre, fue adaptada al cine por Andréi Tarkovski y es una obra referente dentro del género. Mil millones de años hasta el fin del mundo es una novela inédita que acaba de publicar Sexto Piso con traducción directa del ruso de Fernando Otero Macías.

Como tantas otras novelas de los hermanos Strugatski, Mil millones de años hasta el fin del mundo sufrió de la censura del régimen soviético de los años 70, y quizá por ello permaneció inédita hasta hoy en día en España. Es un libro complicado de catalogar o definir, es un libro personal, extraño y diferente. Pero sobre científicos chalados, sobre paranoias, conspiraciones y demás locuras, es una crítica feroz al régimen soviético, mostrando su cara más oscura y siniestra. Si habéis leído a los hermanos Strugatski sabréis que una de las características de su obra es la de mezclar escenarios y tramas oscuras con muchísimo humor. Una comedia negra con tintes distópicos con una mira crítica muy aguda.

En Mil millones de años hasta el fin del mundo conocemos al astrofísico Dimitri Maliánov que se encuentra sumergido en un proyecto científico que presupone como un gran cambio para la humanidad. Cuando está a punto de conseguir la fórmula matemática para concluir su proyecto, envía a su mujer y a su hijo de vacaciones, para poder trabajar sin distracciones. A partir de aquí la novela adopta un tono cada vez más hilarante, ya que Maliánov recibirá todo tipo de distracciones que le impedirán llevar a cabo su labor: desde llamadas telefónicas muy extrañas hasta la visita de una joven quien le asegura que es amiga de Irina, su esposa. Todo ello con vecinos entrometidos, policías que husmean, y demás. Todo ello conformará una atmósfera amenazante que irá afectando al propio Dimitri Maliánov y a su trabajo.


No son vanas las comparaciones a Kafka o Phillip K. Dick, pues en esta novela la realidad del protagonista se mezcla con hechos insólitos, todo ello para sumar en esa comedia oscura, en una novela provocativa como pocas, pero ante todo divertida. Pero con una diversión macabra. ¿Qué es real? ¿Dónde comienza y termina la paranoia? El miedo y la congoja se ciernen sobre distintos científicos, pero no saben a qué se debe. ¿Hay algo que acecha a las mentes más brillantes de Rusia?

Mil millones de años hasta el fin del mundo es una novela extraña y retorcida. Con una nota al principio donde nos avisan que la estructura de la obra puede causar confusión, nos adentramos en un viaje alucinante repleto de las chifladuras más extrañas que os podáis imaginar. Todo ello dotado de algunos de los diálogos más divertidos que he leído en mucho tiempo.

Cabe reconocer que además de divertida, la novela sabe ser angustiosa y generar en el lector esa misma paranoia que siente Maliánov. A pesar de la brevedad del texto, se trata de una novela profunda y repleta de distintas capas de lectura. Que cada lector saque sus conclusiones, yo ya he reservado fecha en el calendario de lecturas para releerla lo antes posible. Mil millones de años hasta el fin del mundo es una cebolla literaria, en la que según vas pelando capas, surgen otras mucho más interesantes. Desde luego, una obra que incita a la especulación y a la interpretación personal. Ahora tengo menos dudas sobre el motivo de su censura.

lunes, 20 de noviembre de 2017

Fuego, de Joe Hill


Tras su paso por el Celsius 232, Joe Hill ha dejado claras muchas cosas. Que es un autor al que hay que seguirle la pista (aunque esta pueda parecer obvia). Que tiene unas ideas interesantísimas. Que dejéis de ser unos cansinos relacionándole siempre con su padre. Y que tiene un sentido del humor tremendo. Y lo cierto es que este último aspecto era algo de lo que no terminaba de estar seguro. Es cierto que Cuernos tiene una dosis fortísima de sarcasmo y de crítica (de hecho, el tono me recordó poderosamente a American Gods). Pero en Fuego quizá este tono desenfadado se diluye más con una trama apocalíptica (sí, estamos viviendo el apocalipsis, o el fin de la humanidad). Quizá siga sin sacar nada en claro, pero me quedo con esta lectura personal. Ah, que de qué estoy hablando. Pues de Fuego, la última novela de Joe Hill que acaba de publicar Nocturna con traducción de Pilar Ramírez Tello.

Fuego nos cuenta la historia de Harper Grayson, una enfermera que vive junto a su marido el brote de una extrañísima plaga a nivel mundial. Este futuro apocalíptico se rige por la epidemia de la «Escama de dragón», una enfermedad que culmina en el infectado estallando en llamas desde dentro. El punto crucial es cuando Harper se entera de que está embarazada, y su anterior forma de pensar algo fatalista da un cambio radical. Terminar con su vida antes de que la plaga la alcance ya no es una opción. Por si esto fuera poco, descubre que las primeras escamas, síntoma de la enfermedad, han comenzado a surgir en su piel. Y entonces aparece el bombero. Un hombre que sabe cómo controlar la plaga. He incluso usarla. En ese momento, Harper dedica todos sus esfuerzos a encontrar a este hombre. Al bombero. Antes de que el fuego la consuma.

Fuego es un punto de inflexión en la obra de Joe Hill. Totalmente diferenciada de sus anteriores títulos (Cuernos, NOS4A2) nos presenta un escenario clásico de situación epidémica apocalíptica. La premisa es relativamente común, pero desde el inicio vemos trazos en la historia que prometen un cambio original en la trama. Para empezar, tenemos esta rarísima y aterradora enfermedad, en la que unas escamas surgen por todo el cuerpo para, en cierto punto de desarrollo de la infección, subir la temperatura corporal hasta estallar en llamas. No quiero ni imaginar lo doloroso de todo esto. Joe Hill no se corta en presentar numerosos personajes que hilan distintas tramas que confluyen en distintos puntos de la historia. Además, cualquiera podría pensar que se trata de una novela larga, pero la estructura repleta de capítulos cortos consigue el efecto contrario, que sea una obra con un ritmo muy ágil.

Hill presenta el día a día en perspectiva, con un contraluz en el que vemos toda la suciedad y mugre que cubre lo cotidiano. El peligro de la enfermedad desata en las personas facetas que yacían latentes. Hay referencias estilo Mad Max o Waterworld, en el que una serie de fanáticos comienzan a cazar enfermos para encerrarlos y demás locuras. Es curioso como lo cotidiano comienza a convertirse en lo extraño, proceso al que asistimos a través del marido de Harper.

Todo un acierto por parte de Nocturna recuperar a este autor en su faceta de novelista que parecía derrotado tras varias obras no demasiado exitosas. Cabe destacar la alucinante edición en tapa dura con sobrecubierta que es de puro coleccionismo. Además de la traducción de Pilar Ramírez que ha logrado un trabajo estupendo, confiriendo al estilo narrativo la mayor cercanía al original posible.

Pero volviendo a la obra. Puede que el punto fuerte de Fuego sea ese pesimismo hacia la humanidad, ese «somos así y no tenemos remedio» tan de moda en series como The Walking Dead. ¿Que encontramos un campamento de refugiados? Pues nada, vamos a ver cómo nos lo cargaríamos de la forma más espeluznante posible. El extremismo del ser humano nos observa desde las páginas de Fuego, y Joe Hill nos obliga a mirarlo. A mirarnos. Y quizá lo que más miedo da es ver que terminamos empatizando con algunos personajes deleznables. Quizá lo más aterrador sea pensar: ¿y qué haría yo en una situación así?

jueves, 16 de noviembre de 2017

El demonio del movimiento, de Stefan Grabinski


¿Dónde terminan los sueños y comienza la realidad? ¿En qué momento lo onírico agarra la vigilia y la zarandea, vapuleando nuestras concepciones preestablecidas? Valdemar acaba de publicar El demonio del movimiento, del autor polaco Stefan Grabinski, una antología de cuentos de terror repleta de mitos y leyendas. Para comprender por dónde van los tiros en la obra de Grabinski, hay que tener en cuenta que en su contexto histórico estaban de moda… no, mejor dicho, había una auténtica fiebre por los fenómenos paranormales, lo sobrenatural, los fantasmas y demás. El mundo onírico era una representación de miedos, aspiraciones y realidades.

Los relatos comprendidos en El demonio del movimiento son textos que transitan entre lo extraño, lo terrorífico y lo surreal. Pongamos por ejemplo el primer texto, un hombre que se duerme en el tren y que nunca sabe adónde va ni de dónde proviene. El revisor parece ser el mismo pero al mismo tiempo fluctuar, y el tiempo es algo tan relativo que apenas existe o, por lo menos, no es lineal. Todos estos elementos se aglutinan para formar una atmósfera inquietante, donde el lector se siente desamparado y sin control alguno de la situación. Llama la atención la estructura de los relatos de Grabinski. Pese a tener inicio, nudo y desenlace, el primero y el último parecen tan desdibujados que sentimos que nos han lanzado en medio de una historia donde no queremos estar, pero que observamos con mirada pasmada. Los hechos terroríficos e inverosímiles acontecen en contextos cotidianos, aumentando esa atmósfera de inquietud.

Una sensación persiste en todo el texto, y es el de la nimiedad del ser humano. Somos motas de polvo que viajan por la galaxia, ajenos al vasto cosmos. Los trenes, pues, forman una metáfora de lo más interesante. Grabinski, quien falleció un año antes que Lovecraft, se consideraba experto en demonología y parapsicología. Esto abre las puertas a un tema interesantísimo. En la literatura de terror, los demonios están «poco» explorados. No hablo de vampiros, ni de horrores cósmicos, sino de demonios per se. Hay textos de trasfondo satánico, pero, ¿qué hay de los demonios más allá del advenimiento del anticristo? Y es que los protagonistas del texto son criaturas demoníacas, pero no como monstruos, sino como seres con cierto poder para moverse entre dimensiones donde el tiempo y el espacio no obedece a nuestras reglas. Criaturas burlonas que disfrutan del sufrimiento y la confusión que generan en los seres humanos.


Me parece complicado mencionar algo más de Grabinski o de esta obra que Jesús Palacios no mencione ya en el prólogo de libro. Mi experiencia con la lectura ha sido más que satisfactoria, como habréis podido notar. Desde hace unos años, me interesa cada vez más el terror en la literatura, pero un terror que no tire de thriller, ni de zombis, ni de escenarios góticos (aunque estos últimos me siguen atrayendo). Por ello creo que Grabinski es un soplo de aire fresco (aunque fétido, que es demoníaco) para el género de terror. Aunque es un símil desastroso, pues Grabinski no precisamente un contemporáneo. Es digno de aplaudir que Valdemar se haya atrevido a traducir del polaco a este autor maldito, considerado el Edgar Allan Poe de su país.

Y que no se me olvide mencionar la edición. A poco tiempo que uno lleve leyendo literatura de terror, conocerá las gótica de Valdemar. Ediciones de lujo con un acabado alucinante. Tapa dura, papel color crema, corrección y traducción (directa del polaco, por Katarzyna Olszewska Sonnenberg) excelentes y mimadas al detalle, marcapáginas de seda, prólogos, introducciones y demás contenido… Qué os voy a contar. Por si eso fuera poco, la cubierta la culmina una ilustración de Beksinski acongojante y maravillosa. Esta obra es un tesoro para todos los aficionados al terror, y un gozo literario. Qué suerte tenemos de que exista Valdemar, y qué suerte tuvimos de Grabinski. Directo a material de pesadillas.

martes, 31 de octubre de 2017

Aterradoras, 5 lecturas para Halloween



Para concluir mi andadura por el Leo Autoras Octubre me he animado a subir una pequeña lista de recomendaciones que sirven a la vez como especial de Halloween y como punto y final para este mes de octubre leyendo autoras. Por desgracia, no he leído todo lo propuesto, y mucho menos lo he reseñado. Ha sido un mes complicado, mudanzas, el tema político, mucho trabajo (esto es bueno, en realidad). Pero basta de lloriquea, que aquí hemos venido a por recomendaciones. Es una lista un poco improvisada, pero resumiendo mucho, es una lista con recomendaciones para leer en Halloween (o cuando sea) con obras (novelas, relatos, etc) de autoras. Obras de temática oscura, sobrenatural o de misterio. Así que allá vamos.




La lista comienza por la última novela de terror que he leído. Si mezclamos found footage, leyendas urbanas, una pizca de sobrenatura, fantasmas, leyendas urbanas, y cierta obsesión por el cine, por las pelis malditas y por cineastas oscuros: voilá, tenemos Experimental film. La biblioteca de Carfax está haciendo una labor espectacular, y en ciertos aspectos me recuerda a esa colección perdida de Valdemar, Valdemar Insomnia, que parece que no terminó de cuajar. La biblioteca de Carfax es una editorial independiente que publica terror, con un criterio ecléctico pero a la vez en una cierta línea bastante interesante. Por ahora solo he tenido el placer de leer esta novela de la colección, pero mientras escribo esto han publicado a Edith Nesbit, Beverly Lee o a Amelia B. Edwards. Como fan de la editorial anglosajona ChiZine, esto me alegra MUCHO. En definitiva, una lectura repleta de terror psicológico, de ansiedad, de agobio, de personas rotas, y de cosas rarunas y escalofriantes. Traducción de Elisa Rivera.


La cámara sangrienta de Angela Carter (Sexto Piso)

Mi primer libro de Angela Carter y desde luego no el último. En esa lista hay por lo menos un par de lecturas que están en mi TOP 5 de este 2017, y esta es una de ellas. Decir que el mundo narrativo de Carter me ha fascinado es quedarse corto. Los relatos que componen La cámara sangrienta son os más populares y conocidos de la autora. El estilo gótico de Carter construye historias repletas de mitos, de simbolismo sexual, de juegos eróticos, de luces y sombras, de sangre y violencia. Un mundo opresivo pero fascinante a niveles enormes. Que esta sea una de vuestras lecturas venideras obligadas, me lo agradeceréis. Además la edición de Sexto Piso ilustrada por Alejandra Costa es canela en rama. Traducción de Jesús Gómez.


París, septiembre de 2017. Paseo por el cementerio de Montparnasse con este libro bajo el brazo. Me siento en un banco y comienzo a leerlo. Cuando vuelvo a levantar la mirada han pasado dos horas. Dos horas en las que me he abstraído por completo del mundo. Shirley Jackson es una de las mejores escritoras que he leído nunca. Su habilidad narrativa era puro talento, de esas que por mucho trabajo duro que hagas, no conseguirás nunca. Esta novela nos cuenta la historia de Merricat y su hermana Constante, dos mujeres que viven solas con su tío Julian en una mansión junto a un pueblo que las rechaza con violencia. Y no cuento más. Leedlo, de verdad. Estoy seguro de que este libro me va a acompañar durante muchos años.


Agents of Dreamland de Caitlín R. Kiernan (Tor.com/Runas)

No estaba muy seguro de poder una obra en inglés, pero ya que Runas/Alianza la va a publicar en castellano en 2018, me he animado. Y es que Agents of Dreamland me en-can-tó. Es una ida de olla, y reconozco que me costó mucho situarme en la narración. Kiernan es una malabarista de las palabras y consigue en muy pocas frases presentarte personajes, escenario, conflicto y demás. Estad atentos a este libro, porque va a ser uno de los lanzamientos del año que viene.


Extraños testimonios de Daína Chaviano (Huso)

Una de las sorpresas de 2017. He conocido a Daína Chaviano, autora cubana de relato y novela centrada en el género fantástico. Lo cierto es que llevo unos años de descubrimientos estupendos: Mariana Enríquez, Daína Chaviano, Mariela González, o Brooke Bolander, por citar algunas. Este librito de cuentos está repleto de historias extrañas, de mitos, de elementos sobrenaturales, de cuentos sugerentes y otros más directos. Pero en general está muy bien escrito y es muy entretenido. Según pasa el tiempo, me voy convenciendo de que es mejor leer antologías intercalándolas con otras lecturas. Sino, tendemos a leer relato tras relato y no tendemos a reflexionar lo suficiente sobre la propia lectura. Tenedlo en cuenta con Extraños testimonios.

domingo, 15 de octubre de 2017

Noticias relevantes - semana del 9 al 15 de octubre

Novedades


A Long Day in Lynchford de Paul Cornell (Tor.com)

The Book of Swords, antología editada por Gardner Dozois, con relatos de Robin Hobb, Elizabeth Bear, Ken Liu, George R.R. Martin o C.J. Cherryh

The Stone in the Skull de Elizabeth Bear (Tor Forge)

A Plague of Giants de Kevin Hearne (Del Rey)


La casa del callejón de David Mitchell. Traducción de Cruz Rodríguez Ruiz. (Literatura Random House)

H.P. Lovecraft. Edición anotada por Leslie S. Klinger. Traducción de Axel Alonso. (Akal)

Mitos nórdicos de Neil Gaiman (Destino)


La serpiente de Essex de Sarah Perry. Carlos Jiménez Arribas. (Siruela)

Pícnic a la luz de la luna de Nick Antosca. Traducción de Hugo Camacho. (Orciny Press)

I Premio Ripley. Relatos de ciencia ficción y terror para escritoras. Con relatos de Miriam Iriarte, Chus Álvarez, Gisela Baños, Mar Vieites o Arantxa Comes. (Triskel Ediciones)


Noticias

Revelada la cubierta de la nueva novela de Charles Stross en la serie Laundry Files


Revelada la cubierta de La enciclopedia Yokai de Shigeru Mizuki en Satori.


Revelada la cubierta de El largo viaje a un pequeño planeta iracundo, de Becky Chambers. Traducción de Alexander Páez (Insólita Editorial).


Revelada la cubierta de Enrique Corominas para La guerra de las salamandras de Karel Capek que reeditará Gigamesh.



Revelada la cubierta de Time Was de Ian McDonald. La historia de dos soldados homosexuales durante la Segunda Guerra Mundial. A la venta en abril de 2018 en Tor.com.


Revelada la cubierta de Luna. Moon Rising de Ian McDonald. Tercera y última novela de la trilogía Luna (que también está publicando Nova en castellano). A la venta el 21 de julio de 2018.


Valdemar anuncia la reedición de John Silence, investigador de lo oculto, de Algernon Blackwood. Podéis leer la introducción de Jesús Palacios y primeras páginas en Fabulantes.


Revelada la cubierta de The Barrow Will Send What it May de Margaret Killjoy. Secuela de The Lamb Will Slaughter the Lion. A la venta el 3 de abril de 2018 en Tor.com.


Revelada la cubierta de The Atrocities de Jeremy Shipp. A la venta el 17 de abril de 2018 en Tor.com.


Nevsky editorial revela su novedad de otoño. Siete cuervos de Miguel Puente. Con cubierta de Zuri Negrín. A la venta el 



Artículos interesantes





Philip K. Dick, entre la paranoia y el antibelicismo

Relatos gratuitos

Crispin's Model de Max Gladstone

Invidiosa vs. the Chamber of the Dead de Tim Pratt

viernes, 13 de octubre de 2017

Monstress de Marjorie Liu y Sana Takeda


Una de mis principales metas durante este #LeoAutorasOct es reseñar todo lo que lea para el propio proyecto. Así que le toca el turno a una de las primeras lecturas que cayeron, en este caso, un formidable comic. Se trata de Monstress, con guion de Marjorie Liu y dibujo de Sana Takeda (Ms. Marvel, X-23) que la editorial Norma publicará en castellano en alguna fecha futura. Además, el primer volumen de esta historia ha ganado el premio Hugo a mejor novela gráfica. Empezamos intensitos el LeoAutorasOct. Así sí.


Bien, en Monstress nos cuentan la historia de una misteriosa chica a la que le falta un brazo y cuya actitud taciturna y violenta encaja a la perfección en un mundo violentísimo. Esta chica es Maika Halfwolf, que demuestra en pocas viñetas que unas cadenas y un calabozo en una mazmorra no la pueden detener. Ni siquiera una paliza con una especie de porras eléctricas mágicas. Maika descubre con voz en off que ella misma ha escogido ser encarcelada para encontrarse con cierta persona y conseguir respuestas. Es aquí cuando vemos que Maika es una mujer extremadamente peligrosa, agresiva y poco compasiva. (Aunque se lleva consigo a dos niños arcánicos de lo más monos).


Ya que lo menciono, en la obra hay varias “razas” de seres: los humanos, los ancients (¿antiguos?), una especie de raza antropomorfa de variados animales con poderes, los gatos (estos son los más molones, sale un gato con parche y katanas), los antiguos dioses, y los arcánicos, una mezcla entre humanos y ancients. Estos últimos son los parias del mundo y a menudo son tratados con desprecio y crueldad, sirviendo incluso para fines científicos con experimentos aterradores.


La historia utiliza flashbacks para contarnos en pocas páginas pedazos del pasado de Maika, aunque de forma críptica, pues hay que mantener el misterio. El ritmo es ágil, y combina muy bien escenas de diálogos largos con las de acción o sin texto, consiguiendo un equilibrio estupendo. Además, entre cada capítulo tenemos un pequeño infodump donde un gato nos narra pedazos del mundo, mitología y demás, (y que puedes saltarte si quieres, aunque no lo recomiendo).

El dibujo de Takeda es espectacular. Con una estética steampunk nada recargada, mezcla tonos generalmente ocres con colores muy vivos para las magias o escenas concretas. El trazo tiene un marcado estilo japonés, otorgando al comic una interesante estética asiática. Hay viñetas que son realmente impresionantes, y el detallado dibujo de la autora invita a contemplar con detenimiento muchas escenas.


En general, los personajes están muy bien definidos. Con apenas un par de viñetas recordamos a este o aquel personaje, su actitud y sus motivaciones. Quizá llame la atención (aunque no debería) lo poco normativos que son los personajes en este comic, mostrando mujeres gruesas, delgadas, con distintos tonos de piel y diferentes alturas. La variedad étnica se integra a la perfección en la historia y no resalta como diciendo “eh, mírame, soy multicultural”, sino que lo tomamos como “lo normal” (si me permitís la expresión), creando un mundo rico, variado y palpable.


A estas alturas ya me he leído el segundo volumen, y confirmo que la historia se pone todavía más interesante. Subtramas, giros de guion y muchísimo misterio, violencia y criaturas aterradoras pueblan cada página del comic. Personalmente, lo considero una de las mejores lecturas comiqueras de 2017. Y no han sido pocas.

domingo, 8 de octubre de 2017

Noticias relevantes - Semana del 2 al 8 de octubre

Novedades

La guerra de Caliban de James S.A. Corey. (Nova). Traducción de David Tejera.


Detrás de sus ojos de Sarah Pinborough. (Runas). Traducción de Pilar Ramirez Tello.

The Peripheral de William Gibson. (Roca). Traducción de Efrén del Valle.

Vienen cuando hace frío de Carlos Sisí (Insólita Editorial).

Las tres muertes de Fermín Salvochea de Jesús Cañadas (Roca Editorial).




Oceans, antología editada por Jessica West.


Best American Science Fiction and Fantasy 2017, editada por John Joseph Adams y Charles Yu. (Houghton Mifflin)


Her Body and Other Parties, de Carmen María Machado

Machine Learning, antología de realtos de Hugh Howey.

Revista Lightspeed 89




Noticias

Kazuo Ishiguro gana el Premio Nobel de Literatura de 2017. Autor de Nunca me abandones o El gigante enterrado (ciencia ficción y fantasía respectivamente).


Runas publicará The Ballad of Black Tom de Victor Lavalle.




Revelada la cubierta de Witchmark, de C.L. Polk. (Tor.com) A la venta el 16 de junio de 2018.



Revelada la cubierta de The Robots of Gotham, novela debut de Todd McAulty.



Revelada la cubierta de Memory's Blade, de Spencer Ellsworth. Tercer volumen de la serie de novelas cortas Starfire. A la venta el 27 de febrero de 2018 en Tor.com.



Revelada la cubierta de Void Black Shadow, de Corey J. White. Segundo volumen de la serie de novelas cortas Voidwitch. A la venta el 27 de marzo de 2018 en Tor.com.



Revelada la cubierta de Gods, Monsters and the Lucky Peach de Kelly Robson. A la venta el 13 de marzo de 2018.



Revelada la cubierta de Wrath of Empire de Brian McClellan. A la venta el 6 de marzo de 2018.




Artículos interesantes

Entrevista a Kazuo Ishiguro en Lightspeed Magazine

Relatos gratuitos

Dark Warm Heart, de Rich Larson.


lunes, 2 de octubre de 2017

Noticias relevantes - semana del 25 de septiembre al 1 de octubre de 2017

Novedades

Esta semana se han publicado estas novedades:

Relatos sombríos, de Edit Nesbith. (Biblioteca de Carfax). Traducción de Gonzalo Gómez Romero.

El diario de la dama Izumi, de Izumi Shikibu (Satori)

La cosecha estelar, de Pau Varela




The Red Threads of Fortune, de Jy Yang (Tor.com Publishing).

The Black Tides of Heaven, de Jy Yang. (Tor.com Publishing).

Horizon by Fran Wilde (Tor Books)

Sleeping Beauties, de Owen King y Stephen King (Scribner)




Noticias

Surge el Multiverse Book Club

La  Nave Invisible estrena podcast.

Ya podemos admirar la cubierta de la nueva novela de Tim Pratt, The Wrong Stars. La publicará Angry Robot el 7 de noviembre. La cubierta es de Paul Scott Canavan.



Se ha anunciado una nueva novela corta de Tor.com para el 6 de marzo de 2018. The Warrior Within, de Angus McIntyre. En este enlace podéis leer un fragmento gratuito.



En 2018 se publicará Stone Mad, de Elizabeth Bear. Esta novela es una secuela a Karen Memory, interesantísima novela autoconclusiva sobre un futuro repleto de cíborgs con un contexto más o menos western.



Artículos interesantes 

7 Hidden Cameos in Sci-Fi & Fantasy Books

Relatos gratuitos